FYI.

This story is over 5 years old.

Tecnologia

Tu robot inteligente llegará en cinco años, pero ten cuidado porque podría matarte

Un revelador informe sostiene que, en un futuro muy cercano, viviremos en hogares conectados, tendremos vehículos autónomos y robots más inteligentes que nosotros que podrían ser pirateados para matarnos.
1.8.16
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este artículo fue publicado por primera vez en Motherboard.

Un nuevo informe auspiciado por el departamento del Interior de Estados Unidos ha vaticinado que en 10 años empezaremos a convivir con robots independientes, con autómatas provistos de inteligencia artificial, algo que implicaría un pequeño contratiempo.

El caso es que la nueva generación de robots inteligentes será pirateable, y lo será hasta el punto que podrían llegar ser programados para asesinar a su dueño.

Publicidad

El estudio, publicado en abril, trata de calibrar qué tendencias tecnológicas emergentes acabarán convirtiéndose en masivas; al tiempo que advierte de los peligros en ciberseguridad que las mismas podrían entrañar.

Las buenas noticias son que en un futuro no muy lejano asistiremos a una serie de cambios fulminantes y revolucionarios que podrían cambiar dramáticamente el curso de nuestras vidas. Las malas noticias son que una serie de tecnologías llamadas a "convertirse en exitosas y transformadoras" a lo largo de la próxima década serán extremadamente vulnerables a todo suerte de intromisiones imaginables.

[¿Humanos contra robots asesinos?. Leer más aquí.](¿Humanos contra robots asesinos?)

El informe, titulado Análisis de riesgos de los dominios de las tecnologías emergentes ha sido elaborado por el Instituto de Ingeniería Software de la Universidad Carnegie Mellon, una institución federal financiada por el Pentágono. El informe se presentó a finales de 2015, pero su publicación no fue autorizada hasta hace solo tres meses.

Entre las tecnologías que, de acuerdo con las previsiones del estudio, "crecerán muchísimo" figura la realidad aumentada, los dispositivos médicos inteligentes, los hogares conectados, los drones comerciales y muchos dispositivos relacionados con los automóviles: los vehículos autónomos, los automóviles conectados a la web y los automóviles que se comunican entre ellos.

Tu asesino en potencia: el robot inteligente

Publicidad

Uno de los avances más excitantes se producirá en el campo de los robots provistos de inteligencia artificial. "Los robots inteligentes o las máquinas autónomas son independientes, se autocorrigen y disponen de la facultad de aprender cosas", señala el informe.

La revolución de los robots inteligentes llegaría en 2021 y automatizaría toda clase de cosas, "como la recuperación y el almacenamiento de los objetos de una casa", la mezcla y la preparación de fármacos, el transporte de productos en el interior de un hospital y hasta su desplazamiento entre almacenes u otras instalaciones.

Además de reemplazar a los trabajos humanos, el principal problema de los robots inteligentes es que corren el riesgo de ser pirateados y, por consiguiente, de convertirse en asesinos.

El informe asegura que los robots podrán ser hackeados "interceptando la señal de los servidores", o incluso "a través del mismo robot".

'… los riesgos sobre los posibles daños y perjuicios potenciales sobre las personas es muy elevado, y los posibles riesgos y puntos débiles del sistema siguen sin ser bien comprendidos'.

"Un robot comprometido podría causar la destrucción de la propiedad, la muerte o incluso lesiones de toda índole en las personas que trabajen a su alrededor", concluye el informe.

Y si bien existirá un margen para limitar los riesgos gracias a un mejor hardware y a una programación segura, lo cierto es que la "ausencia de información concreta sobre cómo hacerlo" significa que la posibilidad de que exista un daño físico o económico no puede descartarse".

Publicidad

Otras muchas y prometedoras tecnologías tienen el mismo problema: son brillantes, pero peligrosas.

Tu dispositivo de realidad aumentada podría ser pirateado y mentirte

La realidad aumentada — que emplea imágenes a tiempo real y otros instrumentos para potenciar o alterar tu percepción de la realidad —( como sucede con Google Glass y con Pokémon Go) está creciendo rápidamente para su uso "militar, médico y en relación al desarrollo de sus aplicaciones en infraestructura militar".

En los próximos cinco años, los mercados de las tecnologías de realidad virtual y aumentada "podrían multiplicarse en 150 mil millones de dólares", según concluye el informe. Y se estima que la realidad aumentada sea responsable del 80 por ciento de esos ingresos.

Iván el 'terminator', el nuevo soldado robot de Rusia. Leer más aquí.

En esta disciplina no existe ningún riesgo directo, claro que un uso negligente de la realidad aumentada, como sería un uso inadecuado de sus sistemas de navegación podría convertirse "potencialmente en un acontecimiento de alto riesgo".

El informe menciona cómo en 2013 los investigadores consiguieron piratear Google Glass gracias al empleo perverso de los códigos QR. Cuando Google Glass fotografió los códigos, el dispositivo de visualización fue forzado a conectarse a una red de wifi controlada por los piratas.

Tu hogar conectado podría ser igualmente hackeado, y liarla a lo bestia

Publicidad

Los hogares "plenamente conectados" — una tecnología apuntalada sobre el incremento de la automatización centralizada de los dispositivos del hogar (desde la nevera a las bombillas), a través de la red de WI-FI y de las computadoras — ya han llegado, pese a que todavía no han alcanzado el consumo de masas.

Pese a todo, será cuestión de entre 5 y 10 años. Entonces, su uso sí será masivo, predicen los investigadores. El informe estima que de cara al año 2019 existirán 1,8 mil millones de hogares conectados; es decir, una tercera parte de la población.

Afortunadamente, el informe no se muestra especialmente preocupado por los riesgos en ciberseguridad y sus consecuencias, aunque que señala lo evidente: los hogares conectados serán inherentemente vulnerables a los ataques debido a que dependerán todos de un mismo y único aparato: el router".

El robot de Microsoft vuelve a pifiarla: dice en Twitter que fuma hierba delante de policías. Leer más aquí.

Y, a su vez, los diversos dispositivos conectados también presentarán puntos débiles.

El informe apunta a que los sistemas de automatización de los hogares, que ya se pueden conseguir en el mercado, ya han demostrado sus debilidades. Los dispositivos "para abrir las puertas de los garajes, las plataformas de sensores inteligentes y los asistentes virtuales activados y controlados a través la voz",por ejemplo, han registrado fallos en su funcionamiento.

Publicidad

En este contexto, el caos que podría desencadenarse si alguien decidiera piratear el asistente virtual de tu hogar. Porque entonces, el pirata en cuestión podría ponerse a abrir y cerrar la puerta del garaje arbitrariamente o orquestrar un concierto de bombillas.

Las impresoras 3D no serán adoptadas como productos del hogar

Se estima que para el año 2019 ya existirán 5,6 millones de impresoras en 3D en funcionamiento, según ha concluido el documento —un incremento descomunal a tenor de las solo 244.533.00 que operan a día de hoy.

Pero a pesar "de su potencial para alterar los procesos de manufacturación", las impresoras en 3D no "serán ampliamente adoptadas como productos del hogar en un futuro próximo".

Por suerte, apenas hay un puñado de riesgos asociados al hackeo de las impresoras 3D.

El dispositivo inteligente de tu hospital podría ser pirateado y provocarte una sobredosis

Tal podría sería el arranque memorable de un asesinato de cine en una película de ciencia ficción ambientada en el año 2236 — excepto por la pequeña salvedad de que los dispositivos inteligentes de hospitales ya se encuentran en funcionamiento a día de hoy en muchos sanatorios y clínicas de todo el planeta.

Los dispositivos médicos inteligentes están asociados al cuerpo humano y, a menudo, están conectados a la red para mejorar la eficacia del tratamiento de los pacientes, tanto de aquellos que están ingresados en el hospital, como de los que están convalecientes en sus casas.

Publicidad

Este es un sector que "tiene muchas posibilidades de convertirse en un auténtico éxito", y cada vez son más las instalaciones que están incorporando tales dispositivos a su día a día, señala el informe. Con todo, cuanto más dispositivos se encuentren conectados a la red, "la información de los pacientes será cada vez más y más vulnerable".

La policía de la India adquiere drones que permiten rociar a manifestantes con gas pimienta. Leer más aquí.

Claro que eso no es todo, "lo que resulta todavía más preocupante es el riesgo de que un dispositivo que opera a control remoto y que esté directamente conectado al paciente sea interceptado. Cualquier atacante podría, teóricamente, incrementar o disminuir las dosis, o enviar señales eléctricas a un paciente; e, incluso, desconectarle de los dispositivos que le regulan las constantes vitales".

Hasta la fecha no ha habido ninguna tentativa real de piratear tales sistemas, pero no se puede descartar que ocurra cuando los dispositivos empiecen a comercializarse de una manera más generalizada.

Tu increíble automóvil autónomo llegará, pero será un quebradero de cabeza

Antes de sobreexcitarte deberías saber que el informe ha concluido que los vehículos autónomos son un mayúsculo quebradero de cabeza para la seguridad, y todavía ignoramos cuando pasaran de ser vehículos de laboratorio a colonizar las autopistas.

Es posible que el automóvil conectado sea el que plantee los mayores problemas de seguridad de todos. Cada vez cuentan con más conexiones, cada vez se registran más avances, mientras que las lagunas en ciberseguridad no dejan de multiplicarse.

Publicidad

"El nivel 2 de automatización o la llamada "función de automatización combinada" son dos funciones de control esenciales que se automatizan simultáneamente y "de las que nos separan entre 5 y 10 años", asegura el estudio.

El nivel 3 — la automatización del autopilotaje limitado— ya ha sido incorporado a un vehículo comercializado, el modelo S de la marca Tesla, apunta el informe, y se esperan que para 2017 se completen otros niveles de autonomía.

Sin embargo, el mayor mercado para los vehículos autónomos no está en la circulación vial. Su auténtico mercado está "en los sistemas robóticos móviles", que son vehículos que pueden ser usados en minas o en cadenas de producción.

Sin embargo, los riesgos para la seguridad siguen siendo elevadísimos. Por un lado, los autores del informe están entusiasmados con sus potencialidades "y masivos beneficios para la seguridad, con la transformación del estilo de vida y con la más que probable adopción de los vehículos sin conductor" — "puesto que se convertirán en una tecnología increíblemente importante".

Autoridades investigan un vídeo en el que un dron equipado con una pistola dispara. Leer más aquí.

Sin embargo, "el potencial de que provoquen daños o lesiones en el ser humano es muy alto, y sus posibles riesgos y puntos débiles no han sido bien comprendidos todavía".

A día de hoy, incluso los automóviles que incorporan los más básicos niveles de autonomía podrían verse fácilmente cuestionados. Así que basta con imaginarse lo que los piratas podrían hacer si interceptaran vehículos sin conductor, y si se hicieran con las riendas de automóviles que se comunican entre ellos y que comparten información, para tener una imagen aproximada del tipo de desastres a los que nos podríamos exponer.

Publicidad

El informe se refiere a algunos ejemplos en que los atacantes han interceptado de manera remota "el salpicadero del automóvil y sus controles"; a otros en los que han distorsionado las funciones básicas de pilotaje provocando que el vehículo "frene o gire"; y hasta a situaciones en las que han tomado el control absoluto del automóvil en cuestión.

El abismal escenario de posibles intervenciones desconocidas es el mayor obstáculo para que los vehículos autónomos sean adoptados a escala masiva.

Bienvenidos al inteligente y estúpido futuro

El veredicto es inevitable. Para bien o para mal estamos a las puertas de una absoluta revolución tecnológica que cambiará de manera definitiva nuestra manera de vivir: desde nuestros hogares hasta nuestros autos y nuestros hospitales; la revolución transformará, incluso, la manera en que vemos el mundo.

Aún así, todos esos cambios se cobrarán un peaje, y el peaje más evidente lo pagarán las puertas de nuestros garajes, nuestras bombillas, y por supuesto, nuestras vidas.

De manera que cuando tu pequeño robot inteligente de asistencia llame a tu puerta, más vale que te cubras las espaldas (y que actualices tu firmware).

En última instancia, uno se puede jactar de que una vez llegue el momento y nuestros nuevos gobernantes supremos robotizados se hagan con el control del mundo; nosotros seguiremos teniendo la posibilidad de enfrentarnos a ellos: pirateándolos, claro está.

Sigue a Nafeez en Twitter: @nafeezahmed

Sigue a VICE News En Español en Twitter : @VICENewsEs