Derechos Humanos

Los jóvenes son el grupo más vulnerable de las detenciones arbitrarias en México

Un nuevo informe de Amnistía Internacional explica a través de seis casos cómo y por qué ocurren este tipo de arrestos en el país. Para ello, entrevistó a 25 operadores de la justicia en juzgados, tribunales, procuradurías y cuerpos de la policía.
Imagen vía Nacho Ruiz/Cuartoscuro.com
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El único crimen de José Humberto Márquez fue parecer sospechoso, y tan sólo eso le costó la vida. El 21 de marzo de 2010, este joven de 25 años fue arrestado por policías del municipio de Santa Catarina, Nuevo León, al noreste de México. Junto con él fue arrestada otra persona bajo el argumento de que poseían drogas.

Los agentes trasladaron a los detenidos a instalaciones municipales, pero posteriormente decidieron llevarlos a una agencia del Ministerio Público de la Federación. Los subieron al vehículo el cual fue atacado por personas desconocidasmientras viajaba. Varios funcionarios públicos murieron. El otro detenido resultó herido, pero José Humberto salió ileso.

Publicidad

¿Qué no funciona del sistema que protege la vida de los periodistas mexicanos? Lee más aquí.

Al lugar de los hechos llegó la Secretaría de Marina para trasladar a los heridos en helicóptero. Una vez que aterrizó en el Hospital Universitario en Monterrey, bajaron los funcionarios y la otra persona detenida. Sin embargo, no lo salió José Humberto, y Amnistía Internacional recabó evidencias, incluyendo videos y testimonios, de que sí subió al helicóptero.

Un día después, el cuerpo de Márquez fue hallado con bolsas de plástico, con señales de tortura en un terreno baldío del municipio de San Nicolás de los Garza, también en el Nuevo León.

El equipo independiente que investigó el caso Ayotzinapa, también fue espiado: NYT. Lee más aquí.

En su momento, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) concluyó que funcionarios fueron responsables de la detención, desaparición forzada y ejecución de Humberto. Hasta la fecha, aunque se ha investigado, el caso todavía no se ha presentado ante ningún juez.

Este y otros cinco casos son detallados en el nuevo informe de Amnistía Internacional, 'Falsas Sospechas. Detenciones arbitrarias por la policía en México'.

En 24 países defender ríos y tierras cuesta la vida: 2016 un año muy letal. Leer más aquí.

"En México las debilidades del sistema de justicia, leyes deficientes, la casi absoluta impunidad y la mala preparación de la policía son una mezcla peligrosa que hace que los arrestos y las detenciones arbitrarias sean una realidad cotidiana", concluye el reporte.

Publicidad

Y los jóvenes son principalmente los más violentados. De acuerdo con la organización, en 2015 los hombres jóvenes (de 18 a 29 años) fueron el grupo que más fue sujeto a proceso penal a nivel estatal con el 26,47 por ciento del total de personas procesadas, en comparación con 17,34 por ciento de hombres de 30 a 39 años.

La colusión entre autoridades mexicanas y criminales es un serio problema: EE.UU. Lee más aquí.

Las fuentes de este informe son 25 personas entrevistadas que se desempeñaron o se desempeñan como operadores de la justicia en juzgados, tribunales, procuradurías y cuerpos de la policía.

Las razones por las cuales existen las detenciones arbitrarias en este país, se deben según el análisis de Amnistía a tres principales razones: extorsión a los retenidos —es decir que paguen dinero a las autoridades que realizan las detenciones para liberarlos— , pagos de terceras personas para apresar a alguien, y no tener que investigar auténticamente los delitos.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs