veganismo

Hablamos con veganos que creen que comer carne es peor que ser racista

"Comer carne es una forma más de discriminación, de elevar a unos seres por encima de otros".
3.11.17
Imagen modificada vía Wikimedia Commons/Pixabay

Hace un par de meses escribí un artículo sobre parejas compuestas por un omnívoro y un vegano y pude leer en los comentarios del post una serie de opiniones que equiparaban el racismo o la xenofobia a la ingesta de carne. Investigué un poco más en otros grupos y foros, hablé con amigos veganos y pude observar que es algo más habitual de lo que pensaba:

"(El veganismo) es una manera de pensar, es algo mucho más que lo que comes o dejas de comer. No podría estar con una persona que asesina y explota a los animales del mismo modo que no podría estar con una persona racista, machista, xenófoba, etc."

Dejando a un lado el estigma y la sorpresa que puede hacerte sentir este tipo de afirmaciones al leerlas por primera vez si eres omnívoro, se esconde un discurso argumentado y con fundamentos.

Antes de continuar, hay que recordar la diferencia entre racismo y xenofobia. Mientras que el racismo es el pensamiento o la creencia de que una raza es superior a otras, la xenofobia desprecia, odia o teme a los extranjeros. Es bastante común que se utilicen como sinónimos, pero sus significados son bien distintos, aunque un racista suele ser xenófobo y viceversa. Una vez aclarado esto, vayamos por faena.

"El problema es que las leyes que hay a día de hoy en relación al uso y abuso de animales tan solo contemplan su bienestar y no sus derechos". Foto vía Carla

Carla Tomillo, estudiante de máster, cree que el especismo, término acuñado en el año 1989 por el psicólogo Richard D. Ryder y que define como "una discriminación moral basada en la diferencia de especie animal", es una forma más de discriminación.

"Se eleva a unos seres por encima de otros y se usa esa distinción de superioridad para maltratar, aprovecharse o castigar de alguna forma a los que están, bajo esa ideología, en un rango inferior. En el racismo y la xenofobia son otros individuos (de otras procedencias étnicas o geográficas), mientras que en el especismo son otros seres vivos sintientes (que también sienten dolor, como nosotros, los humanos)".

Los animales tienen capacidades extraordinarias, que no debemos discriminar por el hecho de que sean diferentes a las nuestras — Àngela Mora

Entonces, para llegar a comprenderlo, la principal diferencia entre un omnívoro —o especista— y un vegano es la equiparación entre especies. Àngela Mora, estudiante de Publicidad que ha experimentado un cambio de conciencia desde que decidiera ser vegana hace dos años, me expone un buen ejemplo extraído del best seller del historiador Y.N. Harari, Homo Deus.

"En Alemania, un caballo se hizo famoso por saber resolver problemas matemáticos sencillos; daba golpes con sus patas en el suelo hasta llegar al número acertado. Pero resultó que al animal en realidad no se le daban bien las matemáticas, sino percibir las emociones de las personas de su alrededor. Sabía cuál era el resultado correcto porque captaba la tensión en el momento que se acercaba el resultado correcto. Con esto quiero decir que los animales tienen capacidades extraordinarias, que no debemos discriminar por el hecho de que sean diferentes a las nuestras, igual que no discriminamos a alguien por tener otro color de piel o por ser de otro país".

"El ser humano es cada vez más egoísta, piensa solo en su propio bienestar sin tener en cuenta los derechos de otros seres vivos". Foto vía Àngela

Tiene bastante sentido, aunque no nos han educado con este tipo de valores hacia el mundo animal. No creo que me pase solo a mí, pero no puedo pensar que una vaca, un gato o un insecto estén en el mismo nivel que el ser humano. Me cuesta, no tengo esa empatía. "Desde pequeños se nos distancia mucho de los animales", expone Àngela. "Si queremos ver un elefante, por ejemplo, será en un zoo, donde vivirá entre rejas. De este modo los niños perciben a los animales como decoración, como algo inferior a nosotros que podemos sacar de su hábitat para tenerlos a nuestra disposición. En mi opinión, debemos enseñar que maltratar a un animal no es ético, y eso incluye matarlo para comérnoslo".

Para comenzar a ver a los animales como algo más que nuestra servidumbre, ella me recomienda el documental Cowspiracy: The Sustainability Secret, donde se habla del gran impacto que tiene la industria cárnica en nuestro planeta, y que se ha convertido en una de las bazas de los veganos y vegetarianos para luchar por la causa.

"Igual que un racista antepone su raza a las demás, un especista no le da valor a la vida de un animal y antepone la del humano a la de estos" — Any Cappel

La visión de Any Cappel, vigilante de seguridad y vegano desde hace varios años, sobre el consumo de carne, va más allá. Para él ser especista es peor que el racismo porque si comes carne matas a quien discriminas, directa o indirectamente.

"Igual que un racista antepone su raza a las demás, un especista no le da valor a la vida de un animal y antepone la del humano a la de estos. Si como carne, mato animales impunemente a diario para comer, para que experimenten, para tener esos zapatos o la tapicería del coche. Un racista, igual que quien come carne, no atribuye valor a la vida de personas de otra raza o especie".

"El veganismo es entender que los animales son seres vivos con sus sentimientos y su forma de ser". Foto vía Any

¿Qué harías para cambiarlo?, le pregunto a Any. Está convencido que se tiene que concienciar desde la infancia: "La educación pasaría a ser un lugar donde no se normaliza la violencia, donde no te enseñan nada acerca de dónde sale tu querida leche o tu trocito de cadáver en forma de filete. Te educarían sabiendo que hasta las hormigas o las moscas tienen una función en este mundo, aunque no seamos capaces de comprenderlo. Todos los animales sienten, aman a sus crías y a sus parejas, huyen del dolor y solo quieren vivir tranquilos".

"El veganismo es la forma más rápida para proyectar en el mundo lo que quiero ver" — Diego Lemes

Para el cocinero vegano Diego Lemes, el veganismo es "la forma más rápida para proyectar en el mundo lo que quiero ver: un planeta donde la compasión (entendida como la empatía por el sufrimiento de los demás) y la armonía con el entorno gobiernen en las personas más allá de una especie determinada". Si quieres inmiscuirte un poco más para entender mejor por qué equiparan el racismo con la ingesta de carne, Diego me recomienda el documental Earthlings, donde se explica por qué podemos querer a nuestra mascota, mientras permitimos el abuso y la crueldad animal sin darnos cuenta con nuestras acciones cotidianas.

Si una de las grandes moralejas del siglo XX en occidente fue luchar por la no discriminación a otras personas por su raza, no suena descabellado que en el siglo XXI podamos llevar en paralelo ese respeto y empatía a todas las demás especies. Una vez más, el tiempo y la cantidad de errores nos lo dirán.