Charlamos con los responsables de traer a Grandmaster Flash a México

Charlamos con los responsables de traer a Grandmaster Flash a México

El padre fundador de las técnicas del DJ de hip hop visita CDMX esta semana. Nos acercamos a Phono para conocer su plataforma de rap real.

Grandmaster Flash, uno de los padres fundadores del hip hop, vendrá a México a tocar por primera vez este sábado 28 de octubre. Su arribo se da en un contexto relevante: El rap en Ciudad de México vive un florecimiento desde hace cinco años, gracias al nacimiento y diversificación de sellos, artistas, presencia en grandes festivales, nuevos foros y medios al tanto de lo que se cuece en las calderas del género.

Publicidad

Grandmaster Flash en CDMX es una consecuencia directa de que festivales como Bahidorá, Ceremonia, Hellow, Marvin y Anagrama, entre otros, hayan incorporado a sus carteles a figuras del rap como De La Soul, Snoop Dogg, Nas, Pusha T, Tyler, The Creator, A$AP Ferg, Action Bronson, Kendrick Lamar, Danny Brown, Mac Miller, Run The Jewels e incluso a Dâm-Funk, Mayer Hawthorne, Kali Uchis y Anderson .Paak.

Desde otra perspectiva, todo lo anterior no figuraría en la historia de la música contemporánea si Grandmaster Flash no hubiera tenido a bien obsesionarse por los circuitos cerrados de los electrodomésticos en su casa, lo que lo llevó a convertirse en el creador de las técnicas de los DJs de hip hop y uno de los arquitectos de esta cultura en el Bronx de los años setenta, donde inició el circuito subterráneo de fiestas que terminaría por dar voz a generaciones enteras alrededor del mundo.

En la mitología del hip hop se habla de tres "padres" fundadores: Kool Herc, Afrika Bambaataa y Grandmaster Flash. Los tres DJs, porque el hip hop se desarrolló en un circuito de fiestas mucho más cercanas a la cultura del sonidero actual. Éstas respondían a una imperiosa necesidad: miles de jóvenes negros y latinos del Bronx, relegados por su sociedad, querían diversión, su propio desmadre.

Si Herc hizo la primera fiesta hip hop en 1973 y Bambaataa dotó de ideología al movimiento al agrupar la cultura en sus cuatro disciplinas artísticas fundacionales: Breaking, Grafiti, DJing y MCing, Flash llevó la técnica de mezclar la música en dos tornamesas a un nivel científico: perfeccionó la extracción del break en una canción y su repetición con un cambio perfecto de un plato a otro. Básicamente, Flash convirtió la mezcladora en un instrumento musical, expandió sus alcances y pulió artesanalmente el oficio del DJ.

Publicidad

Flash viene a México traído por Phono Música, una plataforma de reciente creación, fundada por la agencia Distrito Global y presentada en sociedad en mayo de este año con un concierto de DJ Premier e Hispana en Foro Normandie. En sus palabras, Phono es "un proyecto que busca impulsar al hip hop y todos los componentes alrededor que lo enriquecen, así como darle mayor contundencia al género en Latinoamérica de una forma constante y sostenible".

Phono es liderada por Bad Panda y Mario Romero. Paul Ginsburg es el nombre de pila de Bad Panda, DJ chilango, melómano y amante del vinilo, con varios años mezclando en fiestas y conciertos. Hablé un rato con él para diseccionar lo que está pasando con Phono y la histórica visita de Flash al Foro Normandie el próximo 28 de octubre.

Bad Panda

Noisey: ¿Cómo llegaste al rap, a la cultura hip hop? ¿Cuál fue el momento definitivo en el que te decidiste involucrar y, sobre todo, dedicarte al DJing?
Bad Panda: En la prepa era el güey raro que pedía permiso al director para poner música en el recreo. Desde muy chico me daba una satisfacción particular hacer que la gente reaccionara ante ciertos sonidos. A medida que fui creciendo, ese interés se tradujo en poner música en fiestas de mis compas. Y cuando me di cuenta que esa música podía ser manipulada, compré mis primeras tornamesas para aprender a pinchar formalmente. Desde ese momento mi lugar más cómodo en una fiesta es poniendo la música detrás de unas tornas.

Publicidad

Una vez que egresé de la universidad incursioné en el ramo de los restaurantes durante cinco años, pero luego decidí que quería dedicarme de lleno a lo que más me hacía sentir vivo: la música. En el desarrollo de mi gusto musical, el rap ha sido una constante. Nací en los ochenta y me tocó vivir de cerca la época noventera del hip hop, que sigue siendo mi favorita. En años recientes tuve un nuevo romance con el género, al grado de que mis sets se enfocan solo en hip hop, funk y soul. Mi obsesión por coleccionar vinilos es cada vez más grande y eso ha alimentado el fuego de una manera tremenda.

Te ha tocado de cerca este fenómeno en el que los festivales involucran cada vez más a artistas de rap, ¿no?, ¿cómo ha sido el proceso?
Sí, definitivamente hay un incremento en esa oferta, pero creo que apenas se están metiendo los pies en el agua. Y hay que aplaudirlo. En general, siento los ritmos urbanos han ganado mucho terreno en años recientes. Hace cuatro años no veías a un Snoop Dogg o Nas en Ceremonia, o a De La Soul y Mac Miller en Bahidorá. Sorprendentemente, estos actos se han llevado menciones honoríficas en sus line ups, en gran parte por su factor de asombro. Por otro lado, sorprende mucho que, por ejemplo, en un festival de la magnitud del Corona Capital aún no se rifen a tener uno o varios headliners de hip hop.

Creo que los organizadores independientes se han ido dando cuenta que el hip hop ya no carga con los estigmas con los que contaba y se han quitado el miedo para bookear en ese sentido. Esperemos que la oferta siga creciendo conforme avancen las ediciones de estos festivales, o bien en las propuestas nuevas, como el Hellow en Monterrey, que este año trajo a Kendrick Lamar.

Publicidad

¿Cómo surge Phono Música? ¿Cuáles son sus objetivos y área de acción?
Por un lado, quizá Phono surgió de una frustración; de observar, precisamente, que la oferta de grandes shows de rap, nacionales o internacionales, se concentraba en los festivales. Es decir, no había una presencia continua. Por otro lado, notábamos que la falta de calidad, en cuanto a la producción, era un común denominador en los eventos del género. Estar involucrado en la cultura te da una perspectiva directa, así que quisimos aportar en vez de solo quejarnos.

Toqué estos tópicos en algunas pláticas con mis socios y amigos, Mario Romero e Iñigo Villamil, de Distrito Global. Y decidimos rifarnos a crear Phono. Una intención fuerte es cultivar, apoyar los talentos nacionales y latinoamericanos, que son muchísimos y de una gran calidad; contribuir a su desarrollo y amplificación.

Con Grandmaster Flash se han anotado un booking tremendo. Lo digo por lo que representa y porque ningún artista de su generación hiphoppera había tocado acá, ¿no?, ¿cómo fue el bisne?
Llevamos todo el año tratando de cerrar la fecha y por fin se concretó la oferta para aterrizarlo. Flash nos comentó que había habido otras propuestas, que por una u otra razón no se cristalizaron. Así que tenemos el honor y la enorme satisfacción de presentar a esta leyenda por primera vez en el país. Ya nos hacía falta tener a uno de los padres fundadores del género acá. Más tomando en cuenta la cercanía geográfica con Estados Unidos, el epicentro de la cultura, y que México es un exponente fuerte del género a nivel mundial, sin duda.

Publicidad

Bad Panda

¿Cuál consideras que han sido las aportaciones de Grandmaster? Se habla de su perfeccionamiento del scratch, del backspin, de su clavadez en el break, sobre los platos; de su trabajo con los Furious Five.
Creo que en este caso el ser pionero es algo por lo que Flash siempre va a ser reconocido. Es un hecho que su creatividad en las tornamesas revolucionó la manera en la que se percibía la manipulación de los breaks; pero él mismo lo ha dicho: nunca ha tratado de colgarse la medalla del "mejor". Incluso le ha dado muchísimo crédito a DJ´s como Premier, Qbert y Craze, y ha reconocido que muchos otros han llevado el tornamesismo a otro nivel.

Ahora bien, no hay que olvidar que Flash fue uno de los primeros que incorporó las temáticas sociales al hip hop. Hablo de "The Message", tema clásico indiscutible que hizo con los Furious Five y que marcó un parteaguas en el sentido de cómo el movimiento podía generar consciencia con la lírica de un track. En su momento cambió por completo la perspectiva del género y su potencial.

Más allá de Flash, ¿cuál es la relevancia y lugar que ha tenido el DJ dentro del género; o incluso fuera de éste?
Es relativo, depende de la perspectiva. Como yo lo veo, el DJ es esa persona especial que relata la historia de la noche, de la fiesta y, hasta cierto punto, dicta los ánimos de ésta. Siendo un poco hater, creo que la importancia de esa figura se ha ido perdiendo. La apertura de la tecnología y la comunicación ha permitido que la cultura del DJ sea un fenómeno mundial, pero, a la vez, ha propiciado un menosprecio por el esfuerzo y la entrega que requieren unas tornamesas.

Publicidad

La importancia del DJ en el hip hop es muy clara: son el principio de la cultura y sin ellos, por ejemplo, no existiría los MC´s. Este hecho lo dice todo.

Se habla del rap, del hip hop, como el género protagonista de las recientes generaciones y de la industria musical a nivel mundial, ¿cómo ves esta situación?, ¿hay grises en la escala que no se toman en cuenta?
Si hablamos de Estados Unidos sí, es claro que el rap se ha apoderado de la cultura y de la industria. En México, como en una gran parte de los movimientos musicales a nivel mundial, los ritmos urbanos tardan más en llegar. Apenas están dándole fuerte. Lo vemos más claro con el reguetón, que se ha metido al mundo entero y actualmente es uno de los géneros con mayor relevancia, como el hip hop, no solo en lo musical, sino en la moda, el arte, etcétera. La industria ha sabido monetizar el interés palpable por estos géneros y esto ha tenido sus incidencias en la percepción de la música "popular".

En Estados Unidos el hip hop es cultura mainstream; sin embargo, no es el caso de México, aún no. Más que grises que no se toman en cuenta en el paisaje, hay muchos matices que dependen de cada país y sus circunstancias. Me da la impresión de que en México el hip hop aún mantiene cierto nivel de autenticidad que no ha sido afectado por intereses ajenos a los de sus principales exponentes, quienes lo viven y lo respiran. Esto para bien y para mal.

Publicidad

En ese tono, ¿cuáles crees que son los principales retos y obstáculos de la producción del hip hop en el país?
Creo que el sentido de fraternidad y apoyo mutuo es algo que podría beneficiar de sobremanera. Hay un interés creciente por generar alianzas colaborativas, en colectivos, grupos, etcétera, pero creo que aún podemos unir muchas más fuerzas. En México el hip hop ha servido como un medio de expresión importante para relatar los sucesos de la cotidianidad, la fiesta, el desconcierto social y la inconformidad. Y se ha quitado estigmas que hasta cierto punto lo reducían a un núcleo social delimitado, fuera de un enfoque "de negocios".

¿Qué es lo mejor que te ha dado esta cultura?
Lo que mas le agradezco es haberme dado un sentido de cometido y pertenencia; haberme otorgado un camino claro de lo que quería hacer con mi vida y generar ingresos a partir de ello. Si uno puede vivir de lo que ama, es un regalo invaluable del cual siempre debes estar eternamente agradecido.

¿Qué viene para Phono?
En noviembre-diciembre presentaremos un proyecto que nos ilusiona mucho. En 2018 vienen propuestas muy interesantes, con bookings del mismo calibre de los eventos que hemos hecho, así como incidencias adicionales con la presencia de Phono en otros espacios y plataformas. No quiero soltar la sopa para no arruinar sorpresas, pero el año que viene nos emociona muchísimo en términos de lo que queremos aportar para amplificar la oferta de contenido en el país.

***

Puedes seguir a Phono en Facebook. El evento de Grandmaster Flash ya está sold out, pero acá está en Facebook por si ya tienes boletos o por si eres masoquista.