VICE News

Duterte se reunirá con Trump, y si se mete con él, le pedirá ocuparse de sus asuntos

Como parte de su gira por Asia, el presidente estadounidense se verá cara a cara con el polémico mandatario filipino.
AM
traducido por Adan Michel
9.11.17
Imagen vía Mark R. Kristino/EPA

El presidente filipino Rodrigo Duterte ha recibido bastantes críticas por su sangrienta campaña contra las drogas, la cual ha dejado miles de muertos.

Sin embargo, entre quienes no han opinado al respecto está Donald Trump.

Y justo antes de que los dos presidentes se encuentren finalmente cara a cara, Duterte ha dejado en claro que Trump tiene que seguir en la misma postura.

A través de varias declaraciones a los periodistas realizadas antes de la reunión programada durante la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Vietnam, Duterte dijo que no tiene intenciones de escuchar al presidente estadounidense dar una conferencia sobre derechos humanos.

Publicidad

“Quieres hacerme una pregunta, y aquí está tu respuesta: olvídalo”, dijo Duterte a los periodistas cuando se le preguntó cómo respondería. “No es asunto tuyo. Es lo que yo hago. Cuido a mi país y lo cuidaré para que esté sano”.


Relacionado: Rusia dona 5.000 rifles Kalashnikov a Duterte.


Y tampoco es que Trump parezca muy interesado en hablar del tema.

Antes de su viaje de 12 días por Asia, un alto mando de la Casa Blanca dijo que Trump y Duterte disfrutan de una muy amistosa relación.

“Creo que hay una cálida relación allí", dijo el funcionario. "Está ansioso por su primer encuentro con el presidente Duterte”.

Ese mensaje coincide con la transcripción filtrada de una llamada entre Trump y el mandatario filipino en abril.

"Sólo quería felicitarte porque estoy enterado del increíble trabajo que haces con el problema de las drogas", dijo Trump a Duterte, según la transcripción. "Muchos países tienen ese problema; tenemos un problema, pero qué gran trabajo están haciendo, sólo quería llamar y decírtelo”.

De acuerdo con Human Rights Watch, la campaña de Duterte ha dejado al menos 7.000 muertos, la mayoría de las víctimas consumidores y vendedores ambulantes.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs