Glow le da verdadero significado a estas dos palabras juntas: lucha libre
Allison Brie como Ruth Wailder en 'Glow'. Todas las imágenes cortesía de Netflix
Netflix

Glow le da verdadero significado a estas dos palabras juntas: lucha libre

El ring de wrestling se convierte en un espacio abierto en la nueva serie original de Netflix, un revival ochentero sobre luchadoras femeninas.
23.6.17
netflix españa

Peinados crepados, leotardos ajustados, colores chillones y fulgores de neón: Glow se baña en la luz nostálgica de los años 80 para subirnos a un cuadrilátero donde se homenajea aquella época con una mezcla de sudor y purpurina.

La nueva y esperada serie de Netflix narra los primeros pasos de las luchadoras de wrestling que participaron en una liga de lucha libre y en un programa televisivo muy popular en EE. UU., que llevaba por nombre justamente G.L.O.W., las siglas de 'Gorgeous Ladies of Wrestling'.

Publicidad

El peso de esta historia recae sobre los estrechos hombros de Ruth Wilder (Alison Brie), una actriz frustrada que no encuentra su lugar en Los Ángeles en 1980, ni tampoco una manera efectiva de pagar las facturas del gas. En la primera escena de la serie, Ruth recita un gran discurso de empoderamiento contra la sumisión, en un mundo donde los malos someten a los buenos.

Resulta que lo que la actriz leía era el papel del protagonista masculino del film: el suyo simplemente era el de la secretaria que interrumpe para pasar una llamada. Esa escena ejemplifica con bastante acierto el tipo de rol habitual al que muchas actrices podían aspirar en la mayoría de producciones rancias en los años 80.

GLOW netflix allison brie series wrestling femenino lucha libre

Cuando Ruth se presenta a un casting para 'mujeres poco convencionales' en una nave apartada de la ciudad, su mundo da un giro rompedor. De la mano del director Sam Sylvia (Marc Maron), la actriz opta a formar parte de Glow, un espectáculo de lucha libre pensado para la televisión, donde todas las participantes son mujeres.

Entre las cuerdas del ring, Ruth y sus compañeras, 12 outsiders con perfiles marcadamente distintos, encuentran la manera de liberarse de los corsés de una época donde la industria del cine acostumbraba a caer en los lugares comunes del despotismo machista.

Sobre la lona, la imaginación de estas mujeres se desata y da rienda suelta a los personajes extremos que interpretarán en sus combates. Enfundadas en licra y con todo tipo de accesorios coloridos, las luchadoras de Glow se mofan de los arquetipos de su época, gracias a un vodevil de trompazos ciertamente extremo y cursi por momentos, pero con un innegable aire de parodia.

GLOW netflix allison brie series wrestling femenino lucha libre

El aire kitsch de la serie enfatiza a la perfección la decadencia de la industria del espectáculo en plena era Reagan. Por aquel entonces, pocos pensaban que las mujeres pudieran llevar algo más que laca en la cabeza, por eso las chicas tenían que ser muy guerreras para romper con los estereotipos perpetrados por tipos con hombreras.

Glow se ríe de los excesos, la banalidad y los convencionalismos de aquellos tiempos, y al tiempo demuestra un respeto impoluto por la trayectoria de aquellas heroínas que le hicieron una llave al clásico Pressing Catch de los sábados por la mañana, para lograr un giro de género desenfadado y poderoso.

GLOW netflix allison brie series wrestling femenino lucha libre

La historia de las protagonistas de aquel viejo programa quedó bien reflejada en el documental GLOW: The Story of the Gorgeous Ladies of Wrestling, estrenado en 2012. Ahora, la nueva serie de Netflix le aplica un aire ligero a su versión de ficción, mezclando el humor, el drama y las relaciones personales con el sonido de los sintetizadores vintage.

El dramatis personae que desfiló por The Gorgeous Ladies of Wrestling a lo largo de varias temporadas emitidas entre 1986 y 1992 hizo populares a personajes tan exagerados como la terrorista Palestina, la desgañitada pareja Heavy Metal y la temible bruja Big Bad Mamma. Sus contrapartidas en Glow tampoco tienen desperdicio.

Publicidad

En este Flashdance del wrestling, Ruth acabará haciéndose con un relevante papel de villana, pero su contrapartida en la ficción no podía ser más temible para ella en la realidad: la heroína del show es Liberty Belle, una Grace Kelly puesta de esteroides a quien da vida Debbie Eagan, la mejor amiga de Ruth… hasta que (mini-spoiler) se acuesta con su marido.

GLOW netflix allison brie series wrestling femenino lucha libre

Vitoreando los golpes, agarrones, saltos y pomposas frases amenazadoras de Debbie y Ruth, y protagonizando los suyos propios, encontramos a un grupo de chicas peculiares, de diferente procedencia. En esta suerte de grupo disfuncional encontramos por ejemplo a la siniestra Sheila, que presume de tener un sentido del olfato tan agudizado como el de una loba; Melrose, cuya habilidad especial es no ser aburrida y ser capaz de salir de casa sin planes y acabar el día apareciendo en un vídeo de Van Halen; o Carmen, una gigantona que proviene de una familia de wrestlers.

Gracias al imaginario dislocado del director Sam Sylvia, un tipo en cuyo mostacho es siempre fácil encontrar trazas de coca, todas ellas acabarán personificando sobre el ring conceptos tan simplones como el terrorismo islámico, el azote soviético, el poder negro, el comunismo asiático, la inocencia fingida e incluso la supremacía blanca que pregonaba el Ku Klux Klan.

GLOW netflix allison brie series wrestling femenino lucha libre

En este ballet de trompazos sobre la Guerra Fría poco a poco los enredos sentimentales se van sumando a los moratones y las contracturas propias de los entrenamientos, hasta alcanzar más de un clímax al borde del ataque de corazón.

Al fin y al cabo, de alguna manera Glow representa esos episodios que todos atravesamos en algún momento de nuestras vidas. Porque tarde o temprano llega un día en que debemos atrevernos a subir a la segunda cuerda del ring, y saltar por encima de lo que sea a lo que nos enfrentemos, para acabar con algún miedo aplastado contra la lona.