Half-Life-Mod: Screenshot aus 1378 (km)
Screenshot 1378 (km)

El trabajo universitario más polémico de la historia

Jens Stober, acusado de promover crímenes de odio y amenazado a muerte por un trabajo para la universidad.

En 2009, Jens Stober, un estudiante de artes digitales de Karlsruhe (Alemania), desarrolló un videojuego para un trabajo universitario ambientado en la Alemania de la Guerra Fría. En él, los jugadores se convertían en soldados fronterizos de la República Democrática Alemana que tenían que disparar a civiles que trataran de cruzar la frontera que dividía al país. Lo tituló 1378 (km), que era la distancia de la línea que separaba Alemania en dos.

Publicidad

Stober quería crear una “experiencia interactiva y sorprendente” para enseñar a sus compañeros gamers la cruel realidad de la separación de Alemania en aquel tiempo. Pero antes de que pudiera explicarse, los medios se le echaron encima.

Jens Stobe 1378 (km)

JENS STOBER, 33, Creador de '1378 (KM)' en 2009. foto de CAROLA BÖHLER

A Stober le habían interesado los videojuegos desde que era niño. Aprendió por sí mismo a desarrollarlos y, en la universidad, se convirtió en creador, llegando a diseñar escenarios para el juego multijugador Frontiers . En este juego, puedes elegir entre ser un soldado fronterizo o un refugiado que trata de entrar en Europa.

Inspirado por Frontiers y frustrado por la falta de interés de sus compañeros y compatriotas por la historia del país germano y hacia la República Democrática de Alemania, se le ocurrió crear 1378 (km) como un proyecto para “dar a conocer a los jóvenes la locura que supuso el muro”, dice. Según Stober, a su profesor le gustó la idea y le dijo que lo hiciera. Puesto que carecía de presupuesto para desarrollar el videojuego, cogió un juego que ya existía en internet, el modo deathmatch de Half Life 2, y lo usó como base.

La trama de 1378 (km) transcurre en 1976, cuando más presencia militar había en el muro. El régimen comunista de la RDA invirtió millones de marcos para construir torretas de vigilancia, minas, vallas con alambre de espino y puestos de seguridad. Desplegaron a 30 000 soldados en la frontera y ordenaron disparar a cualquier que intentara cruzar a la parte occidental. El número de muertos es hoy una incógnita, pero algunos historiadores estiman que fueron más de mil. Por eso la apodaron la “franja de la muerte”.

Publicidad

La ubicación del juego también es importante históricamente. Stober eligió la ciudad de Geisa, el punto más occidental de la RDA. Es el lugar donde los historiadores creen que Estados Unidos planeaba atacar a la Unión Soviética en caso de que las cosas empeorasen. Utilizó la topografía de Google Earth para que el terreno fuera exacto.

1378 (km) im Shooter Modus

En 1976, en la frontera entre el este y el oeste de alemania había una alta presencia militar. captura de pantalla de '1378 (KM)'

A primera vista, 1378 (km) parece un juego normal y corriente de disparos en primera persona. Está basado en Frontiers, así que los jugadores pueden elegir entre jugar como un soldado de la frontera o alguien que intenta cruzar. “Los jugadores piensan: Conozco este tipo de juegos”, dice Stober. “Pero si eligen el soldado fronterizo y disparan a alguien que intenta escapar, el juego les lleva a un tribunal en el año 2000, durante los juicios a los francotiradores alemanes de la frontera”.

Esta escena es una alusión a los tribunales populares que se formaron tras la reunificación para juzgar a los soldados fronterizos que habían asesinado a civiles que trataban de cruzar. Dura tres minutos y, después, vuelve otra vez al juego en primera persona. Si disparas a alguien por tercera vez, estás fuera del servidor. “Si disparas, pierdes”, explica Stober.

1378 (km) Screenshot Mauerschützenprozess

El juicio, captura de pantalla de '1378 (KM)'

Unas semanas antes del lanzamiento, el 30 de octubre de 2010, fecha que marcaba el vigésimo aniversario de la reunificación alemana, Stober presentó el videojuego en una rueda de presenta en la universidad. Los medios alemanes se apresuraron a publicar artículos criticando el juego y describiéndolo como “asqueroso”, como una revisión histórica o una forma de convertir los horrores de la franja de la muerte en un juego. El escándalo cruzó fronteras y se publicó por todo el mundo en más de 800 artículos tanto en internet como en periódicos.

Publicidad

“Esa no era mi intención”, dice Stober. “Fue una sensación rara. Ese día, caminando por la ciudad, sentí que todos me miraban”.

Michael Bielicky, el profesor universitario que supervisó el proyecto de Stober, lo describe como un circo mediático. “Sonaba todo el rato el teléfono, las cámaras de televisión estaban fuera. Una locura, aunque nadie había jugado al juego todavía. Ni siquiera había salido”.

El año anterior, 16 personas habían muerto en un tiroteo en un colegio alemán en Winnenden. En Alemania, este tipo de incidentes no suelen ocurrir a menudo; el país estaba conmocionado. Entonces, los políticos decidieron servirse del videojuego de Stober para atizar el debate sobre los efectos que tienen los videojuegos violentos, desestimando por completo su verdadera intención.

Aparte de toda atención mediática que atrajo el juego, la gente comenzó a hostigar a Stober a través de las redes sociales. Bombardearon sus cuentas de Facebook y de correo electrónico con mensajes de odio y amenazas de muerte. “La crítica iba dirigida a mi persona. Cuando la gente te insulta y te dice que te pegues un tiro en la cabeza, sientes que el mundo se te cae encima”.

Screenshot Todesstreifen 1378 (km)

Si disparas a fugitivos, pierdes el juego. captura de pantalla de '1378 (KM)'

Unas semanas más tarde, varios abogados se pusieron en contacto con Stober; lo habían demandado por incitación a la violencia y a los crímenes de odio. “Las autoridades estaban un tanto confundidas y no entendían por qué tenían que investigar a un estudiante de arte por un trabajo universitario”, cuenta. “Se lo expliqué y les di toda la información que tenía”.

Publicidad

Mientras, la universidad siguió defendiendo su trabajo. Retrasaron dos meses el lanzamiento del juego porque “era imposible tener un debate fáctico sobre el juego”, dice Bielicky. Para calmar el ambiente, la universidad organizó una charla para hablar sobre el juego antes de la presentación, con la participación de Stober, sus supervisores, y representantes de diferentes asociaciones de víctimas del régimen comunista.

La tarde del evento, varios policías con ametralladoras y una ambulancia se apostaron a las puertas de la universidad. Había varios agentes uniformados sentados entre el público para prevenir posibles ataques. A pesar de los nervios, todo salió bien.

Cuando se lanzó el juego, el servidor de Stober se sobrecargó de peticiones y comenzó a fallar. Tras pasarlo a otro servidor, se descargó más de 750 000 veces, según sus estimaciones. Dice que cuando la gente lo prueba, se dan cuenta de que es “completamente inofensivo” y, así, el escándalo pasó.

El caso se cerró en enero de 2011. Hoy, el juego todavía es popular en Alemania y la revista alemana Computerbil Spiele lo considera uno de los mejores videojuegos alemanes de los últimos 25 años.

Screenshot 1378 (km)

COMPUTERBILD SPIELE considera '1378 (KM)' como uno de los mejores videojuegos alemanes. captura de pantalla de '1378 (KM)'

Nueve años después, es interesante preguntarse cómo un simple trabajo universitario desencadenó tal frenesí mediático. Sebastian Möring, investigador de videojuegos para ordenador de la universidad de Postdam, cree que el debate que se originó con 1378 (km) tiene un fallo fundamental. “En Alemania, los conocimientos sobre videojuegos son casi nulos, la gente no se lo toma en serio”, dice Möring. Es por esto por lo que los medios y la gente no fueron capaces de entender “cómo un juego puede contribuir a crear un debate sobre problemas sociales”.

Echando la vista atrás, 1378 (km) fue un juego pionero en Alemania. Permitió explorar la manera en la que un videojuego puede poner al jugador en contacto con temas delicados, y preparó el terreno para otros proyectos que toman una posición más seria y desafiante frente a la historia. Es el caso de títulos como Papers Please, en el que el jugador tiene que tomar decisiones difíciles como guarda fronterizo; This War of Mine, en el que hay que sobrevivir como un civil durante la guerra; o Through the Darkest of Times, en el que juegas como un soldado de la resistencia durante la dictadura nazi.

Tras el escándalo, Stober se fue a Australia a dar clases y a sacarse el doctorado. Hoy, trabaja independientemente en el campo del arte y el diseño bajo el seudónimo Elorx. 1378 (km) está todavía en internet. “Es una reliquia del pasado”, dice Stober.