brasil

El presidente de Brasil está al borde de un juicio político que lo podría tumbar

Miles de brasileños salieron a las calles de 15 ciudades este domingo para exigir la renuncia de Michel Temer, quien enfrenta un escándalo de corrupción que lo mantiene al borde de un 'impeachment' o proceso de destitución.
22.5.17
Imagen vía Fernando Bizerra Jr./EPA.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Miles de brasileños salieron a las calles de unas 15 ciudades este domingo para exigir la renuncia de su presidente Michel Temer, quien enfrenta un escándalo de corrupción que lo mantiene al borde de un 'impeachment' o proceso de destitución, el cual debería ser llevado a cabo por el parlamento.

Diversos movimientos de izquierda y organizaciones sindicales marcharon en las ciudades bajo la consigna de Diretas Já (Elecciones directas ya). Aunque la asistencia fue menor de lo que se esperaba —incluido Sao Paulo, donde la lluvia disminuyó la afluencia de personas— la indignación de los ciudadanos en contra de Temer es patente. Según medios locales en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, se registró una de las marchas más concurridas, y el cálculos de los organizadores asegura que se llegaron a juntar entre 30.000 y 50.000 brasileños.

Publicidad

La Cámara baja en Brasil ya ha recibido una decena de solicitudes para abrir el 'impeachment' contra Temer, quien llegó a la presidencia el 31 de agosto de 2016, tras la destitución en un juicio político de Dilma Rousseff, quien fue mandataria del 2011 a 2016.

La presidenta de Brasil, a un paso de ser juzgada por presunta manipulación de cuentas. Leer más aquí.

El más reciente pedido de juicio político fue promovido por la Orden de Abogados de Brasil (OAB), que por 25 votos a uno aprobó el informe que recomienda el proceso contra Temer al ver indicios de "crimen de responsabilidades".

La Constitución de Brasil permite que cualquier ciudadano o grupo social tramite ante el Congreso una solicitud para abrir un proceso al presidente.

La OAB dictaminó que el presidente "en términos políticos ya no está en condiciones de permanecer en el cargo", según dijo su presidente, Claudio Lamachia a la prensa. La poderosa e influyente organización de abogados argumenta que Michel Temer ha atentado contra la Constitución y ha incumplido los deberes de un funcionario público, después de que se hiciera pública la conversación de una reunión que tuvo el 7 de marzo pasado en su residencia oficial con Joesley Batista, el presidente de JBS, la empresa más importante de cárnicos del país.

El presidente interino de Brasil es casi tan impopular como lo era Dilma Rousseff. Leer más aquí.

El Tribunal Supremo aceptó la petición del fiscal general de la República de investigar a Temer por corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal, a la vista de las acusaciones contra él de los propietarios de JBS, que le implican en cobro de sobornos y en maniobras para frenar a los jueces.

En el encuentro entre Temer y Batista, el empresario confesó al presidente que estaba siendo investigado por la justicia pero que tenía "comprados" a dos jueces y a un fiscal. "Magnífico, magnífico", fue la respuesta de Temer, que asegura que no denunció los hechos porque Batista le parece un "fanfarrón" y no creyó en sus palabras. Temer ha asegurado que la conversación grabada que lo implica está manipulada y que él continuaría en su cargo; y de hecho, ha pedido al máximo tribunal del país que verifique la legitimidad del audio.

Publicidad

"Brasil no será descarrilado", dijo el mandatario en un discurso emitido en Brasilia el sábado. Visiblemente desafiante, dijo que pedirá a la Suprema Corte que suspenda la investigación en su contra hasta que sea posible determinar si la grabación, realizada por el jefe de la compañía procesadora de carne, fue editada o manipulada.

'Estoy preparándome para ser candidato a la presidencia', anuncia Lula en Brasil. Leer más aquí.

Sin embargo, el fiscal general de Brasil presentó él mismo una petición para pedir a los magistrados que sigan adelante con la indagación, que por necesidad deberá analizar las grabaciones y cualquier otra evidencia que se presente.

"La investigación existe precisamente para examinar los hechos y producir evidencia, incluyendo análisis técnicos", escribió el fiscal Rodrigo Janot.

La grabación, según medios locales, muestra algunas señales de haber sido editada.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs