URUGUAY

La esposa del expresidente Pepe Mujica está cerca de convertirse en vicepresidenta

La senadora Lucía Topolansky, quien fue presa política durante 13 años y sufrió tortura física y psicológica cuando luchó por la democracia en el país sudamericano, podría llegar hasta el segundo puesto político más relevante de Uruguay.
Imagen por Iván Franco/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La senadora, agricultora y exprimera dama en tiempos de la presidencia de Pepe Mujica, Lucía Topolansky, está cerca de convertirse en vicepresidenta de Uruguay.

El actual vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, parece estar al borde de la renuncia, empujado por una serie de denuncias que están siendo analizadas por la justicia y que tienen incómodos hasta a los militantes de su propio partido y, al parecer, al propio presidente Tabaré Vázquez.

Publicidad

Raúl Sendic está acusado de haber usado dinero público para enriquecerse de manera ilícita, haber presumido un título universitario inexistente y hasta de ser el responsable del déficit millonario que tiene en aprietos a la empresa petrolera paraestatal Ancap.

"Cuando se presenta una renuncia, se presenta una renuncia y ya", ha dicho el presidente Tabaré Vázquez en una tibia defensa sobre su dupla en política. "Esperemos a ver qué dice la justicia en el caso y la Comisión Ética del Frente Amplio (el partido de Gobierno)".

La revolución del pequeño gigante: en 2016 Uruguay será el país con más energía eólica del mundo. Leer más aquí.

De acuerdo con la Constitución uruguaya, en caso de ausencia de vicepresidente, el senador o senadora más votado en el partido gobernante ascendería hasta dicho cargo.

Lucía Topolansky no es sólo "la esposa de Pepe Mujica": ha sido presidenta interina en dos ocasiones, presidenta del Senado y, al igual que su esposo, peleó contra la dictadura en su país, lo que le valió ser encarcelada durante 13 años y ser víctima de torturas físicas y psicológicas.

Ahora, la mujer de 73 años que dejó las comodidades de una familia acaudalada en Montevideo para pelear por la democracia, se perfila para ser la "número dos" del mismo país que gobernó su esposo, "el presidente más pobre del mundo", entre 2010 y 2015.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs