peru

Empate técnico entre Kuczynski y Fujimori en las elecciones presidenciales de Perú

Con el 92,5 por ciento de las actas procesadas, Kuczynski obtendría el 50,32 por ciento de votos válidos, frente al 49,68 por ciento conseguido por su rival Keiko Fujimori.
6.6.16
Pedro Pablo Kuczynski saluda a sus partidarios en la sede de su partido cuando comienza el recuento de votos. (Imagen por Martín Alipaz/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori se disputan voto a voto la victoria en la segunda vuelta electoral peruana, en las elecciones presidenciales del domingo 5 de junio. Según el reporte oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), al 92,5 por ciento de las actas procesadas, Kuczynski obtuvo el 50,32 por ciento de votos válidos, frente al 49,68 por ciento conseguido por su rival.

La distancia entre ambos candidatos, que representan a sectores de la derecha peruana, es de apenas 1 punto porcentual. Una ajustada elección que si bien hasta el momento no admite un triunfo absoluto, sí inclina la balanza hacia Kuczynski, líder del partido político Peruanos por el Kambio (PPK).

Publicidad

"Tenemos que ser vigilantes para que no nos roben los votos en las mesas. Pero yo estoy seguro de que la ONPE saldrá mañana en la noche con su veredicto favorable a la democracia y a PPK", dijo Kuczynski desde el balcón de el local de su partido en el distrito limeño de Miraflores. "PPK tiene voluntad, tiene empeño, tiene ganas. Te quiero Perú", agregó el candidato a la presidencia.

Hasta hace una semana, Keiko Fujimori era la favorita para ganar la presidencia. Sin embargo, ante estos resultados, la lideresa de la agrupación política Fuerza Popular pidió prudencia a sus seguidores, a la espera de que el conteo final la favorezca. "Nos llena de orgullo saber que contamos con el 50 por ciento de respaldo" declaró Fujimori a la multitud que fue a saludarla al hotel Meliá en Lima. "Estamos contentos y optimistas rumbo a la victoria".

La competencia entre Kuczynski y Fujimori tuvo su momento más álgido en el último debate presidencial. El economista de 77 años le recordó la denuncia sobre la investigación por lavado de activos que realiza la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), al entonces Secretario General y financista de su partido, Joaquín Ramírez. Una investigación que tuvo ribetes de escándalo en Perú, y que revirtió la tendencia que mantenía primera a Fujimori en la intención de voto, según las encuestas.

Por qué algunos peruanos temen que Keiko Fujimori convierta el país en un paraíso del narco. Leer más aquí.

Otra denuncia periodística puso al descubierto un presunto interés por desprestigiar al informante de la DEA, con un audio manipulado. Dicho material, fue entregado a un canal de televisión local por el candidato a la vicepresidencia de Fujimori, José Chlimper. Aunque él negó su intervención en la edición del audio.

"La campaña de PPK en la segunda vuelta se situó en una clara posición anti fujimorista y eso se vio en el debate. PPK cambió su estrategia, y en el último tramo logró aglutinar mayor cantidad de indecisos", destacó el analista político Fernando Tuesta Soldevilla a VICE News. "Esta es una final a la peruana, porque muchas elecciones en el Perú se definen en la última semana y esto se debe a que los partidos políticos son muy débiles. Si hablamos de probabilidades Kuczynski sería el próximo presidente del Perú".

Publicidad

Cinco días antes de la segunda vuelta más de 70.000 personas se congregaron en la Plaza dos de Mayo para participar de la marcha "Keiko no va". La manifestación también fue en contra de lo que representa, para este sector de la población, el fujimorismo. Keiko Fujimori es hija de Alberto Fujimori, expresidente de Perú hoy preso por actos de corrupción y por cometer delitos de lesa humanidad. Una pesada mochila que la candidata carga por haber sido la Primera Dama de uno de los gobiernos más corruptos de la historia.

A dicha marcha asistió Verónika Mendoza, candidata presidencial del partido Frente Amplio, quien en la primera vuelta electoral obtuvo el 18 por ciento de votos válidos, apenas 2 puntos menos que Kuczynski. Mendoza, a través de un video subido a YouTube, pidió a sus votantes, apoyar a PPK en la segunda vuelta. "Nosotros seguiremos trabajando para hacer realidad el sueño de un país más justo, pero hoy ese sueño está amenazado porque el fujimorismo que quiere volver. Para cerrarle el paso al fujimorismo solo queda marcar PPK", dijo Mendoza.

La lideresa de izquierda ha asegurado que no está proponiendo una alianza con Kuczynski, y que desde el primer día Frente Amplio será una oposición fiscalizadora en el Congreso.

"Está bien que ellos sean de oposición en el Congreso, porque nos gusta tener con quién debatir, y en los temas anticorrupción estoy segura que compartiremos la misma mirada" comentó a VICE News Mercedes Aráoz, candidata a segunda Vicepresidenta del partido de Kuczynski.

Publicidad

"No hay duda de que el apoyo de Verónika Mendoza nos ha ayudado a ganar, sobre todo en el sur del país", prosiguió Aráoz. "Verónika ha demostrado ser una buena política, y creo que si los resultados son a favor de nosotros, buscaremos conversar también con la señora Fujimori, porque primero está el interés del Perú".

De los 130 legisladores electos para este Congreso unicameral, 73 son del partido de Fujimori lo que le otorga una mayoría simple. La izquierda es la segunda fuerza política más importante, con 20 escaños. 18 congresistas son de Peruanos por el Kambio, partido de Kuczynski. Alianza por el Progreso tiene 9 congresistas, Alianza Popular 5 y Acción Popular 5.

Activistas en Perú temen que un presidente conservador cause más peleas por las minas. Leer más aquí.

"El Fujimorismo no se embarcará en un cogobierno abiertamente con Kuczynski. No le conviene si quiere mantener un perfil ganador y de oposición, pero tendrán que hacer concesiones" explicó a VICE News el analista político Eduardo Dargent. "Y se viene también un balance delicado con la izquierda, porque, por un lado, tiene que ser oposición, como el fujimorismo, pero tampoco puede caer en una dinámica de destrucción del gobierno, que terminaría desprestigiándola".

Con una posible victoria de Kuczynski, el reto de su gobierno será tender puentes de diálogo con diferentes bancadas, de izquierda y derecha, en un Congreso dominado por el partido de su rival, Keiko Fujimori. El nuevo presidente o presidenta de Perú ocupará el cargo hasta 2021.

Sigue a Perla Berríos en Twiiter: @perlaberrios

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_