Todas las fotos por Ph.Sink & Loreto Castelleto.
Todas las fotos por Ph.Sink & Loreto Castelleto.

¿Por qué el trap chileno va pa'rriba? Fuimos a un festival a descubrirlo

Conversamos con DrefQuila, Young Cister, Polimá Westcoast y ElAmbidieztro.

El hit se llama "PLOP!", lleva apenas 24 horas en YouTube, y los asistentes al Upgrade Fest lo saltan y cantan como si fuera un clásico. Arriba, en el escenario, Young Cister y Polimá Westcoast, los creadores de esta bomba, lo dejan todo. Es tanta la energía que ElAmbidieztro y Young J Star, dos productores que están a fuego en el trap chileno, se suman desde el fondo para bailar girando volantes imaginarios y clavando los codos hacia abajo.

Publicidad

Todo mientras se escucha:

"Rompo la pista como si fuera de Metro Boomin / Me monté en el beat, yo solo le di mi colin / Si soy tan bueno, entonces dime por qué no me firma Sony / Debe ser porque no hago el payaso, loco, yo no hago el tony".

Una letra que —erróneamente— se ha interpretado en YouTube como un beef de Young Cister a DrefQuilla, otro exponente de trap chileno, cabeza de cartel de este festival y que firmó por Warner hace un par de meses.

***

"¿Querís pasar a mi backstage, hermano. Hagamos la entrevista en mi backstage", propone Young Cister, antes de su presentación en Upgrade Fest. En la sala hay sofás —donde descansan familiares y amigos que vinieron a apoyarlo— y una mesa con rolls de sushi de queso crema y kanikama, pastel de manzana, agua y té. Cister tiene puestos unos pantalones militares achupinados, una camisa negra XL y unas Vans negras. Luce algunas uñas pintadas rosa y otras amarillo, como Bad Bunny, y también dos anillos gigantes y una cruz de plata colgando.

Datos sobre Young Cister: su nombre es Esteban Cisterna, tiene 22 años y vive en Santiago, en la comuna de Quilicura. Hace cosa de meses estudiaba publicidad, pero dejó la carrera para dedicarse exclusivamente a la música. Para los entendidos, como Thomas con H, productor musical, gestor de conciertos y miembro del sello H Empire, Young Cister es el artista de trap más talentoso de Chile.

El 2011 comenzó a producir sus propias instrumentales y el 2014, junto al rapero NFX, hizo un disco que iba del boombap al trap. “Lo tenemos en SoundCloud, muy undergroundmente, pero ahí está”, cuenta Young. Con NFX empezamos en las canchas de Quilicura, el 2013 o 2014, con un grupo que se llamaba New Way. Hacíamos freestyle en la calle, en la plaza, bien cercano a la cultura del hip-hop. Y de a poco nos fue picando el bichito del trap, escuchando el hip-hop americano, que iba como evolucionando (…) A$ap Rocky era la referencia máxima”, recuerda. El 2015, ya de lleno en el trap, sacó "Cisternasty Mixtape" y el 2017 "Little King" y "96".

Publicidad

Young comparte que pronto sacará un nuevo disco, llamado XTACISS, con colaboraciones de Pablo Chill-E y Polimá Westcoast y producciones de Halpe, Utópiko y Xander. Todo grabado y mezclado por ElAmbidieztro.

Noisey: ¿Cómo ha cambiado la escena desde que comenzaste? Este festival algo indica.
Young Cister: En el primer festival en el que toqué fue en el Savage Trap Festival, que fue organizado por Ben Weapons [octubre de 2015]. Éramos los primeros haciendo festivales un poco más profesionales. Y, bueno, no era lo mismo de ahora en cuanto al público: en las fiestas se repetían las mismas caras. Era un nicho muy pequeño, ya conocías como a todos. Pero ahora es distinto: Upgrade Fest está lleno, la gente está esperando; y las marcas también se están acercando un poco más a lo que es nuestra escena. Ahí se nota el cambio.

¿Qué falta en Chile para que el trap explote a un nivel mayor?
Falta que quienes tengan o posean los recursos se enfoquen un poco más en nuestra escena. Así tal cual pasó con el hip-hop chileno —con el rap— también pase con el trap. En el trap chileno hay mucho talento, hay mucha variedad, hay mucha versatilidad, y falta la presencia de marcas y grandes productores, de ingenieros en sonido, de personas que perfeccionen un poco más, que profesionalicen esto, porque hay talento.

¿Qué te hace sentir cómodo de este estilo?
Yo creo que más allá de lo musical, es como la vivencia. Yo me sentí en un momento muy cercano a lo que es el trap. El trap está muy ligado a lo que es la calle. Y en un momento me sentí muy parte de esa cultura, es decir, de tener que buscarse el dinero de la forma que sea, porque el sistema a veces no te entrega otras posibilidades. Pero ya, ahora, he avanzado: me salí de eso y gracias a dios estoy haciendo dinero con la música. Estoy haciendo trap music pero ya no estoy en el trap.

Publicidad
1537842650059-unnamed

***

Cerca de las cinco de la tarde, afuera del Espacio San Diego, unos cien jóvenes hacen fila para el Upgrade Fest. Algunos lucen imitaciones de polerones Supreme y cinturones Ferragamo pero ninguno fuma un blunt o toma lean. Tampoco se meten pastillas de Xanax en la boca como si fueran caramelos. Algunos, de hecho, llegaron junto a sus papás, quienes los dejaron en la esquina del teatro o se quedaron para acompañarlos. Si bien el trap es un estilo que habla de sacar la Glock y de josear, es decir, de lo duro que es ganarse la vida en el barrio, la parrilla del Upgrade Fest reúne a exponentes más sad y menos hard, como DrefQuila o Polimá Westcoast.

***

Polimá Westcoast descansa abrazado a su madre en un sillón del backstage de Upgrade Fest. Hace unos minutos le avisaron que el festival comenzaría una hora más tarde debido a que Catana, otra artista de la parrilla, todavía no llega al Espacio San Diego. Está mirando el piso pero su mamá —y también otros familiares y amigos— lo animan.

La mamá de Polimá es chilena y su papá es un refugiado de guerra que llegó de Angola. Tiene 20 años y hasta hace meses estudiaba una carrera universitaria pero la dejó —al igual que Young Cister— para dedicarse completamente a la música. “Mi mamá está aquí y ella sabe todo lo que estamos pasando”, dice Polimá.

Se refiere a cómo se las han tenido que arreglar los brokeboiz (ElAmbidieztro, Cemonave, Kevin) —con quienes vive en una casa en la comuna de Independencia— para sacar adelante el proyecto Polimá Westcoast.

Publicidad

Hasta ahora suma dos discos grabados y producidos por ElAmbidieztro: No Love More Bitches (2017) y Las Crónicas de Ngangu (2018). Los dos hablan de desamor y confusión. Su hit en YouTube es "BrokeBoi", que tiene un aire a Trippie Redd, a quien admira. “Un brokeboi es un chico que una ex le rompió el corazón, pero que sabe llevar las cosas bien, que no se lo toma con depresión ni nada”, comparte Polimá.

Noisey: ¿Qué te gusta del trap?
Polimá Westcoast: He hecho otros géneros musicales pero en el trap me siento más cómodo. Son ritmos más libres, más libres de expresión, puedo hacer lo que quiera. Por eso elegí el trap. Ocupo pistas que son raras…

Tu último disco —trap y todo— tiene guitarras y baterías.
Sí, me gusta mucho la música acústica y quería combinar el trap con música acústica. El proceso creativo lo hacemos ElAmbidieztro y yo, los dos, sentados en el estudio.

Poli presume unos boxer Calvin Klein que resaltan sobre unos pantalones de Hood by Air. Tiene el torso descubierto, a decir verdad, tapado solo en un costado por un chaleco de la misma marca. No es la pinta con la que llegó pero sí con la que saldrá en unos minutos al escenario.

¿Qué tan importante es la estética para ti?
La estética para mi es todo. Me gusta mucho el arte, la diversidad de culturas. Trato de ser yo siempre: la ropa no copiársela a alguien y sentirme cómodo, más que nada (…) Me gusta lo que ocupan los punky, el rock, me gusta todo en realidad. Cuando chico escuchaba —y escucho— mucho Blink 182, Sum 41, Linkin Park, pero ahora también escucho Wiz Khalifa y Trippie Redd, entonces tengo una combinación de culturas musicales.

Publicidad
1537842793626-3

***

ElAmbidieztro es el productor —junto a Steve Lean— de todos los tracks de S.U.N.O., el disco de Pablo Chill-e en que el sonido de la calle, el auténtico trap, suena profesional. Y también de varias bombas grabadas por Young Cister y Polimá Westcoast. Tiene 23 años y, en medio del backstage de Upgrade Fest, comparte que estudió un diplomado de producción musical y que —riendo— prefiere no revelar su nombre.

“Yo partí con Yao Skuad, ellos fueron unos de los primeros en ayudarme. De ahí en adelante trabajé con Polimá Westcoast. Lo primero que sacamos fue el [video single] "Lil Uzi Vert", en noviembre de 2017, y después soltamos el disco No Love More Bitches (…) Después trabajé con el Pablo y con el Cister”, recuerda ElAmbidieztro.

Noisey: ¿Cómo llegaste al trap?
ElAmbidieztro: A mí de chico me gustó el hip-hop; de hecho, siempre escuché Tupac, Biggie, Snoop Dogg, 50 Cent, Eminem. Me críe con ese estilo de música. Y encuentro que el trap es la evolución, el futuro, la actualización de eso; entonces, somos jóvenes y somos como la nueva camada, por decirlo así, entonces vamos creando, vamos siguiendo la nueva ola.

¿Por qué te dicen ElAmbidieztro?
Cuando chico era ambidiestro —jajaja.

Pablo Chill-E —al final de casi todos los tracks de S.U.N.O— dice que disparas con las dos pistolas.
Jajaja…

***

DrefQuila está sobre el escenario de Upgrade Fest interpretando MVP. Parte de los asistentes arrojan billetes imaginarios, como si fueran Juan Tamariz lanzando una baraja de naipes al viento, cuando Dref termina estos versos: «Baby, son casi las siete, pero tu bury promete / A ti te queda energía, a mí me quedan billetes».

Publicidad

A diferencia de la presentación de Young Cister y Polimá Westcoast, no hay nadie saltando ni bailando al lado de Dref sobre el escenario, pero el público está igual de prendido. Claudio Montaño, proveniente de Coquimbo y con tan solo 20 años, tiene eso que se llama presencia escénica.

***

Antes de salir al escenario, Fireboi1, el animador del evento, lo presentó así: «Quedan tres minutos para que salga el rey. Sé que ustedes lo están esperando. Sé que están esperando al rey. ¡A DrefQuilaaaa!». Una deferencia de la producción que también se percibe en otro gesto: si bien se trata de un espacio reducido, donde caben seis personas sentadas, Dref es el único artista del Upgrade Fest que tiene un VIP privado: Young y Polimá lo comparten.

Datos sobre DrefQuila: en su canal de YouTube suma 113.572.369 visualizaciones. Y a fines de julio pasado, cuando ya superaba las cien millones, se unió al catálogo de Warner Music Chile. Fue el primer chileno en 10 años en firmar contrato con el sello. “Mi primer disco se llamó En la mía, después tuve otro que se llamó Valium, después otro que se llamó Amatista, después Giddy Up y Dolce Beijo fue el último disco que subí (…) Y ahora con Warner estamos trabajando en Aqua”, comparte DrefQuila, sentado en un sillón de su VIP.

Noisey: ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te fichó Warner?
DrefQuila: Claro… Bueno, ahora tenemos los recursos para llevar a cabo los diversos planes que tenemos en mente. Antes, quizás, costaba más cuando eso mismo uno tenía que financiarlo, uno mismo tenía que buscar los contactos, las redes, los medios. Y [ahora] la disquera facilita todo eso, hace el trabajo mucho más cómodo para mí, para desenvolverme solo musicalmente al cien por ciento.

Publicidad

Antes hacías todo tú: los videos, la producción, la difusión.
Antes era todo todo yo; todo, todo yo. Nosotros firmamos hace unos meses con Warner. Y antes todo el trabajo de marketing, de video, de diseño, de grabar —de mezcla, master, beats— era mío.

Dref se inició en el rap freestaleando con sus amigos en los recreos. Partió el 2013, luego de ver en YouTube los videos de la Red Bull Batalla de Gallos, que volvía luego de cuatro años de pausa. Ese —de algún modo— fue su entrenamiento para llegar a la final de Chile el 2017, donde perdió contra Pepe Grillo luego de derrotar a Drose, el campeón del 2016.

En una entrevista publicada el 28 de agosto en el diario chileno El Mercurio dijo que hoy lo escuchan personas que tienen entre 12 y 35 años como máximo. Y que necesita que ese espectro sea más grande. Pero Internet —especialmente YouTube— es un territorio dominado por niños y adolescentes. Su ascenso, de algún modo, no estaría alejado de cualquier youtuber (freestyler) exitoso que creció a espaldas de los grandes medios.

Hay casos de freestylers, como Duki en Argentina, que pasaron de las batallas de freestyle a crear canciones de trap. Tu caso es parecido. ¿Cómo se dio?
Yo participé en casi todas las batallas nacionales, entre el 2014 y el 2017; y la última vez que batallé fue en México. Y nada; era simplemente porque mientras hacía freestlye paralelamente estaba haciendo música. Y mientras estaba haciendo música me di cuenta que pegó, que un día pegó, que un día estalló todo y que [lo mío] iba más por el lado de las canciones que del freestyle. Aparte que ya batallar contra otra persona no me estaba llenando mucho, no me motivaba, no me satisfacía. Entonces por ese lado nos fuimos por el trap o por la música, en verdad.

El trap que haces es distinto al tradicional. No hablas de drogas, ni de armas, sino de romance. ¿Cómo te sientes cómodo en un estilo que se caracteriza por ser tan distinto a lo que expresas en tus letras?
Es que yo en verdad me siento cómodo con cualquier estilo musical. No solo con trap, sino con rap, con reggae, con dancehall, con salsa, con lo que venga. La música está para romper las reglas, para romper los límites, para jugar con ella, para liberar tu creatividad. La música es la mejor herramienta para hacerlo, creo yo, entonces poner límites o ponerle trabas, por un género…

Más que un rapero o un trapero eres un cantante.
Más que un cantante, más que un rapero o un trapero, un artista diría yo.

El primer tema tuyo que explotó fue " A fuego" . ¿Por qué crees que tuvo ese boom?
Claro. El boom más fuerte fue por ese tema. Yo venía de un año, del 2016, de haber pegado como dos o tres canciones. En enero subí nuevas canciones que igual tuvieron buena recepción. Todo fue in crescendo. No fue como que de la noche a la mañana saqué el "A fuego" y explotó todo. Fue in crescendo y cuando saqué "A fuego", nada, tú mismo ves que el video es súper simple: es un gif, una letra arriba abajo, y está en 23 millones [de visualizaciones]. Entonces fue increíble ver que más que una producción, que más que millones, que más que invertir demasiado dinero, es hacerla de corazón y ahí funciona en verdad.

¿Algo que quieras agregar, Dref?
Quisiera mandar un mensaje a mi gente, a los jóvenes, a los más adultos, a todos los que me lean, me escuchen: que se inspiren siempre, que siempre trabajen, que siempre luchen por sus sueños y que siempre den su creatividad al máximo.

Conéctate con Noiseys en: Instagram.