FYI.

This story is over 5 years old.

Atenas reclama a Alemania 300 mil millones de dólares como compensación por la ocupación nazi de Grecia

Por primera vez Grecia pone una cifra a la compensación que reclama a Alemania por la Segunda Guerra Mundial — 303 mil millones de euros. Una cifra parecida al valor total de la deuda estatal actual de Grecia.
Imagen por Michael Sohn/AP

En 1941, las Fuerzas del Eje de Italia y Alemania entraron en Grecia y tomaron el control del país. La ocupación duró cuatro años, durante los que 250.000 griegos perdieron sus vidas. Muchos tuvieron muertes lentas y tortuosas — cerca de 40.000 personas murieron de hambre solo en Atenas.

Para empeorar las cosas, las fuerzas nazis destruyeron valiosos objetos arqueológicos y forzaron al Banco de Grecia a prestarles dinero, billones en términos actuales, que Berlín nunca devolvió.

Publicidad

El lunes, Atenas solicitó formalmente una indemnización a Alemania por la guerra y, por primera vez, nombró el precio deseado: 279 mil millones de euros (303 mil millones de dólares), según cálculos de la oficina central de contabilidad de Grecia.

Quizás casualmente, una cifra bastante parecida al valor total de la deuda estatal actual de Grecia, de alrededor de 320 mil millones de euros.

Este movimiento llega dos meses después de la elección del partido de izquierdas Syriza, y de la lucha de los 'sin techo' de Grecia bajo el peso de las severas medidas de austeridad impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea como condición del rescate internacional que recibió en 2010 y que permitió a Atenas evitar la bancarrota.

El desarrollo de los hechos no ha pasado desapercibido para los legisladores alemanes. "No conseguirán recuperar sus deudas mediante la evocación de las obligaciones alemanas de las Segunda Guerra Mundial", se burló el ministro de finanzas alemán Wolfgang Schäuble el mes pasado, cuando Atenas hizo ruido de nuevo en un renovado esfuerzo por recibir una compensación.

"Las probabilidades son cero", se hizo eco el vice canciller alemán Sigmar Gabriel también en marzo.

Durante décadas, sucesivos gobiernos griegos han reclamado a Berlín compensaciones por los daños económicos y han interpuesto demandas en cortes nacionales e internacionales, pero nunca con éxito.

Publicidad

Pero la semana pasada, un nuevo panel parlamentario — formado por el nuevo gobierno anti-austeridad de Syriza — comenzó a trabajar en una firme propuesta para reclamar la deuda alemana, inclusive una compensación por el período de la Segunda Guerra Mundial. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha acusado a Berlín de recurrir a trucos legales para evitar tener que indemnizar a Grecia.

De hecho, los ministros griegos se muestran cada vez más estridentes en sus exigencias de compensación tardía. El ministro de justicia, Nikos Paraskevopoulos, ha amenazado con embargar bienes alemanes que ya están en el país, entre ellos el Instituto Alemán de Arqueología.

En parte, Grecia quiere obtener el reembolso de un préstamo de la guerra de 11,2 mil millones de dólares que el banco central se vio obligado a conceder al gobierno de Hitler. Atenas también quiere que Alemania le devuelva los patrimonios arqueológicos que se apropiaron en su día. Cerca del 80 por ciento de los griegos coinciden en que el país debería tirar adelante sus demandas por la deuda de la guerra de Alemania, según una reciente encuesta.

Alemania, por su parte, ha rechazado colaborar con Grecia con la cuestión de la compensación. "No estableceremos negociaciones con los griegos", aseguró un determinado Martin Jaeger, portavoz del Ministerio de Economía de Alemania.

A decir verdad, Alemania ha concedido pequeñas indemnizaciones a Grecia con anterioridad. Pero en casi cada ocasión, ese ofrecimiento solo ha llevado a un mayor desacuerdo entre ambos países.

Publicidad

En la Conferencia de Paris de 1946 sobre compensaciones, Grecia estuvo entre las 23 naciones a las que se otorgó una compensación por la guerra. No obstante, Atenas sostiene que nunca recibió el importe completo. De hecho, a finales de los 40 — momento en que la Unión Soviética empezó a expandirse hacia el oeste, haciéndose con el control de Alemania oriental — los antiguos aliados abandonaron sus esfuerzos por obtener compensaciones de Berlín.

En 1960, Alemania Oriental realizó un pago de 115 millones de marcos alemanes a Atenas. (El cambio definitivo cuando el euro reemplazó el marco en 1999 fue 1,96 marcos por 1 euro). Eso fue solo una primera tajada de las demandas iniciales de Grecia, pero se les pagó ese dinero con la condición de que Atenas no interpusiera más demandas. Hoy, Grecia afirma que el acuerdo previo no era concluyente, debido a que no abordaba la pérdida de infraestructuras ni compensaciones directas por los crímenes de guerra de Alemania.

Grecia decidió volver a tratar el tema de la compensación hacia el año 1989, cuando cayó el muro de Berlín. Pero en 1990, tras la reunificación alemana, Alemania y sus antiguos enemigos de guerra firmaron el "Tratado dos más cuatro" — o el "Tratado para un arreglo definitivo de la cuestión alemana" — mientras los aliados renunciaron a las demandas que había interpuesto contra Alemania, permitiendo que el país se convirtiera en plenamente soberano. En la opinión de Berlín, eso saldó las deudas de Alemania por la guerra, pero Atenas no coincide con esta interpretación.

Publicidad

"Vinieron a mi oficina ayer por la mañana, diciendo que querían compensar la actitud de su gobierno", dijo el alcalde de Nafplio, Dimitris Kotsouros. "Hicieron sus cálculos y dijeron que cada alemán debía 875 euros por lo que Grecia tuvo que pagar durante la II Guerra Mundial".

Las últimas exigencias han llegado en un contexto de alta tensión entre Grecia y Alemania por las condiciones del rescate de 2010 — en el que Berlín jugó un papel crítico — y por el miedo a que Grecia pueda incumplir sus próximos pagos.

El ministro de economía griego, Yanis Varoufakis, ha acusado recientemente a Europa de aprovecharse de la situación, "poniendo la deuda más alta de la historia de la humanidad sobre los hombros más débiles — el contribuyente griego".

Según una reciente encuesta, alrededor de la mitad de los alemanes querrían que Grecia dejara la Eurozona. Sin embargo, el jueves Grecia debería reembolsar al FMI 448 millones de euros.

Sigue a Katie Engelhart en Twitter: @katieengelhart