FYI.

This story is over 5 years old.

Corea del Norte promete represalias contra los juegos de guerra de EEUU y Corea del Sur

Por ahora, Corea del Norte no se ha aventurado a dar una respuesta militar — en vez de eso ha comenzado a difundir mensajes de propaganda en la frontera con el Sur.
Photo by Jeon Heon-Kyun/EPA

Corea del Sur y EEUU han puesto en marcha un ejercicio militar conjunto este lunes haciendo caso omiso a las amenazas por parte de Corea del Norte según las cuales esta acción planificada puede provocar "una contra-acción militar mucho más fuerte".

Por ahora, Corea del Norte no se ha aventurado a dar una respuesta militar — en vez de eso ha comenzado a difundir mensajes de propaganda en la frontera. Corea del Sur ya empezó a transmitir mensajes similares la semana pasada.

Publicidad

Este ejercicio militar anual, conocido como el Ulchi Freedom Guardian, es en gran parte automatizado, pero también implica a unos 80.000 soldados surcoreanos y estadounidenses, según la Agencia de Noticias Yonhap de Corea del Sur. El ejercicio simula una invasión del Sur por el Norte, y está previsto que dure 12 días. Los países que participan en el ejercicio incluyen Inglaterra, Francia, Australia, Canadá, Colombia, Dinamarca y Nueva Zelanda.

"Este tipo de ejercicios militares conjuntos a gran escala… son poco menos que una declaración de guerra", aseguró la semana pasada el Comité de Corea del Norte para la Reunificación Pacífica de Corea, que supervisa las cuestiones transfronterizas, y agregó que el ejercicio podría conducir a "todos los conflictos".

"[Corea del Norte] es un poder invencible equipado tanto con medios ofensivos y defensivos desconocidos para el mundo, incluyendo la disuasión nuclear", dijo. El ejercicio militar podría obligar a los norcoreanos a "tomar represalias contra EEUU con un tremendo músculo".

Mientras tanto, las Fuerzas Combinadas de Corea insistieron en que los ejercicios son puramente de naturaleza defensiva y están diseñados "para mejorar, proteger a la región y mantener la estabilidad en la península coreana".

Corea del Norte pide ayuda a Irán para combatir la sequía. Leer más aquí.

Un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos reconoció las amenazas proferidas por Corea del Norte el sábado, y reiteró que el ejercicio militar no pretende avivar tensiones.

Publicidad

"Los ejercicios son transparentes, de mentalidad defensiva y están diseñados para aumentar la disposición de Corea del Sur y la región", afirmó un funcionario a la CNN y agregó que "estos ejercicios son una clara demostración del compromiso de EEUU en su alianza con Corea del Sur".

Durante años, este ejercicio militar ha sido interpretado por Corea del Norte como un acto de beligerancia. En 2012, Kim Jong-un pidió a sus tropas que se prepararan para una "guerra santa".

Este año, sin embargo, el Ulchi Freedom Guardian llega en medio de la creciente tensión entre Corea del Norte y Corea del Sur. A principios de agosto, soldados surcoreanos resultaron heridos por minas terrestres de Corea del Norte, lo que provocó que el Sur iniciara una propagación de mensajes de propaganda a través de la frontera.

Este año, Corea del Norte ha incrementado la retórica. Un portavoz de la Comisión Nacional de Defensa sugirió que Corea del Norte podría estar dispuesta a usar armas nucleares.

"El ejército y el pueblo de la RPDC [República Popular Democrática de Corea] ya no son lo que solían ser en el pasado, cuando tuvieron que luchar contra las armas nucleares de Estados Unidos", afirmó un portavoz jactándose de que Corea del Norte "es un poder invencible equipado tanto con medios ofensivos y defensivos desconocidos para el mundo".

El lunes, después de una reunión, el Presidente del Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Park Geun-Hye, también intensificó la retórica.

"Tenemos que mantener una fuerte preparación militar", afirmó, "para proteger la vida de nuestro pueblo de las provocaciones de Corea del Norte."

Mira el documental de VICE News, Lanzamiento de globos en Corea del Norte: propaganda sobre Pyongyang