La santa trinidad de 'Sexo, drogas y rock n' roll’ ¿es mito o realidad?

Un nuevo estudio examina con rigor científico si, en efecto, los rockeros follan más e inhalan más coca.
12.10.17
Imagen: screenshot de YouTube

No nos engañemos. La gente a lo largo de la historia ha fundado bandas de rock, exitosas o desconocidas, con un único y firme propósito en mente: consumir todas las drogas que el cuerpo aguante, y tener días de sexo sin interrupción.

Pero un nuevo estudio publicado en el Boletín de Etología Humana investigó científicamente si existe una relación real entre drogas, sexo y música rock. "Sex Drugs and Rock and Roll: Evidence Supporting the Storied Trilogy" hace la pregunta: "¿Los rockeros follan más e inhalan más cocaína?

Publicidad

¿El resultado? Más o menos.

"El mensaje es que SDRR (sexo, drogas y rock n' roll) parece ser un fenómeno interrelacionado, pero depende de cómo se mire a las variables", dijo la coautora del estudio, Marissa A. Harrison, a PsyPost. "Los resultados en general no fueron tan fuertes".

No es la respuesta que el rock n' roll o, en su defecto Ian Dury, quien sacó en 1977 el sencillo "Sex & Drugs & Rock & Roll", estaban buscando.

Los investigadores examinaron la relación entre sexo, drogas y rock n' roll a través de una encuesta a 181 hombres y a 286 mujeres. Encontraron que sí existe una relación positiva entre el sexo, las drogas y el rock n' roll, pero sólo bajo ciertas circunstancias.

La investigación encontró que, entre mujeres rockeras, es cinco veces más probable que informaran de relaciones sexuales con una pareja en el corto plazo y sin el uso de preservativo, en comparación con las mujeres no rockeras. Así mismo, entre los rockeros hombres, hay cuatro veces más probabilidades de que hayan probado estimulantes y dos veces más probabilidades de que hayan probado alucinógenos, en comparación con los hombres no rockeros.

Otro de sus hallazgos sugiere que una conexión positiva entre sexo/drogas/rock n' roll está implícita en lo que constituye la música "rock"… lo que, supongo, ya sabíamos todos.

El reporte dice: "Los hombres y mujeres que prefirieron música 'más pesada' tuvieron mayor experiencia sexual y de drogas y más parejas sexuales en el año anterior. El uso de alucinógenos fue particularmente amplificado en aquellos que prefieren la música pesada. Estos individuos tal vez sean buscadores de sensaciones. Los estudios han demostrado que los buscadores de sensaciones tienden a disfrutar más de la música 'pesada' que la música 'suave'". Pues ahí está, misterio resuelto.

Sigue a Noisey en Facebook.