La música... ¿nos une?

OPINIÓN| Es increíble cómo personas de diferentes edades, sexo, color o nacionalidad se reúnen en un mismo lugar para bailar toda la noche.
8.11.17
Via Tomorrowland.

Si bien la política, las creencias, la raza, la religión, las clases sociales y los ideales de cada país tienen una forma de dividir a las personas en diferentes grupos, la música tiene el poder de unirlos. No importa si los problemas van y vienen, la música es algo que permanecerá con nosotros para siempre. Dicen que la música es un lenguaje universal, pero yo pienso que la música nos permite conectarnos sin lenguaje alguno.

Publicidad

La música nos da el soundtrack de nuestras vidas, el mío está lleno de música electrónica. Trance para mi alma soñadora, techno para mi lado oscuro, EDM para mi mente feliz, hardstyle para mi rebeldía, buenos tracks donde quiera que vaya. Mientras que algunas personas se dedican a la recolección de monedas o a aprender el arte del ajedrez, mi afición es la escena electrónica.

Via Tomorrowland blogger.

Es increíble pensar cómo personas de diferentes edades, sexo, color o nacionalidad se reúnen en el mismo lugar, solo para unir su pasión musical con la tuya y bailar durante toda la noche. No hay mejor sensación que ver a una multitud llena de banderas de diferentes nacionalidades, coreando la misma canción, mientras mueven sus manos al mismo ritmo, compartiendo las mismas emociones que tú y esparciendo sentimientos beat tras beat. Simplemente no tiene precio y es algo adictivo.

Otra cosa que realmente enamora de la música es que nos hace sentir libres, expresándonos con movimientos de baile extraños, cantando a todo pulmón, y durante un par de horas, realmente te hace sentir como en casa. Es increíble el número de grandes amigos en mi vida que no hubiera conocido si no fuera por la música electrónica, como siempre digo: "Un extraño en la vida, es un nuevo amigo en la pista de baile".

Solía creer que todo era un mundo de fantasía y felicidad hasta hace unos meses, cuando mi visa estadounidense fue cancelada sin razón alguna. Después de explicarle mi situación al consejero de la embajada y mostrarle todos mis planes reservados para mi viaje al Ultra Music Festival, él simplemente lo rechazó. Perdí una visa y gané un corazón roto. No podía dejar de pensar en no ir a Ultra, EDC, Coachella, Lollapalooza, Electric Forest, Burning Man, y todos esos eventos americanos que están explotando la industria de los festivales.

Después de estar decepcionada por meses, sintiéndome como la hija de "El Chapo" sin papeles y mientras cancelaba mi boleto, mi vuelo y hotel ya reservados, comencé a pensar en las muchas malas experiencias que algunos fanáticos en todo el mundo enfrentan solo por los estereotipos y sus orígenes, sobre todo cuando lo único que buscas es un fin de semana de diversión y apoyar el turismo musical. En serio, ya casi estamos en el año 2018 y esto no debería seguir pasando.

La música se ha convertido en una herramienta que nos ayuda a superar el día, consuela a las personas en sus momentos de soledad y nos recuerda a lugares y momentos. Se encuentra por encima de las fronteras y los límites de países, regiones, idiomas y culturas, construyendo puentes en el intelecto de los seres humanos. En una era de grandes ambiciones y protagonismo, la música y el arte deberían ser un ejemplo de cómo todos nosotros, aun siendo extremadamente diversos, podemos celebrar lo que tenemos en común en lugar de desafiar nuestras diferencias. Realmente espero que llegue un día en que la música disuelva las paredes, abra los corazones y derribe las barreras, uniéndonos a todos como uno solo con el poder del sonido.

Sígue a Thump en Español en: Facebook // Twitter.