Publicidad
festivales

Follar en un festival sin que dé asco extremo es posible

Hay vida más allá del Poly Klyn apestoso de turno.

por Alba Carreres
20 Junio 2019, 4:00am

Ilustración por Teresa Cano

Se puede follar en un festival sin que de puto asco follar. Os lo digo por experiencia. Hay vida más allá del Poly Klyn apestoso en el que 100 borrachos hartos de cerveza han depositado su orín y todos sus flujos.

Pero la mugre no es lo único que puede cortar el rollo, el miedo a ser visto y a convertirte en el tío de la felación de la noria del Coachella, es otro, aunque bueno, si ese es tu rollo adelante con ello.

Te mole lo que te mole lo que está claro es que comerle el culo a tu pareja en medio del descampado puede que a largo plazo no sea una buena idea, más que nada porque aquella imagen quedará grabada por toda tu vida en internet, o lo que es peor, en la mente de todos los allí presentes. En base a mi propia experiencia y a lo que algunas personas afines al sexo festivalero me comentaron, estos son algunos breves consejos.

El VIP

Supongo que todos conocéis las míticas garitas que se usan en las obras y que sirven también de camerinos en los backstages de festivales. Allí suelen reunirse los artistas entre sillas de plástico de color blanco roto y barras libres de canapés, patatas fritas y aceitunas durante toda la noche.

“Conseguir entrar en esa zona es especialmente apetecible no solo para conseguir cubatas gratis durante toda la noche sino porque también te permite conocer a tus artistas favoritos y por qué no echar una canita al aire con alguno de ellos en los camerinos mientras tocan otros grupos”, nos dice Eva.

El caso es que cuando eres VIP o tienes acceso a un backstage, también tienes el VIP para echar un buen polvo. A parte de bebida gratuita o de tener un acceso y visibilidad potencialmente mejor a los demás, tener el VIP también significa poder ir a sitios para follar más cómodos y con menos posibilidades de tener que aguantar fisgones.

El FOSO

En la parte inferior de cualquier escenario hay un telón negro que esconde las entrañas de la estructura que lo soporta y que también puede servir como picadero para follar sin ser visto. Como está justo debajo del escenario por mucho ruido que hagas durante el coito, quedará totalmente disipado con los decibelios y con el éxtasis de los asistentes de primera fila.

Si bien puede resultar complicado acceder a esta parte del escenario (se suele acceder a través del foso), puede resultar relativamente sencillo si formas parte de la organización o tienes una acreditación de prensa como periodista o fotógrafo.

Si te encuentras entre los primeros, recuerda apagar el walkie. Follar en el foso es definitivamente una mala idea en el caso de que os olvidéis de éste pequeño detalle, tu polvo puede ser retransmitido en directo por todos los canales de escucha.


MIRA:


LA BARRA

Es otro de los sitios recurrentes en los que follar sin ser vistos pero a la vez desconocidos por algunos. Detrás de la barra normalmente hay espacios apartados o almacenes prefabricados que suelen servir para almacenar bebidas y bidones de cerveza.

Son varias las personas que nos relatan experiencias de éste estilo. Desde trabajadores de las barras que se pierden detrás de ellas cuando tienen un rato libre o personas que disimuladamente se esconden detrás de éstos espacios en los que normalmente son como Andorra, totalmente neutrales y que pasan desapercibidos.

Este es el caso de Julia: “Estaba en Tomorrowland con la que era mi pareja y nos entró el calentón. Mientras estábamos pidiendo bebida vimos la oportunidad de entrar en el espacio que tenían habilitado como almacén. Fue algo especialmente morboso".

LA TIENDA

La tienda es todo un clásico. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero sin lugar a dudas es un buen sitio en el que echar un buen polvo. La intimidad es discutible. La mañana siguiente alguien te puede llegar a aplaudir un desconocido delante de tu tienda imitando los gemidos con los que les has deleitado durante toda la noche. Por eso es importante elegir bien la hora del polvo. Cuanto más famoso sea el grupo que toca, mejor para follar, aunque más caro te sale.

Otro tema importante a tener en cuenta, si te importa disimular, es la proyección de sombras. Por eso es imprescindible acampar en un sitio donde la luz sea más bien difusa. Juntar las cremalleras de dos sacos puede ser la solución definitiva para evitar que se filtre vuestro cuerpo en bolas al otro lado de la tela.

Lo peor de follar en una tienda es el microclima que se genera durante. Todo es tan pegajoso ahí dentro que no sabes si te está acariciando la tienda o la mano de una tercera o cuarta persona. Un consejo: si dejáis entreabiertas las cremalleras de la entrada en la parte inferior de la tienda os evitareis éste efecto.

EL COCHE

Un must y no solo para los conciertos. Hay auténticos manuales para follar en el coche y no morir en el intento. Aparcar en un sitio alejado, reclinar el sillín o generar espacio en el asiento de atrás son algunos de los básicos para mejorar tu comodidad.

También es habitual cubrir los cristales con algún tipo de pareo o toalla para evitar miradas indiscretas. Se pueden sujetar atando un extremo en el asidero o bien cerrando la ventanilla metiendo una puntita para que se aguante bien. Eso sí, asegúrate de que tus amigos sepan dónde estás y de dar señales de vida si la persona que te acompaña es un auténtico desconocido.

LA VEGETACIÓN

Los cañizares, los arbustos, los cipreses... Las plantas y la vegetación son las mejores aliadas de la gente que busca sexo desenfrenado en los festivales. Un buen arbusto aunque no tape disimula, por lo que cuanto más frondoso sea el entorno más intimidad encontrarás. Eso sí, hay sitios en los que es muy obvio que se folla, por lo que si vas allí quizás te sorprenden otras personas con ganas de follar y puede que ésto te corte un poco el rollo.

Javi dice que en los festivales que se realizan en plena naturaleza es una buena solución cuando tus amigos ocupaban las tiendas también para follar. “Mejor usar posturas en las que estéis de pie. Tumbarse dependiendo de cómo sea el terreno y cuando no hay luz definitivamente puede no ser el mejor plan”, nos asegura.

POLY KLYN PREMIUM

Hay distintas categorías de Poly Klyn. Los azules de plástico de toda la vida que huelen que apestan y los entarimados de lujo, de diseño o en forma de caravana. Éstos últimos suelen estar más limpios y son más espaciosos.

Según la distancia entre la taza y la puerta hay distintas formas de usarlo. Desde empotrar o que te empotren contra la puerta a subir o sentarte en el inodoro (con o sin papel de WC para proteger tus glúteos). La postura del candado también suele funcionar en éste ambiente entre parejas heterosexuales. Salir con un espacio temporal de mínimo dos minutos de diferencia es crucial para evitar el cante.

La voz de la experiencia os dice que cuanto más tarde se haga más probabilidades de ser pillados. Que cuando toca el cabeza de cartel es la mejor hora, que cuando más preparada más condones, geles higienizantes y kleenex, menos asquito dará. Por eso siempre hay que llevar un kit contigo. Nunca se sabe cuándo se va a presentar el momento.

Sigue a Alba en @albacarreres.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.