Marca España

Hablamos con la profesora de yoga de Pablo Motos

Todo en esta foto tiene una explicación.
28.11.18
Pablo Motos Yoga
Todas las imágenes del Instagram de Pablo Motos

No sabemos qué estaría pensando Pablo Motos mientras hacía esta postura que en las redes ha dado tanto que hablar. Algunos dicen que este asana es más común haciendo equilibrios para no sentarse en un retrete sucio que sobre una esterilla de yoga, otros han cuestionado que vaya bien de vientre y le han recomendado que coma más fibra. Sin embargo Pablo ha dejado las críticas a un lado y, alentado por los comentarios, ha decidido compartir con sus fans esta segunda imagen de él mismo convertido en meme.

1543329684968-42136182_151138585845648_5646200330083376952_n1

Como si la pose de la silla fuera poco para Pablo justo esta semana ha probado suerte con un equilibrio de puntillas y ha publicado este otro post:

1543329761401-44835969_843501146041074_2039552929718020502_n

Otro pequeño detalle: en vez de usar leggins o mono, va directamente embutido en un calzón negro, un objeto que se ha convertido ya en un fetiche más preciado para sus seguidores que una de las tazas de El Hormiguero. Para saber qué se esconde detrás de estas fotos nos hemos puesto en contacto con Keila Velón, la profe de Yoga de Pablo Motos.

VICE: Hola Keila, ¿tenéis aire acondicionado en el centro donde entrenáis? ¿Por qué Pablo estaba tan rojo?
Keila: Hola. Pues está tan rojo y sudado porque la disciplina Bikram, que es la que trabajamos, es bastante exigente. Se trabaja en una sala a 40 grados de temperatura y a 40 por ciento de humedad durante 90 minutos para evitar cualquier tipo de lesiones. Proviene de un gurú de Calcuta que ordenó de manera lógica una secuencia de 26 posturas. Una te lleva a la otra. De esta forma también se trabaja la mente al límite de supervivencia y te obliga a meditar, a estar con tu mente. Lo que ocurre en esta clase, aunque siempre sea la misma secuencia, es realmente mágico. La gente llora, ríe, vomita, se enfada… pueden pasar miles de cosas.

Publicidad

Una pregunta que toda España se está haciendo a día de hoy: ¿está hecho polvo Pablo Motos? ¿O es que todo el mundo que entrena contigo acaba así?
Keila: Pablo es una persona muy deportista que está en forma. La clase es realmente exigente y él es muy disciplinado y entregado. En las clases de Bikram se trabaja todo, es un entrenamiento completo. Hay muchas posturas en las que haces como un torniquete, como una presa para la sangre, y cuando sales de la postura vuelve a pasar la sangre pero esta vez de golpe. Esto te hace sentir una experiencia purificadora. Es bueno acabar rojo y sudado, quiere decir que lo ha hecho bien.


MIRA:


Mucha gente piensa que el yoga es algo light y que no se trabaja tanto como en otro deporte… pero en cambio hemos visto a Pablo con unos músculos súper definidos. ¿Solo haciendo yoga puedes conseguir un cuerpo así?
El yoga, y en este caso el Bikram, no es un paseo. Es pura actividad física. Oxigenar la sangre y es pura medicina. Sirve para curar. Realmente puedes estar muy fuerte y trabajar todos los músculos solo haciendo esto, pero si lo complementas con algún otro ejercicio como nadar, pues bien por ti. El Bikram es como todo en uno: músculos, masaje, sauna… y acabas con el corazón que te sale por la boca.

¿Cada cuánto sueles entrenar con él y qué soléis hacer? ¿Y cuánto sería lo ideal para entrenar bien?
El yoga es un modo de vida y ya lo integras en tu día a día. Es decir, no es algo que hagas tres veces por semana y te olvidas de ello. Es como cepillarse los dientes. No te planteas cuántas veces te los tienes que cepillar… lo haces y ya… En este sentido Pablo es muy buen yogui. Lo ideal sería practicarlo a menudo y que formase parte de tu rutina.

profesora de yoga

Fotografía por Pablo Meilán cortesía de Keila

¿Es necesario hacer estos ejercicios prácticamente en bolas?
La forma más cómoda de practicarlo es esta. Si llevas una camiseta o unos pantalones acabarán enganchándose al cuerpo. Por eso recomendamos que se lleve cuanta menos ropa mejor. Muchas mujeres vienen a mi clase en bañador porque es algo que se pega mucho al cuerpo. Los chicos mejor en mallas o solo con una parte de abajo ajustada. En este sentido da igual lo que lleves puesto, no es una pasarela. Hay que estar lo más cómodo posible teniendo en cuenta que estarás toda la clase sudando.

El texto que acompaña la foto, en el que dice que desde que nacemos nuestro cuerpo es aplastado por el peso de la gravedad, ¿es tuyo? ¿Se lo has explicado tú?
No. Pablo es una persona muy leída y le gusta informarse de lo que hace. Desde que vio los resultados notó otra sensibilidad, incluso en el trabajo, y lo notaba mucho mentalmente. ¡Es alguien que viene hasta con un catarro! ¡Incluso va a clase aunque yo no pueda asistir!

Publicidad

Lo que significa esta frase es que te pasas toda tu vida haciendo todo con el cuerpo inclinado hacia delante, con la chepa, pero nuestro cuerpo también está preparado para doblarse hacia atrás y hacer un trabajo completo. Está demostrado que si alineas tu columna eso también se nota en tu día a día. Con una colocación casi perfecta puedes llegar hasta crecer un centímetro y medio, y si tu espalda está sana tu vida es también más feliz.

En la fotografía vemos dos botellas de agua, un paquete de pañuelos y una especie de máquina de proyectar humo. ¿Para qué sirven todos esos elementos que hay en el gimnasio?
Para el Bikram es básico hidratarse, por eso hay las botellas. Suelo recomendar hacerlo durante todo el día, porque si lo haces minutos antes, con la intensidad del ejercicio puedes acabar con dolor de estómago o vomitando (ha pasado más de una vez, pero siempre digo que no es malo hacerlo, es como sacar el monstruo que llevas dentro y que no te deja ser libre). También es imprescindible que en la sala haya espejos. Los pañuelos son para los mocos, porque el sudor es algo que persiste durante toda la clase. La máquina que hay es un humidificador para regular la humedad y para que haya suficiente oxígeno en la clase.

¿Te había pasado alguna vez que algún alumno tuyo se convirtiera en meme en alguna de tus clases? ¿Qué te parece?
No, la verdad. Cualquier movimiento suyo es comentado. También es verdad que hay un límite bastante fino entre lo que es humor y el mal gusto. A mí no me gustaría estar tan expuesta a lo que te dice la gente. Mucha gente no siente empatía cuando se ríe de alguien, pero si se pusiera en su lugar quizás no le haría tanta gracia.

Sigue a Alba en @AlbaCarreres.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.