Actualidad

Las Instagram stories sobre la violencia contra las mujeres indígenas desaparecieron de pronto

Cientos de personas han dicho que sus publicaciones sobre mujeres y niñas indígenas desaparecidas y asesinadas fueron eliminadas en un día destinado a honrar su memoria.
12.5.21
Ilustración sobre Patience Commanda de la Jefa Lady Bird
la Jefa Lady Bird, una artista, dijo que su Instagram story sobre Patience Commanda de los chippewas de la Primera Nación Rama desapareció de la plataforma el 6 de mayo. Foto vía la Jefa Lady Bird/Instagram

Artículo publicado originalmente VICE en inglés.

Las personas que compartieron Instagram stories en memoria de las mujeres y niñas indígenas desaparecidas y asesinadas (MMIWG, por sus siglas en inglés) en un día destinado a crear conciencia sobre el alto nivel de violencia que enfrenta este sector de la población se sorprendieron al ver que sus stories desaparecían sin explicación.

La gente compartió y volvió a compartir las stories en la plataforma el 5 de mayo, el día nacional para crear conciencia sobre las MMIWG y el Día del Vestido Rojo, todas con el hashtag #MMIWG. Pero a la mañana siguiente, muchos usuarios de Instagram se toparon con una notificación que decía “esta historia ya no está disponible” en lugar de sus stories.

Publicidad

La artista Jefa Lady Bird había compartido una publicación y una story de la obra de arte que había creado sobre Patience Commanda, una joven perteneciente a los chippewas de la Primera Nación Rama, que está representada con un vestido rojo y una huella de mano en la boca, del mismo color. La publicación permaneció en la plataforma, pero la story se había desvanecido.

Muchos de los seguidores de la Jefa Lady Bird habían compartido la publicación en sus stories, incluido el cocreador y estrella de Schitt’s Creek, Dan Levy. La artista mencionó que si bien sus stories habían desaparecieron, la story de Levy sobre su propia publicación era visible en Instagram.

“Se siente como si hubiera sido a propósito”, señaló la Jefa Lady Bird. “Alguien como Dan, que es una celebridad y es blanco, está exento de esto. No tenemos el tipo de exposición que tienen las personas no indígenas”.

El 6 de mayo, un vocero de Facebook —la empresa dueña de Instagram— dijo a VICE World News: “Es un problema técnico global generalizado que no está relacionado con ningún tema en particular y lo estamos solucionando ahora mismo”.

La plataforma se disculpó eventualmente en Twitter. “Ya hemos solucionado el problema. Afectó muchas stories que contenían publicaciones compartidas creadas ayer y esta mañana. Nos disculpamos con todas las personas afectadas, especialmente las que crean conciencia sobre causas importantes a nivel mundial”.

Publicidad

Si bien las stories no regresaron, la Jefa Lady Bird dice que sus stories destacadas estaban de vuelta.

Muchas otras stories relacionadas con las MMIWG, incluidas algunas stories sobre personas indígenas negras y no binarias que han experimentado violencia, también desaparecieron de Instagram.

La influencer e instructora de yoga Shayla Oullette Stonechild, quien es métis y nêhiyaw (una mujer cree de las llanuras) de los muscowpetung de las Primeras Naciones, se despertó a las 5 AM el 6 de mayo y notó que su sesión fotográfica detrás de escena con la diseñadora Lesley Hampton había permanecido en su Instagram story, pero sus publicaciones que habían compartido otros influencers y activistas indígenas habían sido eliminadas.

En un inicio pensó que era un problema técnico que solo había afectado su cuenta, pero luego comenzó a notar que las stories de otras personas no estaban disponibles. Publicó una encuesta preguntando si le había sucedido a otras personas y 800 respondieron que sus publicaciones sobre MMIWG habían sido eliminadas.

Luego hizo una publicación en Instagram que decía: “Las redes sociales están silenciando las voces indígenas. Esto es la eliminación de nuestras voces en favor de las vidas de las personas indígenas. Está perpetuando la violencia y el genocidio continuo contra las mujeres indígenas”.

La publicación fue compartida 6.600 veces.

Sin embargo, cuando Stonechild abrió su Instagram el viernes, la plataforma también había retirado la publicación por contener símbolos de odio y discurso de odio, dijo. De inmediato apeló la eliminación y una hora y media después volvió a su feed.

Publicidad

Dijo que la censura se siente como una continuación de la discriminación contra las mujeres indígenas que comenzó con la Ley Indígena. “Es interesante ver cómo la historia se repite, y ahora en las redes sociales siguen tratando de silenciar a las mujeres indígenas; todavía están demostrando que no les importa un carajo nuestras vidas”.

Melina Laboucan-Massimo dijo que la eliminación de la story sobre su hermana menor, Bella Laboucan-McLean, fue como “una puñalada en el corazón”. Laboucan-McLean murió en 2013 después de mudarse a Toronto desde Sturgeon Lake, Alberta, para estudiar artes de la moda; su asesinato sigue sin resolverse.

“A pesar de que fue un día horrible, no me sentí sola. Me sentí vista y me sentí escuchada. Y luego al despertar a la mañana siguiente y ver que todo lo que había publicado había sido borrado... se sintió como censura, como si la story de mi hermana no fuera apropiada para las miradas de las personas blancas... como si nadie quisiera compartir el sufrimiento y dijeran que el dolor que atravesamos como familiares y pueblos indígenas que murieron por hechos violentos no tiene importancia”.

Jordan Marie Daniel, quien dirige las cuentas de @nativein_LA y su organización @rising_hearts, dijo que alrededor del 80 por ciento de sus stories relacionadas con las MMIWG desaparecieron el 6 de mayo.

Daniel dice que hay mucho trabajo y organización detrás de la fecha del 5 de mayo, día en el que se honra el cumpleaños de Hanna Harris, la mujer cheyene del norte que desapareció y murió en 2013 en Montana. “De inmediato me sentí desconsolada y desalentada porque dedicamos todo nuestro esfuerzo ese día”.

En lugar de relajarse el 6 de mayo, dijo que ella y otros organizadores se pusieron a trabajar para comunicarse con las familias y los activistas para hablar sobre cómo los hacían sentir las stories faltantes de Instagram.

“Es la máxima expresión de represión de las voces indígenas y realmente perpetúa la invisibilidad de los pueblos indígenas”, advirtió Daniel.

Sigue a Kelly Boutsalis en Twitter.