FYI.

This story is over 5 years old.

astrologia de la liberacion

De sardinas y astros

Mira lo que te depara el destino ante el aumento del metrobús y la construcción de diez prisiones.
26.3.13

Foto El Universal.

Si bien las leyes de la física dictan que dos cuerpos no pueden ocupar un mismo espacio al mismo tiempo, cada hora pico las leyes de la economía capitalista exigen que decenas y decenas de cuerpos se compacten en cada vagón del metrobús de la ciudad de México. Claro que semejantes latas no son para cualquier sardina, así que el gobierno se dispone a subir el precio del viaje para que sólo las sardinas-bien tengan acceso a ese sauna móvil. El resto tendrá que aprender a caminar.

Publicidad

Pero no se preocupe el amable lector: incluso en nuestra subdesarrollada capital capitalista, hay recursos para sostener las instituciones fundamentales de la sociedad, es decir, las cárceles. Si las autoridades no tienen dinero para subsidiar un transporte accesible, en cambio se disponen a construir diez nuevas prisiones. Tampoco eso debe preocupar al contribuyente: no lo hacen para aliviar el inhumano hacinamiento de las malvadas sardinas presas, sino para poder aumentar su número. Según la lógica del buen pequeñoburgués, entre más presos haya, más seguros vivimos. Además, en todo caso, las sardinas presas suelen ser sardinas pobres.

Y dado que a estos seres enlatados les está vedada la vista de las estrellas, le dedicamos a ellos esta edición de nuestra astrología, en la esperanza de que, en el futuro, ellos y nosotros dejemos de ser sardinas y nos convirtamos en personas.

Aries: Nuestro estado capitalista encarceló al obrero Valentín Campa en 12 ocasiones para castigar su actividad política. Una de ellas, por diez años. El partido que lo encarceló sigue gobernando México. El presidente que lo encarceló, Adolfo López Mateos, es un modelo que el nacionalismo “de izquierda” recuerda con nostalgia.

Tauro: Las estadísticas carcelarias pueden decir mucho sobre una sociedad. En Estados Unidos, el país con mayor número de presos per capita, se considera normal que la mitad de los varones negros pasen por la cárcel.

Publicidad

Géminis: La cárcel, como la riqueza, no es una cosa, sino una relación entre personas. Si el núcleo de todo estado lo conforman los “destacamentos de hombres armados al servicio de la clase dominante”, los custodios de las cárceles ocupan una función central dentro de esos destacamentos.

Cáncer: Los custodios ejercen cotidianamente tal nivel de violencia contra sus semejantes que en cualquier otra circunstancia sería aberrante. Al igual que el resto de los policías, los custodios cobran un salario por ejercer una función represiva. No tienen lugar dentro del movimiento obrero.

Leo: La existencia de la cárcel se apoya en la legitimidad social que tiene la arcaica sed de castigo. Pocas cosas resultan tan hipócritas como la retórica oficial de la “regeneración”.

Virgo: La pobreza y el desempleo son las principales fuentes de la delincuencia. Más que cuestionar si los presos en general son culpables o inocentes de los cargos que se les imputan, habría que cuestionar la noción misma de culpabilidad.

Libra: La cárcel no suprime las diferencias sociales, sino que las exacerba. En una prisión donde incluso el derecho a sentarse en la sombra cuesta dinero, la calidad de vida de los presos ricos difiere radicalmente de la de los presos pobres, reflejando nítidamente los valores de la sociedad que la rodea.

Escorpión: León Trotsky escribió su libro 1905 durante una de sus múltiples prisiones. Solía bromear diciendo que la cárcel era el único lugar del imperio zarista donde se podía estudiar tranquilamente sin temor a ser arrestado.

Publicidad

Sagitario: La prensa burguesa nos ha vendido la idea de que el sufrimiento del sospechoso es un derecho de la víctima.

Capricornio: La brutalidad del sistema carcelario es un reflejo necesario de la brutalidad de los antagonismos sociales. No se puede regenerar las cárceles sin regenerar el sistema social del que forman parte.

Acuario: Antonio Gramsci murió en una cárcel de la Italia fascista tras nueve años de cautiverio, acusado de “incitación al odio de clases”. Los esclavistas no esperan de sus esclavos más que gratitud.

Piscis: Hallándose presa por sus actividades políticas, Rosa Luxembrug convivió con presas del fuero común y se solidarizó con ellas por sus terribles condiciones de presidio.

Anteriormente:

El arte de vivir del arte

¿Quieres más? Ve a nuestra columna Astrología de la Liberación.