FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Ropa para chicos malos con pugs

Natalija Mencej es la primera diseñadora en ver cómo su colección de graduación se convierte en un meme.
16.8.12

Nunca apostaría mi vida, pero estoy muy seguro de que Natalija Mencej es la primera diseñadora en ver cómo su colección de graduación se convierte en un meme. Pero no creas que los únicos interesados en su trabajo son quinceañeros misóginos sin amigos de verdad. Hay muchas otras personas (les dicen “la industria de la moda”) que tampoco tienen amigos de verdad, pero que se están tomando a Natalija muy en serio.

La contacté para una (muy, pero muy) rápida plática.
 
VICE: ¿Cómo empezaste a hacer tu propia ropa?
Natalija Mencej: Siempre me ha gustado tejer, desde que tenía diez años y mi tía me ayudó a hacer una bufanda. Tuve que aceptar varios trabajos pinches para poder pagar mi vida y mis estudios en Londres, perfeccionar mi arte y ver si tenía futuro.
 
Estudiaste una licenciatura en Diseño de Moda en Saint Martins. Ese lugar es muy divertido, ¿cierto?
¡Sí! Pero también fue muy estresante, y en ocasiones desgarrador. Fue genial estudiar con gente tan talentosa y ambiciosa de todo el mundo, y maestros que te dejaban hacer lo que quisieras. Pero esto también implicaba que a veces estabas completamente aislado, y debías enfrentar los obstáculos solo. Toma tiempo acostumbrarse, pero también te da el espacio y la iniciativa para expresarte.

Natalija. 

¿Cuál fue la reacción a tu colección de graduación?
Excelente, la gente se emocionó mucho. Dazed y i-D hicieron algunas cositas para mí. Supongo que apenas estamos comenzando.

¿Cómo cambiaron tus diseños a lo largo de tus estudios? ¿Siempre has hecho ropa deportiva?
No, hice ropa para mujer durante los primeros dos años, aunque nunca fue muy femenina. Empecé a trabajar con ropa para hombre hasta mi último año.

¿Para quién estás diseñando estas cosas?
Supongo que mi modelo es un güey imaginario con mala suerte, un huérfano que quiere convertirse en alguien visible, memorable y único. De eso se trata la colección femenina.
 
Es como una extensión de los trajes de terciopelo y la cultura de los pimps.
No exactamente pimp, pero quiere resaltar. Uso terciopelo y brillantina, y supongo que eso es un gesto de complicidad hacia esa cultura.

Los pugs estaba súper lindos.
Sí, tuve mucha suerte con eso. Cuando decidí que quería usar pugs, alguien me escuchó hablar de ello en la escuela y resultó que su madre estaba en la Sociedad de Pugs de Londres, así que los tomé prestados de ella. Creo que funcionaron bien en el show.

Ya viste esto, ¿cierto? ¿Qué opinas?
El güey que lo hizo me dejó sin palabras. Es todo un poeta, como Shakespeare. Quizá le pida que escriba una canción para mi colección de maestría.

Chicos cuidando cachorros; tiene un aire de ternura. ¿La ternura te parece sexy?
No necesariamente, pero definitivamente prefiero tener a un hombre protector junto a mí. El mundo se ha vuelto demasiado femenino; hacen falta hombres de verdad.

Ok, pero tus modelos callejeros eran bastante varoniles y geniales. ¿Cómo los encontraste? ¿Son amigos tuyos?
Larry, uno de los modelos, también estudia en CSM. Nos conocimos ahí. Él fue el que hizo las audiciones para mi shows y también me sugirió la música. Los perros y los chicos hicieron que todo fuera muy high-concept.

¿Ésta fue la primera vez que haces ropa para perros?
Sí, pero no fue tan complicado. Corté un par de sudaderas que me regaló Harry, el dueño de los pugs, justo antes del show. Sólo les di un estilo un poco más hip hop.

¿Qué es lo que tanto te gusta de la cultura hip hop?
Me encanta lo positivo del hip hop de vieja escuela. Esa fue mi inspiración. Todas estas ideas brillantes que salen de la nada, de la pobreza extrema. Todo está hecho para rockear, para ser cool, para ser visible.
 
¿Has disfrutado tu vida en Londres?
Cuando estudias moda todos tus amigos están en la “industria”. Me encanta la comunidad de estudiante de moda en Londres, pero no estoy segura de que quiera quedarme aquí o en cualquier otro lugar por mucho tiempo. Para ser honesta, prefiero estar en constante movimiento.

Sigue a Sam en Twitter: @samvoulters