FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Los beneficios de fumar hierba durante el embarazo

Estas mujeres se preocupaban por sus bebés y que, al parecer, la marihuana no tiene efectos duraderos en los niños.
26.11.15
fumar hierba embarazada
mujeres-que-fuman-mota-estando-embarazadas-body-image-1448307545-size_1000

Foto vía Daniel Berehulak / Getty

Las madres fumetas son miembros activos de la comunidad de consumidores de cannabis. Pero también hay una población femenina consumidora de cannabis de la que no se habla abiertamente: las mujeres embarazadas*.

La marihuana medicinal es cada vez más aceptada en EUA, donde más de 23 estados han legalizado la droga para quienes necesitan de sus beneficios curativos. Durante el embarazo, las mujeres soportan muchos de los problemas de salud para los que se prescribe la marihuana medicinal, sean náuseas, pérdida de apetito, ansiedad y más. Sin embargo, para muchas personas, fumar durante el embarazo es algo parecido al maltrato prenatal, e incluso algunos médicos (y legisladores) consideran que el consumo de marihuana durante el embarazo debe denunciarse a los servicios de protección del menor.

Publicidad

Aún no se sabe a ciencia cierta cuáles son los efectos a largo plazo de la marihuana en los fetos. Sin embargo, un informe que emitió el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado a principios de año, concluyó que, de hecho, el THC se transmite a los niños a través de la placenta y la leche materna. En el informe, se asocia la marihuana con el bajo peso al nacer y, tras el parto, con posibles problemas de atención, deterioro cognitivo o bajo coeficiente intelectual.

Sin embargo, esta semana, la Asociación Médica Estadounidense acordó impulsar la regulación que exige que los productos de marihuana medicinal y recreativa incluyan el mensaje: «Advertencia: el consumo de marihuana durante el embarazo y la lactancia puede poner en riesgo la salud de su bebé». Esta leyenda es mucho menos agresiva que la de los productos de tabaco o alcohol, pero la decisión es desconcertante para quienes piensan que el mensaje es prematuro.

A los partidarios de la marihuana les gusta sacar a relucir un estudio de 1994 centrado en los recién nacidos en Jamaica como prueba de que la marihuana y los bebés realmente no son una mala combinación. Sin embargo, debido a que la investigación sobre el tema es limitada y no hay suficientes estudios sobre los efectos de la marihuana a largo plazo en los fetos, aún no se sabe mucho sobre el asunto.

Fumar hierba durante el embarazo puede ser menos dañino que ingerir alcohol, pero sin duda es mucho más tabú. Pese a ello, algunas futuras madres se lían sus porros de vez en cuando. Contactamos con cuatro mujeres (cuyos nombres han sido cambiados) para que nos hablaran de los beneficios que les aportó la hierba durante el embarazo, cómo consiguieron el apoyo de sus parejas (mientras que no obtuvieron el del médico) para fumar, y si alguna vez les ha preocupado que la marihuana afecte el desarrollo de sus hijos.

MADRE 1

VICE: ¿Cómo fue tu embarazo en cuanto a plazos?
Sara: Me quedé embarazada en abril de 2014, después de haber perdido a un bebé diez semanas antes, en marzo. En diciembre di a luz a una niña muy sana. Quedé muy decepcionada con la clínica de partos a la que acudí para mi primer embarazo, así que esta vez quería un parto natural y recurrí a una partera.

¿Me puedes contar de tu experiencia fumando marihuana mientras estabas embarazada?
Durante los primeros cuatro meses del embarazo, vivimos en un estado en el que el uso medicinal o recreativo de la marihuana no estaba legalizado. Durante esos cuatro meses vomitaba tanto que tenía que ir a Urgencias por lo menos una vez a la semana (llegué a ir hasta tres veces a la semana) para que me rehidrataran por vía intravenosa. El doctor me mandó un medicamento muy caro que mi seguro médico no cubría, cada pastilla costaba un poco menos de 12 euros. En cambio, la marihuana me costaba unos 20 euros el gramo y me permitía ingerir alimentos sin que me dieran ganas de vomitar. En esos cuatro meses, las únicas veces que llegué a comer fueron cuando lograba que alguien me consiguiera marihuana. Después nos mudamos a Colorado y fue mucho más fácil conseguirla; estábamos a cinco minutos del dispensario.

Publicidad

Entonces, ¿fumabas maría para las náuseas matutinas? ¿Te ayudaba?
El término médico para lo que padezco es «hiperémesis gravídica», que es una forma elegante de decir que estaba vomitando tanto que era un peligro para mi salud y la de mi bebé. La marihuana sí ayudó. Demasiado, de hecho. No creo que hubiera podido lograr el embarazo sin ella.

¿Le pediste consejos a tu obstetra o a tu partera sobre la marihuana? ¿Qué te dijeron?
Cuando nos mudamos a Colorado, le pregunté a mi partera. Me recomendó que la utilizara, así que fui a comprarla al dispensario recreativo.

¿Cómo la consumes?
Utilizaba un inhalador, porque si la fumaba me daba tos y ganas de vomitar.

MADRE 2

VICE: ¿A qué te dedicas? ¿Vives en un estado en el que la mariguana es legal?
Nora:Vivo en Carolina del Norte. Aquí es legal. Estoy casada, tengo una hija de un año de edad y tenemos otro bebé en camino, que llegará para mayo de 2016. Trabajo para el dueño de una cadena de comida rápida, tengo un trabajo de oficina: hago papeleo y gestiones.

¿Consumías marihuana antes de tu embarazo?
En realidad no, de hecho no veía con buenos ojos a quienes la consumían, en especial a las mujeres embarazadas. En aquel entonces pensaba, «¿Cómo pueden consumir drogas estando embarazadas?» Luego entré en la universidad y aprendí por mí misma que la marihuana no es una «droga» en el sentido convencional. Comencé a fumarla con regularidad y me hice amiga de algunas mujeres que fumaban estando embarazadas. El saber que estas mujeres se preocupaban por sus bebés y que, al parecer, la marihuana no tiene efectos duraderos en los niños, me hizo cambiar de parecer.

Publicidad

¿Cuál fue el uso que le diste durante tu primer embarazo? ¿La utilizabas de manera recreativa o era para que te ayudara con los síntomas del embarazo?
El uso que le di durante todo mi primer embarazo siempre fue el mismo. Fumaba todas las mañanas antes de ir al trabajo y unas cuantas veces más a lo largo del día. Sabía que las náuseas matutinas hacen que las mujeres embarazadas bajen de peso, pero yo no quería que mi bebé no tuviera los nutrientes necesarios, así que fumaba para tener apetito y asegurarme de no vomitar todo lo que comía. Aunque mi peor síntoma era lo sensible que estaba. Al inicio de mi primer embarazo, trabajaba en un restaurante como gerente y cualquier interacción con los clientes me hacía llorar. Era horrible, pero fumar marihuana me ayudó a relajarme y no estar tan sensible.

¿Te enfrentaste a críticas de tus amigos o tu pareja por fumar maría?
Mi esposo me alentó a continuar fumándola, porque ambos consideramos que no es dañina. Sé que a algunos de mis amigos no les parecería bien, así que no se lo dije. Mi mejor amiga y yo nos quedamos embarazadas al mismo tiempo. Ella fumó durante todo su embarazo. Mi médico sí me juzgó por fumar hierba. Me dijo que si estaba en el hospital y en mis análisis salía positivo de consumo de marihuana, tendría que llamar al departamento de Servicios de Protección Infantil y que probablemente no volvería a casa con mi bebé. Dejé de fumar como a los siete meses de embarazo. No estuvo tan mal, pero definitivamente perdí el apetito durante algunas semanas.

Entiendo su preocupación, pero ni que se tratara de alcohol. Nunca me hicieron alguna prueba para saber si estaba tomando alcohol durante el embarazo, que es algo que sí podría dañar al bebé

¿Te hicieron un test de dopaje cuando estabas en el hospital para dar a luz a tu bebé?
Sí, salió negativo. Cuando llegué al hospital, querían que orinara de inmediato, ni siquiera se molestaron en revisarme antes. Ya tenía ocho centímetros de dilatación, por lo que no podía orinar. No tuve ninguna complicación, pero después de que naciera mi hija y antes de que me dejaran levantarme de la cama, me dieron el recipiente para que orinara. Mientras hacían el análisis, el médico me preguntó: ¿Va a salir negativo el análisis? Le respondí que sí y me dijo ¿Estás segura? Fue muy insultante.

¿Estás consumiendo marihuana durante este embarazo?
Esta vez no, quiero ahorrarme los problemas. Aunque creo que es ridículo. Mi hija está perfectamente sana, pero los médicos no quieren creer que está bien. Además creo que yo soy la única que tiene el poder de decidir si consumo o no mariguana durante mi embarazo. Entiendo su preocupación, pero ni que se tratara de alcohol. Nunca me hicieron alguna prueba para saber si estaba tomando alcohol durante el embarazo, que es algo que sí podría dañar al bebé, creo que es algo muy hipócrita.

MADRE 3

VICE: Háblame de tu embarazo.
Daniela: Me quedé encinta en diciembre de 2014, aunque me enteré de que lo estaba varias semanas después, cuando llegaron las náuseas. El bebé nació en septiembre de 2015.

Cuéntame tu experiencia consumiendo marihuana durante el embarazo.
Al principio estaba en contra, principalmente por el estigma en torno al tema. Sin embargo, después de tres semanas en las que no pude comer por las náuseas que tenía, fumé por primera vez. Solo unas pocas caladas. Me relajé, me comí un sándwich y, ¡no vomité! Creo que después me quedé dormida. Fumé un par de veces más, porque vomitaba cada 20 - 40 minutos y había perdido algo más de 6 kilos. Cuando fumaba podía comer y dormir. Cuando llegué al tercer trimestre estaba tan bien que no la necesité.

Publicidad

¿Lo consultaste con tu obstetra? ¿Qué te dijo?
No lo hice porque no tenía esa conexión mágica que muchas mujeres tienen con su obstetra. Digamos que él solo estaba ahí para asegurarse de que el bebé estuviera bien y mandarme medicamentos. Ni siquiera estuvo presente durante el parto.

¿Recibiste alguna crítica de tus amigos o tu pareja por consumir marihuana durante el embarazo, o te apoyaron?
La mayoría me apoyó. De hecho, mi esposo es quien me alentó a fumar. Todos sabían que no fumaba por gusto, solo algunas caladas para no devolver la comida.

¿Crees que pudo haber afectado a tu hijo?
No creo que haya tenido ningún efecto. Mi hijo es como cualquier otro niño de un año. Le encanta andar de un lado a otro, persiguiendo animalitos. Le gusta cantar y bailar.

MADRE 4

VICE: Háblame de ti y de tus embarazos.
Nicole:Acabo de cumplir los 30, tengo un niño de nueve años de edad, una niña de siete que tuve con mi expareja y una niña de tres años de mi actual marido. Hemos estado juntos durante seis años y yo me dedico al hogar.

¿Consumías marihuana antes de estar embarazada?
Antes de mi primer embarazo fumaba a diario, varias veces al día.

¿Cambió tu consumo con el primer embarazo?
De hecho, dejé de fumar cuando las pruebas salieron positivas. Pero una semana después empecé a tener náuseas matutinas. Todo me daba náuseas. Solamente comí galletas esas primeras semanas. Después de unos días, comencé a fumar un poco por las noches para que me diera hambre y poder cenar. Creo que después del segundo trimestre ya no fumé. En una de mis revisiones, le dije al médico que fumaba marihuana ocasionalmente. Me dijeron que no era lo mejor, pero que sí era mejor que no comer nada.

Tu hijo nació sano, ¿verdad?
Sí, es alto y muy inteligente. Lo amamanté durante 11 meses.

Pero decidiste no consumir marihuana durante tu segundo embarazo. ¿Por qué?
Simple y llanamente porque ya no me era tan fácil conseguirla. Mi expareja era el que la conseguía, no yo. Lo dejé tres días después de enterarme de que estaba esperando a mi segundo hijo. Acudí a un centro de ayuda contra la violencia doméstica y no quería que me pillaran consumiendo marihuana y me echaran de ahí. Las náuseas matutinas eran horribles, si hubiera tenido marihuana seguramente la habría consumido.

*VICE no apoya el uso de ningún tipo de sustancia durante el embarazo y no aconsejaría fumar marihuana durante el embarazo hasta que haya más información sobre el posible daño de ésta en los bebés.