Cultura

Las peores mentiras de nuestros políticos en Twitter

Analizamos los tuits que nuestros políticos han escrito en sus redes y que han acabado por incumplir. Éstos son algunos de los más destacados.
22.7.16

Muchas son las mentiras que nos dicen nuestros queridos políticos. Por suerte o por desgracia las palabras se las lleva el viento, pero los tuits permanecerán siempre en la red (a no ser que los hábiles communities los hagan desaparecer como por arte de magia). No se salva nadie. Bajadas de pantalones a cambio de poltronas, promesas incumplidas a mansalva que se lanzan para ver quién da más e ideales mitigados a cambio de una brizna de poder. Sí, es triste, pero en esto, precisamente en esto consiste la política. Es un Juego de Tronos elevado al mil pero con menos caballos muertos y más puñaladas traperas.

Empezamos pues analizando uno de los tweets del presidente del gobierno en funciones:

"La cesión del PSOE a independentistas en el #Senado no tiene explicación. Para llegar a la presidencia del Gobierno no vale todo" Mariano Rajoy, 16 de enero del 1016. 187 días después las cosas cambian y parece ser que ahora sí hay alguna explicación para don Mariano. El supuesto pacto con CDC y PNV deja entrever la amnesia temporal del amigo popular. Y es que es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos y alcalde. Y si es al revés no pasa nada. En éste país de pandereta la gente ya entiende lo que has querido decir. Nada es para siempre y las promesas aún menos.

La cesión del PSOE a independentistas en el — Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy)16 de enero de 2016

Creo sinceramente que la siguiente es la mentira más repetida históricamente en política española. Si sabes que no lo vas a hacer, ¿por qué asegurar aquello imposible? ¿Es preferible mentir a ser impopular? Muy estudiado lo deben tener los DirCom para tropezar con la misma piedra una y otra vez.

Bajaremos el IRPF, el impuesto de Sociedades y bajadas en la cotización de la Seguridad Social — Partido Popular (@PPopular)18 de diciembre de 2015

NO DURA NI 2 MINUTOS.
Febrero, 2015.
Jorge Fernández Díaz en Salvados.
Buen momento para recordarlo.— SALVADOS (Oficial) (@salvadostv)22 de junio de 2016

Un claro ejemplo de cómo dar puñaladas por la espalda llega de la mano de Esperanza Aguirre:

Mis deseos de total y pronta recuperación a — Esperanza Aguirre (@EsperanzAguirre)15 de junio de 2016

Carmena actúa como sacarina del proyecto político que amarga la vida a cualquiera que quiera invertir en Madrid.— Esperanza Aguirre (@EsperanzAguirre)5 de julio de 2016

Los populares no son los únicos que hacen todo lo contrario a lo que escriben. Albert Rivera no se queda corto y ha decidido cambiar de chaqueta en cuanto le ha convenido:

Nuestra ejecutiva ha decidido no apoyar a Rajoy, seremos la oposición constructiva,y nos abstendremos en 2a votación para no bloquear España

— Albert Rivera (@Albert_Rivera)13 de julio de 2016

El presidente del Congreso debería tener perfil estadista y no ser del mismo partido que el futuro presidente del Gobierno. Nuevos tiempos.

— Albert Rivera (@Albert_Rivera)29 de diciembre de 2015

La relación entre Pablo Iglesias y los medios de comunicación es un tanto especial. Dependiendo de con qué pie se levante opina una cosa o la otra.

Las contradicciones de Pablo Iglesias en la entrevista de — MALDITA HEMEROTECA (@Mhemeroteca)12 de octubre de 2015

Pero esta no ha sido la única contradicción del líder podemita. Según algunos medios españoles esta ha sido la mentira más estúpida de Pablo Iglesias.

Mi primer desayuno en la cafetería del Congreso. Barrita con tomate, café con leche y refresco 2,45€. Más barato que en la facultad

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_)1 de febrero de 2016

El amigo de Pablo Casado se quedó muy a gusto después de hacerle cometer este error en sus redes (suponiendo que no tenía ni idea de que estaba mintiendo, claro).

Zasca!!! a Pablo Casado. Vía — Mejores Zasca! (@mejoreszasca)11 de junio de 2016

Podríamos seguir y destapar así una infinidad de mentiras que se han escrito en las redes hasta que tu índice se cansase hacer scroll. No hará falta. La tecnología evoluciona y desde el Emotion Research Lab se ha creado un sistema que permite saber si los políticos mienten o no a través de un análisis de imágenes faciales de cada candidato. Lástima que aún no está creada la app al más puro estilo Pokemon Go para apuntarles a los ojos y exigirles que te digan la verdad. ¡Que no nos engañen!