Claudia González retrata la comunidad transexual de La Habana

La fotógrafa Claudia González participa en la sección Descubrimientos de PhotoEspaña 2015 con su trabajo "Reassing".

De la columna 'PhotoEspaña 2015'

Claudia González (Santiago de Chile, 1977) comenzó a trabajar con la comunidad transexual de La Habana en 2011. "El proyecto surgió tras conocer la labor que realiza Cenesex. Me costó un año y varios viajes que confiaran en mí, desde entonces he vuelto a Cuba todos los años para hacer retratos, la última vez fue en diciembre de 2014 y tengo pensado regresar pronto, tengo que decidir cuándo cierro el proyecto, me imagino que será cuando se edite el libro".

VICE: ¿Por qué decidiste titular tu trabajo Reassing?
Claudia González: Cuando comencé el proyecto, sin título definido en ese momento, me llamó la atención cómo se referían a las personas que habían cambiado de sexo. Hablaban de 'reasignadas', me pareció una definición fría para calificar algo tan complejo como el cambio de sexo en un ser humano, con todo el embrollo psicológico y emocional que conlleva. Me sonaba más a una especie de sello en un producto cárnico, así que decidí reasignar a todas las personas de este proyecto. ¿Por qué en inglés? Porque permite jugar con la dualidad de sexos, ya que la transición es tanto masculina y femenina, incluso reasigna a aquellos que no llevan a cabo un cambio de sexo completo como los travestís o los transformistas que también forman parte de esta serie.

¿Cómo llegaste hasta los protagonistas?
A través de Cenesex, tuve claro desde un principio que quería colaborar con ellos, para mí era importante contar con su respaldo y de alguna manera que se conociera el apoyo que dan a toda la comunidad LGTB. Tal vez habría sido más fácil ir al Malecón y sacar contactos desde allí, pero me atraía mucho la lucha por el bienestar y normalización por la que están trabajando, dando oportunidades de estudiar y trabajar, por ejemplo. La experiencia ha sido maravillosa, me he encontrado con fantásticos seres humanos, he recibido agradecimientos desde varias partes del mundo, ya que esto no sólo sucede en Cuba.

Tus fotografías muestran un antes y un después. ¿Cómo concretaste este formato?
En un principio es un juego visual, una forma rápida de entender el proceso por el que pasan sin tener que dan más explicaciones sobre su intimidad.

¿Cuál era tu objetivo? ¿Qué perseguías con estos retratos?
Sobre todo la dignidad de los retratados, que el espectador se encuentre con sus prejuicios, con sus sentimientos aunque sea sólo en el momento que está en frente de esta serie. Uso una frase de Danny Lyon que lo define muy bien: "Las imágenes no se hacen para molestar la conciencia de la gente, pero si para alterarla. Las fotos no piden ayuda para estas personas, sino una cosa más difícil: ser breve e intensamente consciente de su existencia, una existencia tan real e importante como la tuya propia".

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar a Reassing?
Llevo muchos años trabajando en el backstage de la fotografía como asistente de varios artistas. Por el 2008 quedé becada en un Master de fotografía creativa que cambió mi visión fotográfica, creando la necesidad personal de que mi trabajo aportara algo más que la belleza de la fotografía editorial. Actualmente, estoy con otros dos proyectos también relacionados con un ámbito social, como Reassign son a largo plazo.

Más VICE
Canales de VICE