​El médico que más sabe de drogas en la Deepweb es español

En su centro de salud en Madrid lo llaman doctor Caudevilla, en la Deepweb lo conocen como el Doctor X.

|
26 junio 2015, 4:26am

Foto vía

En su centro de salud en Madrid lo llaman por el apellido, doctor Caudevilla, médico de cabecera. En la web, la Deepweb y Energy Control lo conocen desde hace varios años como el Doctor X. X por éxtasis, una de las drogas sobre las que, en vez de abogar por su prohibición, decidió asesorar su consumo.

A primera vista parece una labor contradictoria. Un doctor que trabaja en un centro de salud y al mismo tiempo asesora a consumidores de drogas sobre cómo meterse lo que se meten; un médico con una ocupación dividida que lo hace nadar contra la corriente en su medio, pues acepta el consumo de drogas y trabaja con base a ello en vez de luchar contra él, como hacen la mayoría de sus colegas.

A segunda vista, se ve como una labor completa. Un doctor que cubre ambos flancos: el de las enfermedades cotidianas como médico de cabecera y, cuando le queda tiempo, el de los consumidores de psicoactivos. En vez de satanizar, prohibir o condenar, Caudevilla asesora a los consumidores para ayudar a la reducción de riesgos en el consumo de diferentes drogas, que van desde la cocaína, pasando por los barbitúricos, fentanilo, oxicodona o desomorfina (estas últimas, muy de moda por estos días en el mundo).

Un consumidor de drogas le escribe a Caudevilla preocupado porque un amigo, después de consumir 25c-NBOMe y MDMA, no ha podido dormir ni dejar de bailar en dos días.

La diferencia con la mayoría de médicos radica en que, antes que nada, el Doctor X ve el consumo de drogas como una actividad humana, no como una enfermedad: "evidentemente tiene sus riesgos (como tantas otras conductas humanas), pero el papel de los médicos nunca debe ser hacer juicios morales". Es por esto que desde hace 15 años Fernando Caudevilla se asoció voluntariamente con la gente de Energy Control, el colectivo creado en 1997 por la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) para reducir los riesgos asociados al consumo recreativo de drogas. La organización es pionera en la realización de servicios de análisis de sustancias, campañas educativas dirigidas a la comunidad, asesoría a diferentes ciudades de su país, atención personalizada y material informativo sobre cada droga. Desde entonces, Caudevila es conocido como Doctor X, un nombre que empezó como una broma, y se terminó convirtiendo en su apodo en la web y fuera de ella.

Y digo fuera de ella porque con los años la especialidad de Caudevilla se volvió la Deepweb, o red profunda, un tema obligado hoy en día si se quiere hablar de tráfico de drogas. Por esto mismo Caudevilla creó hace tres años 'El Submarino del Doctor X', un blog donde habla sobre el tema del tráfico de drogas por la Deepweb, tema en el que se ha especializado este médico. El blog, más el reconocimiento que iba adquiriendo en Energy Control, pusieron a Caudevilla en el radar, y en 2013 Ross Ulbricht, el creador de uno de los sitios de venta de drogas más grande en la Deepweb, Silk Road, lo contactó para contratarlo. Durante siete meses Caudevilla estuvo asesorando a consumidores de todo el mundo en la página de Ulbricht acerca de todo tipo de consumos, mezclas, adicciones, emergencias y demás, todo con la intención de reducir riesgos en la salud de los consumidores.

La asesoría no duró mucho, pues el FBI, en su >eterna lucha contra la Deepweb, persiguió al autor de la página y la cerró, llavando a juicio a Ulbricht. Como uno de los colaboradores de la página, Caudevilla fue llamado a testificar en el juicio, siendo calificado por la juez a cargo del caso como "irresponsable" y "despreciable". "Me siento insultado como profesional por parte de la juez", alegó el médico en su blog, donde aclaró las malinterpretaciones que al parecer se hicieron en el juicio en contra de su trabajo en Silk Road y su testimonio, juicio que terminó en una condena de por vida para Ulbricht, que apenas tiene 31 años. Caudevilla sigue igualmente con su trabajo.

Hablamos con el Doctor X sobre su reputación como médico, sobre si consumir drogas representa un problema o no y, obviamente, sobre la Deepweb.

VICE: Voy a ir directo al grano, o sea a la Deepweb. Siempre he tenido dudas frente a los orígenes de esta parte de internet. ¿Es un proceso natural de la web debido al número de páginas que quedan 'sumergidas' o un grupo de gente que se propuso su diseño?
Doctor X: Siempre ha habido zonas de internet que no son accesibles para todo el público. TOR (el servidor de la Deepweb) fue un proyecto diseñado originalmente por el Ejército de Estados Unidos para comunicarse anónimamente a través de internet, y al mismo tiempo crear espacios que pudieran burlar la censura en países como China o Cuba. El posterior uso de esta tecnología para el comercio fue uno de los factores que permitió el desarrollo de los mercados de drogas en la Red Profunda.

La DEA habla de que la venta de drogas por la Deepweb ha sido el intento más descarado para distribuir drogas que jamás hayan visto, y posiblemente lo es. Esta dinámica pone en jaque a los gobiernos en su lucha contra las drogas en el mundo. ¿Cómo cambia esta red las políticas antidrogas?
Los mercados de la Red Profunda permiten que cualquier persona pueda comprar drogas con un par de clics y recibirlas cómodamente en el buzón de sus casas. Estos son modelos basados en la confianza que han demostrado funcionar y que, aún siendo imperfectos, presentan importantes ventajas para compradores y vendedores. Cuando se consigue un avance tecnológico es imposible echarlo para atrás. Te pongo un ejemplo: el formato MP3 y los programas de intercambio de archivos fueron una revolución en la industria de la música y nada ha vuelto a ser igual desde entonces. Es probable que algo así suceda con los mercados de drogas en los próximos años.

Seguramente. Pero no solo se trata de la Deepweb sino del bitcoin, su moneda. Una moneda sin el respaldo de ningún país, que no necesita de intermediarios, totalmente volátil y hasta condenada por muchos gobiernos, pero le ha callado la boca a todos, ahí sigue firme. ¿Cuál crees que ha sido la razón de su éxito?
El bitcoin permite transacciones económicas de forma instantánea, segura y con un grado razonable de anonimato. Es una moneda basada en la tecnología informática, que emociona por igual a geeks del internet, neoliberales o anarco-libertarios. Ha sido hasta ahora la moneda fundamental en los mercados de la Red Profunda, pero sus aplicaciones van mucho más allá. Es un protocolo de código abierto sustentado en una tecnología (la cadena de bloques o blockchain) que puede tener más aplicaciones que el ser utilizado como moneda. Los mercados de la Red Profunda son, ciertamente, una de las razones de su éxito, pero probablemente no son la única ni la principal.

¿Qué se puede predecir respecto a la oferta y la demanda de una moneda tan frágil?
No creo que se pueda calificar al Bitcoin como "frágil", teniendo en cuenta que existe desde hace cuatro años sin respaldo de ningún país ni autoridad. De hecho, ha resistido hasta ahora a todos los que llevan pronosticando su muerte inminente desde que apareció. Las cybermonedas están todavía en un estado muy poco desarrollado y creo que es imposible hacer predicciones, pero yo creo que son otra innovación sin vuelta atrás y van a ocupar un lugar importante en los próximos años.

Te volviste famoso siendo el Doctor X y terminaste trabajando en la Deepweb. ¿Por qué crees que tu trabajo como asesor en Silk Road tuvo tal acogida?
Pienso que fue porque los usuarios de drogas sintieron que tenían un lugar en el que podían hablar con un profesional de la salud sin miedo a ser juzgados. Yo ofrecía respuestas concretas a situaciones concretas en lugar de repetir el mantra de "No a las drogas". Silk Road en sus mejores épocas.

Después de realizar este trabajo, ¿crees que los usuarios de drogas en la Deep Web son más conscientes sobre lo que consumen que aquellos que compran droga en los mercados tradicionales?
Para comprar en la Deep Web es necesario dedicar un cierto tiempo a aprender a manejar el sistema. No es necesario ser un hacker pero sí requiere cierto trabajo. Esto ya selecciona a un tipo determinado de público que es más cuidadoso, precavido y organizado en sus compras y consumo. El sistema de compra permite un cierto control sobre la calidad de los productos y facilita que el usuario pueda informarse, comparar y documentarse. Yo diría que por estos motivos el usuario de la Red Profunda es más "ilustrado" que un consumidor regular.

Silk Road fue cerrada en 2013

¿Por qué testificaste en el caso de Ulbricht? ¿Quién te contactó?
Su defensa me contactó y me pidieron que testificara sobre mi trabajo como asesor para reducción de riesgos dentro del foro de Silk Road. Además de mi testimonio, la defensa incluyó las investigaciones científicas de un grupo de profesionales que habían estado trabajando sobre el fenómeno de Silk Road y las innovaciones que supone.

Y al parecer malinterpretaron lo que declaraste. ¿Qué dijiste en el testimonio?
En mi testimonio me limité a describir el trabajo que había hecho en los foros de Silk Road. Toda esta información ya era conocida por el FBI desde el principio y además mi identidad fue pública desde el primer momento. La juez calificó los argumentos sobre reducción de riesgos como "tonterías" y mi trabajo como "particularmente despreciable e irresponsable".

Desconozco los argumentos jurídicos para desestimar mi testimonio. Ese es trabajo de la juez y no tengo capacidad para evaluarlo, pero me parece sorprendente que insulte a los testigos en un juicio. He testificado ocho veces en distintos juicios y los jueces me han tratado siempre con el mismo respeto que yo a ellos. No sé si será algo habitual en Estados Unidos, pero en Europa esto es inconcebible.

Es obvio que la pena desmedida para Ulbricht la impusieron a modo de 'escarmiento ejemplar' para el resto de personas que siguen manejando los mercados, todavía activos, en la Deep Web. ¿Crees que esta pena va a asustar realmente a los demás mercados?
El número de mercados y productos se ha multiplicado desde el cierre de Silk Road. Los administradores han aprendido de los errores de Ulbricht y generalmente los mercados cierran más por la avaricia de sus administradores, que por la eficacia de la policía en cerrarlos. Los sistemas se perfeccionan cada vez más y cada mes surgen nuevas alternativas o avances tecnológicos. En este momento hay 15 mercados activos en funcionamiento, en comparación con los tres cuando cerró Silk Road, en 2013. La eficacia de las medidas represivas va a ser la misma que ha tenido la guerra contra las drogas en los últimos cien años: ninguna.

En un estudio que mencionas en uno de tus artículos se propone que la mejor solución para sitios como Silk Road es dejar las cosas como están, porque es más rentable invertir en prevención que en represión. Después de toda la problemática con Silkroad, ¿cuál crees que es la solución para estas páginas?
El estudio al que haces referencia plantea la posibilidad de "dejar las cosas como están" como una posible alternativa, no como la mejor opción. Lo que sí está claro es que el modelo de Silk Road puede suponer un cambio profundo y duradero en los mecanismos de distribución de drogas. Se ha creado un entorno en el que compradores y vendedores obtienen grandes ventajas con este nuevo modelo y es muy probable que este perdure en el tiempo. La solución, pienso yo, es cambiar las políticas de drogas, y buscar modelos que sean más eficaces desde una perspectiva de Salud Publica y Derechos Humanos. Es muy probable que el caso de Silk Road sea un elemento que precipite estos cambios.

Hablemos de Energy Control, el colectivo con el que trabajas en España para promover la reducción de daño en el consumo. ¿Cuáles son sus logros?
Nuestro trabajo se ha ido conociendo y respetando cada vez más. Al principio, incluso los consumidores pensaban que éramos "los antidroga", porque no se concebía otro abordaje distinto al del miedo. Con el tiempo hemos ganado credibilidad entre los consumidores y ahora nos consideran una fuente fiable de información. No sólo nos ven así los consumidores, sino también las instituciones, que cada vez respetan y aprecian más nuestro trabajo, aunque esto no suele ir acompañado de una financiación adecuada.

En su página, Energy Control tiene una sección llamada "el consultorio del Doctor X. Foto vía".

En este momento y según tu experiencia, ¿cuáles son las tendencias actuales de consumo de drogas alrededor del mundo?
El alcohol, el tabaco y el café son las drogas más consumidas. Entre las ilegales, el cannabis es la más utilizada. En algunos países se ha conseguido disminuir la disponibilidad de heroína o cocaína, pero ahora estas sustancias están siendo reemplazadas por opiáceos sintéticos (fentanilo, oxicodona, desomorfina) o estimulantes anfetamínicos como la metanfetamina.

Has hablado de que el auge de las drogas legales (conocidas como legal highs) están significando un nuevo problema en el panorama de consumo debido a sus efectos secundarios. Pero las drogas ilegales también tienen efectos secundarios nocivos, y aparte de eso están en el terreno de lo ilegal. ¿No son mejores, en cierta medida, estas nuevas drogas, debido a que al menos son legales?
Rotundamente no. Los efectos, riesgos y toxicidad de las "drogas clásicas" son bien conocidos porque se han estudiado desde hace décadas. Hemos convivido desde hace milenios con el cannabis o los opiáceos, y son sustancias bien conocidas. Incluso el éxtasis (MDMA), las anfetaminas, el GHB o la ketamina tienen suficientes estudios para poder predecir sus riesgos y efectos. Las legal highs han pasado de ser diseñadas en un laboratorio a ser vendidas para consumo humano sin ningún estudio sobre su seguridad. En la mayoría de los casos no existe ninguna información sobre sus riesgos, efectos y problemas.

Drogas que actualmente se consiguen de manera legal. Foto vía.

Siendo un médico que no tiene prohibiciones respecto al consumo de drogas, puedes enfrentarte a gente que critique tu manera de ejercer la profesión o incluso tu juicio moral. Cuando la cuestión de consumir o no drogas queda superado, ¿dónde se sitúa entonces ese juicio?
El problema consiste en que a los médicos no nos pagan por hacer juicios morales, sino por diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades, y el consumo de drogas es una actividad humana, no una enfermedad. Evidentemente tiene sus riesgos, como tantas otras conductas humanas, pero el papel de los médicos nunca debe ser juzgar. Prohibir las cosas no suele servir para nada, aunque considero que en algunas ocasiones el uso de drogas debería estar formalmente prohibido y sancionado, en la conducción de vehículos, por ejemplo.

Acaba de haber un desfalco en otro mercado, el Marketplace Evolution, otro sitio parecido a Silk Road, algo cada vez más común. Por un lado tenemos estos multimillonarios desfalcos. Por otro lado se ha creado ese cambio de imagen de los dealers: de tramposos a comprometidos. Desde lo filantrópico a lo egoísta, ¿dónde crees que se sitúan estas páginas y por qué?
Los mercados son muy diferentes entre sí. En algunos sólo se venden drogas y en otros se venden además otro tipo de objetos o artículos (aunque todos hasta ahora excluyen pornografía infantil y la mayoría determinados tipos de armas). En casi todos los casos la avaricia de los administradores ha sido más eficaz para eliminarlos que la eficacia policial. Aunque también hay casos de mercados que han cerrado de forma ordenada como Black Market Reloaded. Como en todo tipo de negocio las posibilidades éticas y morales son muy amplias. Pero incluso en la Red Profunda, donde el anonimato impera, existen normas.

Más VICE
Canales de VICE