Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

En Castilla-La Mancha podrás disparar a perros y gatos

La nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha favorece a la caza por encima de cualquier otra actividad que pueda hacerse en el campo.

por Juanjo Villalba
29 Septiembre 2014, 11:45am

Este viernes se aprobó la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha, por sorpresa y sin avisar a los grupos que estaban siguiendo el desarrollo de la tramitación de la misma.

Esta ley, impulsada por el gobierno del Partido Popular presidido por María Dolores de Cospedal, ha sido criticada desde que se conocieron sus primeros borradores. La ley favorece la actividad de la caza poniéndola por encima de cosas como pasear por el campo.

La ley impone multas a quien en el medio natural espante o moleste la caza, autoriza usar trampas o cerrar caminos para permitir cazar, modifica el modelo de caza intensiva y comercial creando cotos más pequeños y más vallados. Además plantea cosas mucho más polémicas y salvajes como la posibilidad de matar perros y gatos que anden sueltos, matar animales con lanza o que los niños puedan ir armados a partir de los 14 años.

Nos pusimos en contacto con Miguel Ángel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción en Castilla-La Mancha para que nos hablara sobre esta nueva ley.

VICE: Hola Miguel Ángel, ¿cuánto hace que conocíais el contenido de esta ley?

Bueno, desde el inicio de la legislatura. Ya en la toma de posesión del nuevo gobierno, en el año 2011, la nueva presidenta María Dolores de Cospedal declaró que una de sus prioridades era la creación de una nueva ley de caza.

O sea, que desde el primer día se pusieron a trabajar en ella, eso sí, contando solamente con los sectores cinegéticos. No es hasta el verano de 2013 que se ponen en con nosotros. Nos enviaron el primer borrador de la ley y nosotros les respondemos haciendo muchas sugerencias y alegaciones. En abril de este año el proyecto ya salió a información pública.

El gobierno contestó a nuestras alegaciones hace muy poco, solo unos días antes de que se haya aprobado el anteproyecto en el consejo de gobierno.

De todos modos, en vista de que la ley iba a encaminada a favorecer los intereses cinegéticos, empezamos una campaña para incrementar la concienciación y la presión social. Por eso creamos una Plataforma en contra de la ley de caza en la que nos hemos unido muchos colectivos de diferentes orígenes, haciendo charlas informativas sobre lo que pretende la ley. También hemos montado una campaña de recogida de firmas en Change.org que ya ha acumulado casi 50.000 firmas.

Nuestro objetivo es parar la ley, sinceramente creemos que no se puede reformar, ya que está escrita siguiendo las directrices de una de las partes interesadas.

La ley todavía tiene que pasar por el Parlamento de la Comunidad Autónoma. ¿Hasta qué punto esto es un mero trámite?

Bueno, en realidad toda la tramitación está siendo un mero trámite. Desde el principio se sabía que el objetivo del gobierno era sacar adelante una ley como esta de la manera que fuera. Todo viene de las luchas que el sector cinegético tuvo con el gobierno anterior (del PSOE). El PP tiene una factura política que pagar a estos grupos de presión.

De todos modos, vamos a pelear todo lo que esté en nuestra mano para conseguir cambios en la ley o que esta finalmente no se apruebe. Acudiremos a hablar con los grupos parlamentarios, explicaremos nuestro punto de vista y haremos valer la presión social que estamos consiguiendo a partir de las acciones que estamos llevando a cabo.

¿Por qué se ha aprobado justo ahora? ¿Hay prisa?

En realidad sí, van muy justos de tiempo. Llevaban con esto desde el inicio de la legislatura y la legislatura se está acabando. Han tenido que pisar el acelerador para que no los acusaran de incumplir sus compromisos electorales, aunque con quienes han incumplido compromisos ha sido con nosotros. El Director General de Montes y Espacios Naturales, Javier Gómez Elvira, nos aseguró que el texto pasaría por el Consejo de Caza para evaluar las alegaciones que se habían hecho, y esto no ha sido así.

En mayo de 2015 ya hay elecciones y el cierre del periodo parlamentario puede ser en febrero o marzo. Y cualquier ley tiene que entrar ya.

Eso ha sido realmente indignante, ya que hace una semana es evidente que ellos ya sabían que el anteproyecto iba a ir directamente al Consejo de gobierno.

¿Qué intereses tiene el gobierno de Castilla-La Mancha en aprobar esta ley?

Como te decía, hay un interés político ya que tiene que pagar un recibo pendiente. El sector de la caza se enfrentó a los socialistas. En la última época del gobierno del PSOE la industria de la caza se movilizó muchísimo, realizando manifestaciones que nunca se habían dado en España hasta la fecha.

Pero todavía hay más. Parece haber un empeño personal de la presidenta en favorecer a los grandes latifundistas de la caza, gente que se beneficia de la caza comercial (cotos en los que se paga por cazar). Y de hecho se ha detectado que se están creando nuevos cotos de caza.

Se está beneficiando a un segmento muy concreto del sector, la caza intensiva y comercial que perjudica mucho a otras actividades que se realizan en el campo e incluso a otros tipos de caza.

¿Cómo puede afectar esta ley a otras actividades que se desarrollan en la naturaleza?

Hay una serie de artículos de la ley que establecen limitaciones a cualquier actividad que no sea cazar. Pero entre todas ellas hay una prohibición muy curiosa que es la de espantar a la caza.

Si cualquier actividad espanta a la caza puede llevar aparejada una sanción. Por ejemplo, si un grupo de turistas va por el campo y hacen ruido y espantan a unas perdices de un coto, se les podría multar. Además, como no se establece ningún criterio regulatorio añadido, no se explica cómo evaluar si la molestia a la caza es intencionada o accidental, etc., se supedita todo al criterio de las autoridades o a las denuncias de los propietarios del coto de caza.

Aún hay más cosas, se fomenta el uso de los vallados cinegéticos, que dificultan la circulación por el campo. Aunque hay una regulación que obliga a tener abiertos los caminos públicos, en muchas ocasiones estos vallados los cortan. Esto tiene que ser denunciado cuando tendría que ser la propia administración la que actuase contra ellos.

También hay prevista una partida para subvencionar todo lo que tenga que ver con el desarrollo de la caza incluidos estos vallados.

Si finalmente esta ley se queda así, ¿creéis que esto podría animar a otros gobiernos autonómicos a “copiar” este tipo de ley?

Desde luego, y lo decimos con conocimiento de causa. Ya hace unos meses, cuando estaba en tramitación la Ley de montes estatal, el sector cinegético presionó al ministerio para conseguir que les favoreciera. El ministro, Arias Cañete, respondió que no porque la legislación depende de las Comunidades Autónomas. Esta ley de Castilla-La Mancha es una avanzadilla que puede ser ejemplo para otras comunidades como Madrid, Extremadura, Castilla y León, Aragón… Comunidades donde hay también mucha presión de los cazadores y la industria cinegética.

¿Qué habéis estado haciendo para tumbar la ley?

En este momento estamos intentando crear la mayor presión social posible en contra de la ley.

Como te decía antes, estamos recogiendo firmas en Change.org para entregarlas a Cospedal y al presidente del parlamento autonómico entre mediados y finales de octubre. Si alcanzamos un buen número de firmas, podremos hacerles ver que van por el mal camino y que hay que revisar la ley.

Otra acción que somos conscientes que tenemos a nuestro alcance y que utilizaremos si lo consideramos necesario es la denuncia frente a la UE, ya que la ley pone en riesgo el derecho al disfrute del medio natural, el medio ambiente, el bienestar animal…

Pero vamos a ir dando los pasos uno a uno, cuando toque. En la medida que vayan saliendo los textos, actuaremos en consecuencia, intentando dar buenos argumentos y procediendo de forma eficaz.

¿Creéis que todavía puede hacerse algo para cambiar las cosas?

Somos optimistas porque creemos que el trabajo que estamos llevando a cabo es muy serio y está abalado por científicos y estudios de relevancia. Pero somos pesimistas en tanto que este gobierno ha dado muchas muestras de que quiere favorecer la caza comercial y que no le importa destruir el medio ambiente.

Sabemos que lo tenemos difícil, pero también sabemos que tenemos la carta de la legalidad. Nadie puede pasar por encima de ella. Tenemos herramientas y creemos que tenemos buenas posibilidades de conseguir que triunfe el sentido común.

Como dice la frase: “La única batalla que no se gana es la que no se lucha”.

Muchas gracias Miguel Ángel.

Puedes seguir a Juanjo en Twitter

Tagged:
Politică
ESPAÑA
caza
Vice Blog
Partido Popular
maltrato animal
Castilla-La Mancha
Ecologistas en Acción
María Dolores de Cospedal