Cultură

Canal de YouTube de la semana #2: Kira Sensei, vida y miserias de un español en Japón

Básicamente va de un español que vive en Japón y da clases de japonés y de cultura nipona pero muchos de sus vídeos están aderezados con una buena dosis de drama humano.
20.4.16

QUIEN: Kira Sensei.
QUÉ:* Un español que vive en Japón da clases de japonés y de cultura nipona aderezado con una buena dosis de drama humano. CUANTOS SUBSCRIPTORES TIENE CUANDO SE ESTÁ ESCRIBIENDO ESTE ARTÍCULO:* 145. 978
POR QUÉ ME DEBERÍA IMPORTAR: ¿Eres español? ¿Te interesa Japón? ¿Te interesan las miserias ajenas? La respuesta a todo esto es sí, tú lo sabes, yo lo sé y los índices de audiencia de los animes para niños y de Sálvame también lo saben.

Japón, aka el país del sol naciente, aka la tierra de los samurais, aka la tierra de los dibujos animados que ven los niños españoles cada día desde hace treinta años es uno de esos países que siempre nos ha atraído. Desde los

haikus

Publicidad

al hentai, pasando por

ese pueblo de Andalucía que cada poco tiempo sacan en los telediarios para que hablen de como todos ellos descienden de una expedición japonesa que vino a España en tiempos de Felipe II

, siempre hay algo de los nipones que nos fascina.

A algunos les fascina tanto que incluso se van a vivir para poder tocar con la yema de los dedos el sueño oriental cada día de su vida. Pero todos sabemos que cuando se cumplen, los sueños normalmente se revelan como una gigantesca mierda.

Este es probablemente el caso de Kira Sensei. Kira es un español que lleva muchos años viviendo en Japón, lo llevó hasta allí su amor por el país y por su cultura. Ahora ese mismo amor le ha dado la espalda.

Seguramente, él nunca lo admitirá y sus fans y los fans de Japón en general tampoco, pero es así. Lo que nos ofrece este magnífico canal de YouTube es exactamente eso; la belleza de un sueño roto. La lucha de un español en Japón por reconstruir su sueño roto con oro como si fuese una pieza de kintsugi. Oro que en este caso son una mujer japonesa y una hija con las que se repone de un divorcio —su exmujer también es japonesa—, una suegra que le odia y una situación legal y laboral precaria que le ha forzado a dedicarse en cuerpo y alma a YouTube para poder salir adelante a base de dar clases de japonés y cultura japonesa a sus fans; un trabajo que por cierto, se ha convertido en adicción como el mismo admite y le genera constantes problemas con su mujer.

Pinches suegras! Aumentaba mi odio por la suegra con cada frame en la edición — Kira sensei (@kirateachings)18 de abril de 2016

Publicidad

YouTube, obesos de la cultura japonesa, bebés, suegras, matrimonios fallidos… Quizás es que paso demasiado tiempo con Pol Rodellar pero para mí estos elementos son sin lugar a dudas los ingredientes del drama contemporáneo perfecto.

Quizás os parece insuficiente, quizás creéis que el hecho de que nos enseñe a escribir y a pronunciar perfectamente "afeminado" en japonés mientras explica que es la palabra con la que le insulta su mujer cuando intenta demostrarle su afecto os parece poco y queráis algo más, pero sinceramente, yo no lo necesito.

Si queréis buscar ese extra, podéis aprovechar el canal para lo que realmente sirve y aprender algo útil sobre el país, el idioma y todos esos rollos que a mis amigos otakus siempre les parecieron fascinantes. Yo me sigo quedando con esos interludios dramáticos en los que enfoca a los cerezos en flor y con esa sonrisa rígida y desconcertante porque como dijo Mishima "cuando se atraviesa un mundo, cualquiera que fuese, lo único que importa es irradiar belleza". Nunca dejes de irradiar Kira, nunca lo dejes.