Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Cultura

Estoy harto de fingir: No entiendo el arte

Ya está. Ya lo he dicho.

por Glen Coco
10 Junio 2011, 6:12am

Ya está. Ya lo he dicho. Fui a la escuela de arte, escribí una disertación titulada La elevación del arte a través del comercio: un análisis del acercamiento de Charles Saachi a la producción de la maquinaria del arte a partir de las teorías de la distinción de Pierre Bordieu, he visitado exposiciones de arte al menos una vez al mes en los últimos cinco años, hasta he comprado alguna maldita pieza, pero la otra noche, tras asistir a la inauguración de la nueva retrospectiva de Tracey Emin en la Hayward Gallery, por fin estoy preparado para admitir que nunca he entendido ni entenderé el arte.

El consuelo que me queda es que estoy 99% seguro de que NADIE entiende el arte, y de que se trata de un club elitista de ricachones que se dan el gusto con el sentido de lo "banal" del resto. Como nadie quiere ser el primero en ir al emperador y decirle: "Hey, tío, te veo el agujero del culo", tampoco nadie quiere acercarse a la señorita de la fotografía superior y decirle "Tienes por lo menos 50 años. ¿Qué cojones haces?".

¡Mira esos gilipollas! Siendo claros: están a punto de pasar tres minutos delante de la fotografía de una mujer sentada en una silla que no conocen de nada. ¿Te imaginas cuán rápido pasarían de esta foto si estuviese entre las fotos de las vacaciones de su madre?

En este video, al menos en el minuto que vi, pasa lo que ves literalmente en la foto. Tracey cabalgando un puto caballo. Lo que no puedes ver en esta foto es la habitación llena de gente contemplando el vídeo con una mano acariciando sus barbillas y con expresiones de absoluta seriedad. ¡Hasta había una chica tomando notas! A veces me encantaría ser capaz de mantener la suficiente atención como para absorber interminables cantidades de basura innecesaria.

Por si este film no fuese lo suficientemente ridículo en su formato original, ¿qué mejor que verlo encorvado sentado en una silla diminuta y de paso sentirte un gilipollas de tomo y lomo?

¿Te estás riendo de mí? Por si no eres capaz de deducirlo de la imagen, en la foto vemos a Tracey frotándose la vagina con dinero,Lo mejor es que la gente paga dinero por ver esto. Parece una broma de Zoolander que los guionistas desecharon por ser "un tanto obvia".

Esta pieza trata temas como "Cabrear aún más a los niños que han sido arrastrados hasta la exposición presentándoles una estructura con la que podrían divertirse de la hostia si no fuese porque está prohibido tocarla".

"Dios. La gente que no entiende el significado de esta estantería llena de mierdas de mercadillo son unos supinos ignorantes". Imagina que le tienes que explicar esta exposición a un alienígena o a un viajero temporal del medioevo. Te apuesto a que no eres capaz.

Según la guía de la exposición, esta pieza forma parte de un número de pequeñas piezas que "pueden pasar desapercibidas con facilidad –pero tienes que leerlas, darles tiempo". Creo que necesito algo más de tiempo para leer esta.

Siempre he querido hacer en esta habitación eso que hace Catwoman en esta escena.

Tras aceptar que "todo esto es una mierda", me dirigía hacia la salida cuando choqué contra la mujer caballo de Birmingham, Janet Street Porter. Después de leer recientemente su fantástico y provocador artículo en el Daily Mail sobre lo paródico que resulta que la lengua inglesa haya pasado de representar la belleza de Shakespeare a convertirse en una serie de emoticonos y hashtags, me sorprendió verla en una exposición de arte inclasificable. Supongo que andaba buscando la pieza que esclareciese por qué el arte ha desevolucionado de esto:

A esto: