FYI.

This story is over 5 years old.

¿Pueden los campamentos sólo para mujeres detener el acoso sexual en los festivales de música?

Electric Forest lanza un nuevo programa para las mujeres que asistan al festival.
14.3.16

El 17 de febrero, el festival de música de Rothbury, Michigan, Electric Forest, anunció una nueva iniciativa para su edición 2016: HerForest, una serie de programas que atenderá exclusivamente a sus asistentes femeninas. HerForest incluirá un panel de discusión con mujeres en el lineup y en el equipo de producción de Electric Forest, así como grupos de unión con "círculos de inspiración" liderado por el "guía de estilo de vida" Kiki Federico (del cual, uno será abierto también a hombres). Pero el aspecto más inusual de HerForest son sus campamentos sólo para mujeres, en los cuales las asistentes pueden quedarse durante todo el festival por $40 dólares adicionales.

Publicidad

Aunque por años han existido los festivales dedicados sólo a las mujeres, desde el ahora difunto Michigan Womyns Music Festival (también conocido como Mitchfest) hasta Fabulosa en el Parque Nacional de Yosemite, las comodidades exclusivas para mujeres en los festivales son raras.. Mitchfest generó controversia en años recientes al apegarse a una política de sólo "mujeres nacidas mujeres" para sus asistentes—problemas que llevaron, tras varias protestas en línea, al fallacimiento del festival—anunciando que el 2015 sería su última edición. HerForest, por otro lado, como me señaló la directora de comunicaciones de Electric Forest, Carrie Lombardi, por teléfono, "está abierto a todos aquellos que se identifiquen así mismos como mujeres."

De acuerdo con el sitio web de Electric Forest, HerForest fue creado para proveer y un ambiente de apoyo y empoderamiento a su comunidad femenina. "Lo que hemos visto a lo largo de los años es el verdadero amor y conexión que se estaba dando entre las mujeres [en Electric Forest]," comenta Lombardi. "Vemos HerForest como otra iniciativa que pudiera proveer una oportunidad de conexión."

Foto vía Facebook de Electric Forest.

Un espacio único para mujeres parece un paso prometedor hacía la prevención del acoso sexual o el asalto contra las asistentes. Sin embargo, Lombardie negó que esta fuera la motivación al crear HerForest. "Esto no nació por preocupaciones sobre la seguridad sino al querer nutrir las oportunidades de conectar e inspirar," comenta, agregando que la seguridad de las mujeres "nunca ha sido un problema en Electric Forest."

A pesar de ello, la violencia sexual es un problema en crecimiento para muchos festivales. Las estadísticas sobre el número total de asaltos en estos eventos son difíciles de encontrar, pero a lo largo de los últimos años, se han reportado violaciones en múltiples festivales en todo el mundo, incluyendo Electric Zoo en Nueva York y Made In America Festival en Filadelfia en el 2013. En agosto pasado, Broadly investigó diversas instancias recientes de supuestos asaltos sexuales en festivales del Reino Unido con el titular, "Hay un problema de violaciones en los festivales de música y a nadie parece importarle."

Publicidad

Para proveer un espacio seguro para las mujeres, el festival Shambhala Music en Canadá—el único festival además de Electric Forest con un programa sólo para mujeres que pude encontrar—tiene una cabaña especial en su "Zona de Reducción de Daños" donde la gente que se identifique como mujer puede encontrar refugio si se separan de sus amigos, tuvieron un encuentro no deseado con otra persona o sólo necesitan espacio para descasar. Las mujeres incluso pueden dormir ahí si se sienten inseguras de regresar a su campamento.

"Sabemos, por supuesto, que la única gente con poder de prevenir o reducir los niveles de violencia sexual son los perpetradores."—Katie Russell, coordinadora de medios en una organización de crisis de violación.

Para descubrir qué tan efectivos pueden ser los campamentos sólo para mujeres al combatir el asalto sexual, contacté a una organización en Reino Unido, Rape Crisis England and Wales, la cual está conformada por 40 diferentes programas que ayudan a victimas de crímenes sexuales. "En años recientes, ha habido bastantes reportes de violencia sexual en los festivales," menciona Katie Russell, Coordinadora de Medios y Comunicación en Rape Crisis. Russell menciona que los programas como HerForest son una buena idea—pero sólo si es algo que las mujeres están pidiendo.

Ella también previene el culpar a las víctimas. "[Los campamentos sólo para mujeres] son un poco como un toque de queda para las mujeres, poniendo restricciones en su movimiento y comportamiento, cuando sabemos, por supuesto, que la única gente con el poder de prevenir o reducir los niveles de violencia sexual son los perpetradores," Russell comenta. Rape Crisis está tratando de reducir los asaltos sexuales en festivales de otra forma, como poniendo videos que eleven la notoriedad del problema. Russell comenta que esto ayudaría a "enviar fuertes mensajes que dejen saber que los perpetradores de violencia sexual no serán tolerados."

Foto vía Facebook de Electric Forest.

Los organizadores de otros festivales me hablaron de llevar de manera similar campamentos para géneros específicos con mucha cautela. Mikey Lion, uno de los fundadores del festival del sur de California, Desert Hearts, está preocupado de que los espacios para campamentos exclusivos para mujeres podría dividir a los asistentes. "Para Desert Hearts, lo que queremos hacer es que el campamento abarque los más posible a todos, que todos estén completamente inmersos con los demás," menciona Lion. Esto podría ser más fácil para un festival como Desert Hearts, el cúal recibe a 3,500 personas cada año. El año pasado, los asistentes de Electric Forest sumaron aproximadamente 45,000.

No es de sorprender que la respuesta en línea para HerForest ha sido mezclada. En un post en la página de Facebook de Electric Forest, algunos molestos jóvenes fueron incrédulos al pensar que el programa prevendría los asaltos. "Quizá simplemente no deberías meterte Dios sabe qué clase de drogas y correr medio desnudo a mitad de un pinche bosque o deberías buscar amistades que de verdad se preocupen por ti y cuiden tu espalda. Se llama ser responsable," escribió uno de los usuarios de Facebook. Otros hombres preguntaron por qué no había campamentos específicos para hombre y demandaron saber por qué no se les daba su propio espacio seguro. Otros comentarios señalaron que Albert y otros mensajes donde se culpa a las victimas son parte de la razón por la que las mujeres necesitan un espacio seguro en primer lugar.

Publicidad

Aún así, los asistentes al festival de ambos géneros mostraron apoyo a la iniciativa. "Gran idea," escribió un chico. "¡Cada chica merece un lugar seguro para dormir y relajarse! Me disculpo por todos los hombres que no pueden entender por qué esto es un agregado increíble."

Foto vía Facebook de Electric Forest.

Aunque los organizadores de festivales, las organizaciones contra violaciones y algunos asistentes masculinos pueden ser escépticos sobre los beneficios del campamento, quería escuchar del grupo al que esta iniciativa afectaría más: las asistentes al campamento. Aquellas a las que pude contactar por Facebook se enfocaron mayormente en el hecho de acampar sola como mujer. "Si fuera sola este año, ¡definitivamente me quedaría en el campamento [HerForest]!" comenta Anna Schunk. Ella describe haber experimentado acoso en el festival en el 2015 mientras caminaba en la lejanía de los campamentos sola al final de la noche. "Me quedé sola en el área de Admisión General el año pasado y tuve que caminar bastante por mi cuenta," comenta. "Caminar sola, [no se sintió] completamente seguro. Me molesta que me griten."

Las cuentas de varias mujeres contradicen la afirmación de Lombardi de que el acoso no ha sido un problema en Electric Forest. "He escuchado problemas en CADA festival al que he ido y este es una gran forma de resolver el problema," comenta Schunk. "Hubo varios veces donde un chico como de fraternidad bailaba sobre mi, o me gritaba al oído preguntando mi número," agrega Haileyann York, refiriéndose a una experiencia previa en Electric Forest. "Fui testigo de una chica bailando completamente drogada entre la multitud. Un chico llegó y no dejaba de agarrar su trasero y comportarse de forma muy desagradable. Ella trató de alejarlo pero el se mantuvo. Todos a su alrededor inmediatamente lo alejaron."

"He escuchado problemas de acoso sexual en cada festival al que he ido y este es un gran inicio para resolver el problema,"—Anna Schunk, campista en Electric Forest

York me dio una razón completamente diferente para preferir la experiencia de los campamentos sólo para mujeres. "En junio tendré como seis meses de embarazo, e iré a Electric Forest sola," comenta. "El programa HerForest me tranquiliza. Tendré a más mujeres a mi alrededor, quizá incluso otras madres con quienes estar y que me ayuden si lo necesito." York comenta que siempre se ha sentido segura en el festival y se quedará en HerForest por "salud y para conectar en lugar de hacerlo por miedo a mi seguridad."

Aún así, la seguridad de las mujeres es algo que los festivales de música aún deben atender. Programas como HerForest pueden ser un paso de la dirección correcta, proveyendo camaradería y conexión entre mujeres que de otra forma se sentirían incomodas al ir solas al festival. Sin embargo, como señala Russell de Rape Crisis, para prevenir el asalto sexual, sería más efectivo apuntar a los propios perpetradores. Si HerForest puede proveer una nueva forma de que las mujeres encuentren amistad, conexión y un sentimiento de bienestar en un festival, será un éxito. Pero si los festivales de música quieren prevenir el acoso y asalto sexual, necesitaran un acercamiento diferente y más ambicioso.

Sigue a Sophie Weiner en Twitter