FYI.

This story is over 5 years old.

wayne rooney

Este video de Wayne Rooney es malo para el Manchester United y la Selección de Inglaterra

Wayne Rooney tiene solamente 30 años, pero parece que no le queda mucho tiempo en el campo de juego.
19.9.16

Imagine watching this video of Wayne Rooney and thinking it's an anomaly pic.twitter.com/q4SQaMnZaY
— James Dutton (@jrgdutton) September 18, 2016

Al inicio de esta década, Wayne Rooney era considerado como uno de los mejores jugadores de futbol del mundo. Durante un tiempo, hubo incluso un amplio consenso de que sólo Lionel Messi y Cristiano Ronaldo eran mejores que él. Hoy en día, con 30 años de edad, originario de Croxteth, Wayne Mark Rooney se encuentra protagonizando su propio video de momentos (poco) destacados, que ofrece los peores momentos de su último partido. No es un buen momento para el hombre con un tatuaje que dice "Just Enough Education To Perform", que siempre fue una afirmación un tanto dudosa. La tinta es un reconocimiento al título de un álbum de su banda favorita, los Stereophonics, mientras que el vídeo es un poco decepcionante.

Publicidad

Parece que los mejores tiempos de Rooney pasaron hace mucho. Ya no tiene la velocidad para ser un delantero o el motor para jugar de capitán. Así que se queda el centro del campo, donde obstruye el ritmo ofensivo de su equipo, en lugar de acelerarlo. Como tal, se ha convertido en un gran problema tanto para su club, el Manchester United, como para el equipo nacional de Inglaterra. Rooney está a punto de ser el máximo goleador de todos los tiempos en ambos equipos —necesita sólo tres goles más con el United para desbancar a Bobby Charlton—. Si juega nueve veces más para Inglaterra, habrá portado la camiseta más veces que cualquier otro jugador.

Pero mientras Rooney debería, a su edad, seguir en su mejor momento, la verdad es que ya no es así.

No es inusual que los jugadores que sobresalieron en la adolescencia comiencen a decaer alrededor de los 30 años, como Rooney al empezar su carrera con el Everton a los 16 años. Muchos grandes delanteros —Michael Owen, Patrick Kluivert, Ronaldo— que anotaban goles en el campo antes de que siquiera obtener su licencia de conducir, comenzaron su declive alrededor de los 30. Tal vez alcanzaron su mejor momento muy pronto, tal vez fue la tensión que causa el juego moderno. De cualquier manera, a Rooney parece estarle sucediendo lo mismo.

El problema es que ni el United ni Inglaterra parecen estar dispuestos a aceptarlo. Tal vez sea porque les genera mucho dinero como para dejarlo sentado en la banca. O probablemente, porque la historia llena de tradición del futbol inglés no sabe cómo matar a sus vacas sagradas y convertirlas en deliciosas hamburguesas o alguna otra cosa más útil.

Tanto José Mourinho como Sam Allardyce insisten en usarlo como una especie de centrocampista en un papel libre, a pesar de que lo único que Rooney sigue haciendo constantemente es enviar balones flojos —aunque bastante precisos— por toda la cancha. Como resultado, el nuevo fichaje del United, Henrikh Mkhitaryan, que fue uno de los mejores centrocampistas ofensivos de Europa para el Borussia Dortmund en la temporada pasada, esta languideciendo en la banca. Lo mismo le pasó a la sensación del Tottenham, Dele Alli en la primera clasificación de Inglaterra para el Mundial el pasado 4 de septiembre, ya que tuvo que sentarse en la banca para que el ineficiente capitán de Inglaterra pudiera jugar detrás del delantero Harry Kane.

Aparentemente es importante que Rooney rompa algunos récords más. Entonces prepárense, que podrían venir más videos de momentos nada destacados antes de que eso ocurra.