abusos policiales

Carmelo Anthony, el activista de la NBA

Carmelo Anthony es más que un fenómeno de la duela; también es la voz que exige un cambio social.
26.7.16
Photo by Joshua Dahl-USA TODAY Sports

Carmelo Anthony nunca imaginó que una publicación en Instagram lo convertiría en el activista más sonado de la NBA. Era de madrugada cuando ocurrió el tiroteo con contra de la policía de Dallas y Anthony estaba frente al televisor. Una día antes, Philando Castle había sido abatido por un oficial de policía en St. Paul, Minnesota. Y el día anterior, dos agentes habían disparado a Alton Sterling en Baton Rouge, Luisiana.

Publicidad

Anthony había soportado demasiado y, alrededor de las tres de la madrugada, con el brillo del televisor en su cara, sintió la obligación de expresar su sentir.

"Estaba viendo las noticias y me di cuenta de todas las cosas malas que estaban sucediendo una tras otra", dijo. "Muchas veces, cuando este tipo de incidentes suceden, los atletas se quedan callados. Sus equipos les prohíben hablar. Les dicen que se mantengan alejados de la política y religión. Son dos temas que los atletas no deben tocar. En mi caso controlo mi destino y quise expresarme esta vez".

La publicación fue un llamado para otros atletas con la intención de tomar cartas en el asunto en contra de la brutalidad policial, y que tomó la forma de un artículo de opinión en The Guardian; las jugadoras de la WNBA tomaron una postura similar y fueron multadas luego de vestir playeras de color negro en el calentamiento como forma de protesta. Acto seguido, Anthony reclutó a Chris Paul, LeBron James y Dwayne Wade para que lo acompañaran en la inauguración de los premios ESPYs.

"Muchas veces cuando ocurre una tragedia, se habla de ello por uno o dos días, y después se da vuelta a la hoja", dijo Anthony. "Esta vez, tengo la oportunidad de decir lo que siento y hacer un llamado a las personas que pueden hacer que las cosas cambien para bien".

Este lunes, Anthony dio su paso más importante hasta ahora para hacer un cambio. Organizó, junto con los miembros de los equipos olímpicos varonil y femenil de basquetbol, una reunión en el club Challengers Boys and Girls al sureste de Los Ángeles. Invitó a líderes de la comunidad, oficiales de policía, y jóvenes de la localidad con un solo propósito en mente: un diálogo abierto.

Publicidad

"Fue una conversación muy honesta y directa para los oficiales y fue bienvenida por todos", dijo del evento. "La plática fue profunda. Compartí algunas de mis experiencias con la policía y ellos escucharon…se habló de un problema de confianza: les dijimos que no confiamos en ellos. Es justo lo que está sucediendo en estas ciudad, la falta de confianza".

VICE Sports platicó con Carmelo Anthony después del evento para conocer su experiencia, qué lo obligó a expresarse, y porqué no planea detenerse. La charla ha sido editada por razones de extensión y claridad.

El Carmelo Anthony que llegó a la liga a los 19 años era muy callado en comparación con el Carmelo Anthony de ahora. ¿Qué tuvo que pasar para que te hicieras tan expresivo?

Creo que cuando algo sucede y hablas al respecto, se dan otro tipos de incidentes uno tras otro y termina teniendo un efecto parecido al de una bola de nieve. Todo mundo espera que haga un comentario por cualquier cosa, y por eso no se genera un impacto. Hay muchas cosas que pasan y tienes que escoger tus batallas. Muchas de los incidentes que se han dado en el último año o dos han tenido un impacto en mi ciudad natal. Esta fue la razón por la que quise expresarme.

¿Qué tanto pesa este problema para ti considerando que eres padre?

No puedo explicarlo, no puedo permitir que mi hijo vea CNN. ¿Cómo puedo explicarle esto? Hay muchas cosas sucediendo al mismo tiempo, ¿cómo le explico a mi hijo que está bien crecer en este mundo?

Publicidad

¿Tiene la suficiente edad para entender lo que sucede?

Tiene la edad para saber lo que sucede, pero no creo que lo comprenda, tiene nueve años. Pero sí sabe que este problema afecta a muchas personas.

¿Te ha hecho preguntas al respecto?

Me ha preguntado por Donald Trump [risas].

¿Y qué le dices?

Lo dejo crear su propia opinión.

Hasta cierto punto tenías idea de lo que pasaría en la reunión. ¿Te sorprendiste por algo que se dio y que no esperabas?

Me sorprendí más por la cantidad de gente que se expresó. Ante una situación como esta son pocos los que deciden alzar la voz. Se sienten incómodos. Pero tienes que salir de tu zona de confort, y es justo lo que la gente hizo.

¿Te saliste de tu zona de confort? ¿Te sentiste incómodo?

No, para nada. Honestamente, me gusta decir las cosas como son. Escojo los temas de lo que voy a hablar porque cuando lo hago soy auténtico. Es genuino.

Mencionaste que el siguiente paso se tiene que dar en otras comunidades como Nueva York. ¿Qué pretendes hacer allá?

Quiero sentarme con la gente y conversar en Nueva York. La ciudad es tan grande y puede haber cambios de diferentes maneras. Aunque también me enfocaría en Baltimore porque es más pequeño y es más cercano a mí. Siempre ha habido brutalidad policial en ese lugar desde que tengo memoria.

Una conversación como esta es muy diferente en lugares como Brentwood o Santa Mónica. ¿Cómo le haces para que las comunidades alejadas de los barrios donde predomina la gente negra comprendan tu mensaje?

Publicidad

Vamos a ser francos. Muchas de estas conversaciones son irrelevantes para ese tipo de lugares. Lo pueden entender desde un punto de vista humano, pero no al aspecto cultural. No saben lo que sucede en South Central. No se sienten identificados con las personas en este lugar.

¿Pero cómo le haces para hacerlos entender y motivarlos a hacer algo al respecto?

Hablando. Tienes que hablar. Creo que ahora lo están entiendo y lo ven porque es más que evidente; ya no se puede ignorar. Antes el abuso policial no salía en las noticias. Ahora es lo mismo pero las redes sociales no dejan mentir. Vemos muertes en vivo, hemos visto cinco o seis asesinatos en tiempo real. Son cosas que antes no se veían. Es el mismo tipo de material que vemos que suceden en el extranjero, tanta violencia. En realidad ocurre lo mismo en nuestro propio patio.

Tienes el deseo de platicar con los representantes políticos, con la gente que puede hacer un cambio más inmediato. Es muy probable que conozcas a personas que no entenderán del todo.

Seguiré diciendo que el sistema está completamente dañado. En efecto, lo está, y por eso fue uno de los temas que tocamos al hablar con la policía. Entendemos que el sistema es mucho más grande que todos ellos, pero no significa que tengan que comportarse de la forma que lo están haciendo. Tengo la disposición de sentarme a platicar con quien sea que quiera lograr un cambio.

Mencionaste que en tu niñez huiste de la policía en Baltimore. Ahora dialogas con ellos. ¿Cómo lograste cambiar tu perspectiva y comenzaste a simpatizar con dicha organización?

Se trata de una situación afortunada y desafortunada porque fui capaz de salir de mis problemas por medio del basquetbol. Una vez que la libras comienzas a alejarte de aquella vida cotidiana. Comienzas a madurar y una vez que te das cuenta de todo los recuerdos de casa regresan. Me transportan a mi adolescencia, cuando tenía 12,13 y 14 años.