¿Cómo probar el nivel de sonido del cohete espacial más poderoso del mundo?

Bievenidos a las instalaciones de la NASA donde se prueban las reverberancias acúaticas, la sala de ensayo más grande del mundo.

|
04 Mayo 2016, 10:26pm

Una bocina de 25 hertz Imagen: Illudium Pu-36.

Los grandes cohetes tienen mala fama por el gran poder acústico que producen en el despegue. Incluso Walter Cronkite, normalmente imperturbable, perdió la compostura mientras veía al cohete Saturn V despegar en 1967. Con eso en mente, imagina los épicos estruendos sonoros que tenemos con el Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA (SLS por sus siglas en inglés), el cohete está siendo desarrollado para lanzar humanos a Marte y generará una fuerza 20 por ciento mayor que la del Saturn V. Hablemos de subir el volumen hasta el número 11.

De hecho se espera que el SLS produzca un estruendo tan poderoso que su carga, la cápsula de tripulación Orion, requiere un intenso proceso de pruebas de sonido en la cámara acústica más poderosa del mundo: la recién completada Facilidad de Pruebas Acústicas Reverberantes (RATF) en Sandusky, Ohio.

RATF. Imagen: NASA

Con más de 100 mil pies cúbicos de espacio y 36 bocinas súper fuertes impulsadas por nitrógeno, ésta cápsula es capaz de producir 163 decibeles de presión sonora, lo suficiente como para romper los tímpanos. En un video publicado recientemente, el ingeniero acústico de la NASA, Aron Hozman, muestra su ambiente amplificado, así como su rol en asegurarse que la primera misión humana a Marte pueda soportar la poderosa salida acústica de un poder de despegue sin precedentes.

"Cada una de estas bocinas que ves es capaz de producir ciertos rangos de frecuencia, algo así como una big band", explica Hozman en el corto. Destaca que el volumen de una de las bocinas de 25-hertz de la RATF es igual al de muchos miles de altavoces caseros, con el fin de producir esas vibraciones supersónicas tan distintivas.

Es más, para tener una idea de la pureza acústica de la cámara, aquí tienes un video de un guitarrista utilizando la instalación para lograr una máxima resonancia de fácil escucha. Es bueno saber que la cámara acústica más poderosa del mundo también sirve como un gran espacio para tocar.