Publicidad
Tech by VICE

Ve cómo Chernobyl queda atrapado dentro de un domo gigante de acero

La estructura de 108 metros de alto fue construida para reemplazar al antiguo sarcofago de concreto que ha resguardado al peor desastre nuclear por los últimos 30 años.

por Ben Sullivan
13 Diciembre 2016, 9:42pm

Imagen: EBRD

Treinta años después del peor desastre nuclear ocurrido en el mundo, un refugio de concreto y plomo, llamado "sarcófago", el que ha separado a los europeos de este refugio nuclear, ha sido reemplazo por una inmensa estructura de acero conocida como el Nuevo confinamiento seguro.

Un gigantesco arco de 275 metros de ancho ha sido instalado sobre la estructura protectora original, en donde está la cuarta planta nuclear de Chernobyl. La construcción original fue creada rápidamente por los soviéticos luego de la catástrofe de 1986, luego que una nube radiactiva tóxica se posó sobre Europa, matando a más de 4000 personas que estuvieron expuestas a la radiación, de acuerdo con la Organización mundial de la salud.

El Nuevo confinamiento seguro, inaugurado esta semana por el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, costó más de 1.5 mil millones de dólares y debería mantener la radiación a raya por más 100 años, mucho más que el año 2065, que es cuando todo este terreno deberá estar limpio.

Si bien podríamos dar muchos datos gigantescos sobre el escudo, tales como su peso de 36.000 toneladas o sus 108 metros de alto que hacen ver pequeña a la Estatua de la Libertad, probablemente es mejor que veas el siguiente video filmado con un dron, donde se ve la estructura poco antes que fuera instalada en el lugar.

La estructura fue instalada durante semanas y su patrocinador, el Banco europeo para la reconstrucción y el desarrollo (o EBRD, por sus siglas en inglés), dice que la estructura no estará funcionando hasta fines del próximo año, cuando los equipos de control de radiación estén instalados y el refugio sea hermético.

Luego, dos grúas operadas remotamente desmantelarán el refugio original. Suma Chakrabarti, presidente de la EBRD, dijo en un comunicado: "El antiguo refugio ha desaparecido de nuestra vista, pero nunca vamos a olvidar a los fallecidos en el accidente de 1986 y nuestros pensamiento deben estar hoy día con las víctimas de este accidente".