FYI.

This story is over 5 years old.

la guerra del futbol

El Salvador va por su segundo 'Aztecazo'... uno no tan triste como el de 1969

Fue previo a la Guerra del Futbol, como Ryszard Kapuściński la denominó, que El Salvador consiguió su primera victoria en eliminatoria dentro del Azteca. Así la historia.
11.11.15
Foto: Diez.hn

El próximo viernes, la selección de El Salvador se meterá al Estadio Azteca en busca de ganarle a México para dar un primer paso rumbo a Rusia 2018. Se dice que Costa Rica fue el primer país centroamericano en dar el primer 'Aztecazo' de la historia, seguido12 años más tarde por Honduras, sin embargo, fue la 'selecta' la primera en salir airoso dentro del Coloso de Santa Úrsula en un partido eliminatorio. Y no, no fue contra México.

Problemas limítrofes, migratorios, pero sobre todo agrícolas, desencadenaron una de las guerras más famosas que se dieron en Centroamérica durante el siglo pasado entre El Salvador y Honduras y que fue bautizada como la "La Guerra del Futbol' por el periodista polaco Ryszard Kapuściński.

La batalla que duró tan solo cuatro días pero que desencadenó la muerte de entre 4,000 y 6, 000 civiles, además de 15,000 heridos, dio inicio el 14 de julio y culminó el 18 de julio de 1969.

Dicha guerra que en un inicio parecía desigual por el poder económico y militar que tenía en ese entonces El Salvador, se dio debido a una reforma agraria que Honduras generó en el año de 1969. Años antes, miles de salvadoreños se habían beneficiado de los problemas fronterizos entre ambas naciones para llegar a territorio hondureño y captar así grandes segmentos de tierra para cultivar, dejando con menores opciones a los trabajadores catrachos.

Con la creación de dicha ley, el gobierno de Honduras pretendía beneficiar solamente a sus ciudadanos, lo cual perjudicaba a los casi 20,000 salvadoreños que también tenían sus cultivos, y que gracias a esta reforma, prácticamente los obligaba a volver a El Salvador y perder las tierras que tenían trabajando.

Foto: Diez.hn

Casi al mismo tiempo que se generaban estos graves problemas políticos y sociales, en CONCACAF se disputaban las eliminatorias para el Mundial de México 1970. El sorteo deparó que El Salvador y Honduras jugaran una serie para definir a uno de los invitados a la Copa del Mundo. Ninguna de las dos selecciones había calificado jamás a un torneo de este tipo.

La serie no podía llegar en peor momento. El juego de ida se celebraría el 8 de junio en Tegucigalpa y la vuelta, el 15 de junio en el Estadio Flor Blanca de San Salvador. Cabe resaltar que en esta serie, no había marcador global, sino que la selección que avanazara a la justa mundialista tenía que ganar los dos encuentros, o al menos, tener un triunfo y un empate. Esto hacía que con mucha seguridad, pudiera existir un tercer encuentro.

Los partidos estuvieron llenos de tensiones políticas y sociales. Prácticamente, la localía no permitía que en el estadio estuviera algún aficionado visitante pues el temor de sufrir una severa reprimenda era muy grande. Cual partido sin ley, ni la FIFA ni CONCACAF metieron manos en el asunto impidiendo que la serie se llevara a cabo, pese a que se sabía que el juego era de altísimo riesgo.

En el juego de ida, Honduras venció por la mínima ventaja a El Salvador, mientras que en la vuelta, la 'selecta' se impuso 3-0 a los catrachos generando ese temido tercer encuentro donde sería a ganar o morir.

En el inter de esos dos partidos, la prensa hondureña se encargó de calentar fuertemente el partido por el problema político que se vivía. Esto enardeció a los hinchas salvadoreños que el día del juego, insultó y golpeó a los pocos catrachos que llegaron a San Salvador para presenciar el juego. A ellos, se les persiguió prácticamente hasta la frontera.

Para el tercer encuentro, éste sería disputado en una sede neutral, en México, dentro del Estadio Azteca. Ahí, la selección salvadoreña salió con el triunfo derrotando por 3-2 a Honduras en lo que ha sido, su única victoria dentro del Coloso de Santa Úrsula. El Salvador festejaba en la Ciudad de México el pase a su primera Copa del Mundo, mientras que Honduras tendría que esperar hasta 1982 para poder participar en su primer Mundial.

Los duros partidos de futbol fueron solo uno de los escenarios más grandes donde se sentía la gran rivalidad que superaría a una batalla de futbol y la llevaría hasta el último gran conflicto bélico en la región.

De aquel partido en el Azteca el día 27 de junio al inicio de la guerra pasaron 17 días. A las 6:00 pm. Del 14 de julio, decenas de aviones salvadoreños ingresaron a territorio catracho para tratar de destruir la flota aérea de Honduras, al tiempo que se apropiaba de la frontera ubicada en Ocotepeque.

Hoy a las seis de la tarde empezó la guerra entre El Salvador y Honduras la aviación de El Salvador bombardeó cuatro ciudades hondureñas. Al mismo tiempo las tropas de El Salvador violaron la frontera con Honduras intentando penetrar en el interior del país", señaló Ryszard Kapuściński.

Inmediatamente, se dio la respuesta hondureña, quien en un ataque aéreo destruyó buena parte de la vieja flotilla de aviones que tenía El Salvador. La guerra había dado inicio.

En respuesta al ataque del agresor la aviación de Honduras bombardeó los más importantes centros industriales y objetivos estratégicos de El Salvador y las fuerzas terrestres emprendieron acciones defensivas

El periodista polaco, que en aquel entonces se encontraba en México, narró toda la historia de la batalla de cuatro días en su libro "La Guerra del Futbol".

El Salvador dispuso de 20,000 militares por cerca de 10,000 hondureños. Poco a poco, el ejército salvadoreño fue copando territorio catracho, aunque cada vez que avanzaba perdía a más y más hombres llegando sumamente debilitado a una zona cercana a Tegucigalpa donde pidió un alto al fuego.

La culminación de la guerra se dio la noche del 18 de julio cuando la Organización de Estados Americanos negoció con ambos países el alto al fuego y ayudó a negociar las peticiones que habían generado la batalla.

Durante 11 años, El Salvador y Honduras estuvieron distanciados, hasta que el 30 de julio de 1980, en el Tratado General de Paz en Lima, ambas naciones firmaron los acuerdos finales de aquella batalla peleada en 1969.

Se dice que 130,000 de los 300,000 salvadoreños que vivían en ciudades de Honduras fueron obligadas a volver a su nación durante la guerra de los cuatro días.

Curiosamente tras aquel tratado de paz, un par de años más tarde, en la eliminatoria rumbo a España 1982, tanto El Salvador y Honduras unieron fuerzas y eliminaron a México de la justa, avanzando los dos al Mundial. Tristemente ahí, ninguno de los dos consiguió una victoria.

Ya en la eliminatoria rumbo a Estados Unidos, Honduras y El Salvador volvieron a integrar un cuadrangular rumbo a una Copa del Mundo, algo que se repite en este proceso para ir a Rusia 2018.

Nuevamente, ambas selecciones se verán las caras. A décadas del problema bélico, mucho ha cambiado entre ambas naciones. La 'Guerra del Futbol' mostró como dos países sumidos en severos problemas económicos, también son capaces de llegar a las armas y luchar, aún cuando sus fuerzas no sean las de un país del primer mundo.