FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

Sin los aficionados, el fútbol no vale ni un céntimo

A este ritmo, el precio de las entradas terminará dejando los estadios vacíos.
15 Octubre 2015, 9:30am
Los aficionados siguen llenando los campos, pero si seguimos a este ritmo pronto no habrá dinero suficiente como para pagar lo que valen las entradas. Foto de Albert Gea, Reuters.

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El fútbol moderno se ha convertido en una guerra de billetacos. El libre mercado ha generado una absurda inflación y es casi imposible competir de manera justa sin la intervención de un jeque, un magnate ruso u otros propietarios de tierras lejanas poco favorecidas por los dioses del fútbol.

No obstante, cuando se trata del dinero y los aficionados, la cosa es todavía más absurda. La inflación en el coste de las entrada a los estadios europeos se ha incrementado tan rápido como la espuma de la cerveza en pleno Oktoberfest.

Precisamente en Alemania, un grupo de aficionados del Bayern de Múnich está planeando un boicot durante los primeros minutos del enfrentamiento de los bávaros ante el Arsenal en el Emirates Stadium de Londres. La queja es bastante clara: el coste de las entradas para los aficionados del Bayern es ridículo. Según el informe de este grupo, el ticket más barato ronda los 100 euros en total, contando cargos y envío.

En el comunicado, el grupo de aficionados al Bayern declara lo siguiente:

[Los altos precios] hacen que para los aficionados visitantes jóvenes y socialmente desfavorecidos sea imposible ir al estadio. Han destruido la cultura del aficionado y por consiguiente la base del propio fútbol. En los primeros 5 minutos del juego en Londres se verá cómo serán los estadios del futuro si esta locura sigue su marcha. En los 85 minutos siguientes queremos mostrar cuál es la alternativa y la importancia de una vibrante cultura del aficionado en el fútbol.

Esto se suma a las protestas que los aficionados ingleses llevaron a cabo la pasada temporada —también por el elevado precio de las entradas para los aficionados visitantes en los campos de la Premier League. Según un informe de GoEuro, la entrada media a un estadio inglés es la más cara del mundo y ronda los 74 euros; España es la segunda en esta clasificación, con un precio medio de 70 euros. En Alemania, en cambio, el coste de la entrada suele estar alrededor de los 30 euros.