La naturaleza del transhumanismo en los robots steampunk de Pixel Pancho
arte urbano

La naturaleza del transhumanismo en los robots steampunk de Pixel Pancho

Robots de un futuro nostálgico nos hablan de cómo relacionarnos con la naturaleza.
27.3.17

Estableciendo un nexo entre naturaleza, humanidad y tecnología, el artista italiano, Pixel Pancho, construye personajes sacados de los sueños futuristas de un hombre en los años 50. En un caso se muestra un retrato de robots ¿steampunk? que pasarían sin problemas como una familia victoriana de clase media; en otro, una pareja que afianza la unión entre robots y humanos, posa amorosa y alegremente.

Imágenes cortesía del artista. © 2017 Pixelpancho todos los derechos reservados.

Los diversos motivos y explicaciones que se le pueden dar a los dibujos, murales y esculturas de Pixel Pancho nunca parecen ser suficientes. Surreales, históricas y futuristas, cada una de las imágenes que presenta se imprimen de manera subconsciente y relatan una historia que aún falta por ser escrita. "La narrativa es manejada por un mundo olvidado que se encuentra bajo una capa de polvo", explica la biografía del artista.

"En él, rotos y desgastados robots son encontrados en decaimiento por los suelos, su acero y bronce oxidado se puede ver tirado como si fuera descartado al olvido. No obstante que la escala de su obra cambie, el reino surreal es constante, atravesando una conflagración de referencias contemporáneas e históricas que le dan relevancia a nuestro momento y lugar".

Pixel Pancho comenzó su carrera artística en Valencia, España. Ahora, con murales por todo el mundo, desde Chile, México, EU y por toda Europa, muestra con ímpetu la relación clara y el impacto que genera el cambio y constante choque cultural: "Trazos del pintor histórico Joaquín Sorolla, el surrealista Salvador Dalí, el colectivo político-artístico 'El Equipo Crónica', hasta cosas más modernas como Ron English y Takashi Murakami pueden ser vistos en su obra", agrega. Y es difícil argumentar en contra de ello, su obra, de cierta manera, habla de manera universal, pero nunca renuncia a la gama de emociones privadas que intensamente evoca. Puedes ver más obras, abajo.