FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Una escultura de mármol antiguo creada por un robot

Así es cómo creó Jonathan Monaghan su escultura abstracta del Cordero de Dios.
04 Agosto 2015, 10:11am
Todas las imágenes cortesía del artista.

El artista visual Jonathan Monaghan parte del mundo animal para la creación de su último proyecto, Agnus Dei (After Zurbarán). Según contó a The Creators Project, Agnus Dei (After Zurbarán) está basado en Cordero de Dios de Francisco de Zurbarán, una pintura del 1635 que muestra un cordero con las patas atadas. Utilizando la forma y posición general del cordero, Monaghan creó una versión abstracta del sujeto con un software de modelado 3D

Agnus Dei (Cordero de Dios) de Francisco de Zurbaran

“Quería representar el simbólico animal a tamaño real en mármol y con una piel acolchada para conjurar la noción de una especie de servidumbre ante la tecnología y el materialismo”, dice Monaghan, que realizó _Agnus Dei (After Zurbarán) _como parte del taller de Digital Stone Project.

Tras modelar en 3D su Agnus Dei abstracto, envió el diseño por e-mail a la organización que trabaja con los talleres de Digital Stone Project, Garfagnna Innovazione, ubicada en una región de la Toscana dedicada tradicionalmente al tallado de mármol. Allí pudo utilizar un robot fresador de 7 ejes para esculpir su diseño en mármol Carrara, el mismo que se utilizaba para la creación de esculturas antiguas y medievales.

Modelado 3D de Agnus Dei (After Zurbarán) 

Tal y como explica Monaghan, el robot va tallando lentamente el mármol con una broca de diamante: “Primero el robot esboza la forma, luego da una pasada a grandes rasgos y finalmente esculpe los detalles”, dice Monaghan. “Con este proceso obtuve una forma de mármol bastante decente, pero luego necesité un mes de acabado a mano para eliminar las líneas de fresado. Tras pulir la escultura para obtener una superficie lisa, coloqué elementos decorativos de acero inoxidable impresos en 3D sobre el mármol”.

“En mi trabajo, nunca hay un límite claro entre el significado y la realidad, como por ejemplo en la creación de vídeos fotorrealistas que han sido generados completamente por ordenador”, añade Monaghan. “Así que es importante utilizar en mi obra el mundo virtual de algún modo. El proceso de la fresadora CNC mantiene el trabajo en el mundo digital, al tiempo que ofrece un acceso a un medio al que de otra forma me sería difícil acceder”.

El robot esculpe la escultura de Monaghan, cortesía del artista.

El robot añade detalles a la escultura.

La escultura tras el pulido.

La escultura con los adornos, cortesía del artista. 

La escultura de Monaghan se puede ver ahora mismo en Villa Strozzi en Florencia.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Un robot aspirador que pinta como Pollock

Una enorme escultura de papel que parece una diosa interdimensional

Artistas convierten canciones en esculturas impresas en 3D