FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Megáfonos gigantes que amplifican el sonido del bosque

En Tallinn, Estonia, estudiantes de arquitectura de interiores han creado megáfonos de madera gigantes para escuchar el sonido y silencio del bosque.
23 Septiembre 2015, 7:09am
Foto de Tõnu Tunnel

Síguenos en Facebook para ver más contenidos de arte y tecnología.

Tres megáfonos de madera gigantes se esconden dentro de un bosque de Estonia cerca de Tallinn. Los aparatos, construidos por los estudiantes de arquitectura de interiores de la Academia de Arte Estonia, amplifican los sonidos complejos y sutiles de la naturaleza, a la vez que sirven como instalación de arte y zona de descanso.

Hannes Praks, director del Departamento de Arquitectura de Interiores de la escuela, describe los megáfonos de tres metros como un “templete de música”, que  es una estructura tradicionalmente circular o semicircular destinada a espectáculos musicales en parques.

Foto de Tõnu Tunnel

"Los megáfonos se colocan a una distancia y ángulo determinados, para que en el centro de la instalación el sonido procedente desde las tres direcciones cree un efecto de sonido envolvente y único", dice Praks.

Foto de Tõnu Tunnel

Según explica Praks, el proyecto arrancó hace un año con un taller que se llevó a cabo en las profundidades de los bosques del sur de Estonia. Allí, los estudiantes de arquitectura de interiores trabajaron con el semiólogo y popular autor Valdur Mikiti para crear una biblioteca de sonidos del bosque. Se presentaron varias ideas, pero el grupo se decantó por la del estudiante Birgit Õigus que propuso los megáfonos.

Foto de Tõnu Tunnel

Los diseñadores de Derelict Furniture, Tõnis Kalve y Ahti Grünberg, y los arquitectos del estudio de arquitectura b210, Aet Ader, Karin Tõugu, Kadri Klementi y Mari Hunt, orientaron a los estudiantes en el diseño y la construcción. La instalación se construyó  en su mayor parte en Tallinn a finales de agosto y luego se envió al parque natural de Võrumaa, Pähni, cerca de la frontera con Letonia, donde ahora se encuentra instalada.

Foto de Tõnu Tunnel

Aunque el observador casual pueda pensar que la idea de Õigus es algo innecesario, puesto que los bosques ya se encuentran amplificados de forma natural, la noción de Õigus plantea algo interesante: que la sinfonía de los bosques —su ritmo, musicalidad y ambientación sonora— es tan válida como nuestros supuestos tradicionales sobre la música, y, por ello, merece igualmente ser amplificada, sin electricidad.

Foto de Tõnu Tunnel

Los enormes megáfonos también harán que la gente sea más consciente del silencio, tal y como sugiere Mikiti: "Es un lugar para escuchar, para explorar el terreno audible de la naturaleza, nunca antes habíamos tenido un lugar así en Estonia”.

Aquí encontrarás más información sobre Forest Megaphones.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Esculturas de sonido para ver, escuchar y coger la música

La “antorcha sonora” es un altavoz que convierte música en llamas

Escucha los sonidos de la ciudad a través de estos conos gigantes