LaFILBOxVICE

Hablamos con el caricaturista que homenajeó a Charlie Hebdo

Serge Bloch intervino el pabellón de Colombia-Francia en la FilBo y habló con nosotros sobre su arte y la libertad de expresión.
25.4.17
Todas las imágenes son de Mateo Rueda.

Serge Bloch es un caricaturista francés de más de 50 años. Su aspecto lo dice aunque en el fondo es un hombre con espíritu joven. En su intervención de un mural de la Feria del Libro de Bogotá, que empezó el pasado lunes 24 de abril, lleva una camiseta desgastada y jeans grises, gafas redondas y una expresión jovial, mientras desplegaba su arte en los 20 minutos que le dieron para pintar sus muñecos característicos.

Publicidad

De tamaños distintos, fueron tomando forma, con gafas y objetos de cocina que Bloch martillaba a la pared y con los que reemplazaba sus narices, sus ojos, su cara… Parecían personajes sacados de cuentos, cada uno con una historia. Muchos de ellos, para mí, parecían autorretratos de él mismo.

Sus dibujos tienen un estilo particular: se caracterizan por el uso de objetos reales que combina con sus trazos para darle un toque cómico a sus personajes. Narices de huevo, de cucharas, platos y hasta frutas, son algunos de sus recursos a la hora de dibujar.

Serge Bloch nació en Francia en 1956. Ha ilustrado libros para niños, trabaja en publicidad y prensa y ha colaborado en publicaciones de revistas y periódicos internacionales como The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, Time Magazine, GQ, La Libération y Nacional Geographic, entre otros.

Mientras le toman fotos, Bloch no sonríe sino que hace muecas para todos los ángulos entre flashes y medios de comunicación que querían al menos un minuto con él. Los 20 minutos pasan y periodistas, estudiantes y admiradores de su trabajo se le acercaron para que les contara un poco de su historia.

Eso fue lo que hizo conmigo. Me pidió que nos sentáramos a unos pocos metros de su obra, que todavía admiraban mientras conversábamos.

Dibujar es vivir, me dice. Es una actividad que lleva haciendo todos los días de su vida, por 40 años de su vida. Pero fue siempre de maneras muy distintas: ha trabajado para medios, para libros de niños, para libros de adultos y ha utilizado sus trazos con fines sociales.

"El dibujo es un medio para compartir placer. Pienso que lo que hago acá (la intervención) no es del todo serio, no voy a cambiar el mundo con esto. Solo puedo hacer que la gente disfrute un poco. Y eso es lo que me gusta en dibujar", afirma.

Publicidad

Bloch dibuja para todo el que quiera ver lo que hace, me dijo. Cuando le pregunté por el propósito de sus trazos, me reafirmó que dibujar es una manera de sentirse libre, de expresarse sin miedo y de hablarle a cualquiera, pese a que el mundo todavía no acepta el concepto de libertad: "No se consigue nunca la libertad de expresarse del todo", afirma.

Eso mismo se vio con los trágicos eventos que empañaron el trabajo de la publicación Charlie Hebdo, en el corazón de París, enero de 2015, en los que algunos de los caricaturistas franceses fueron asesinados por extremistas musulmanes. Con este suceso, para él —que fue de hecho su puerta de entrada a colaborar con la revista política francesa a favor de la expresión de todas sus maneras artísticas posibles— se dio cuenta de que uno no puede tener miedo a nada y que el dibujo es una actividad que se acerca a esa sensación de libertad que tantos artistas buscan.

"No se puede tener miedo. Dibujar no es más peligroso que cruzar la calle. A mí no me gustaba particularmente la manera en la que Charlie Hebdo dibujaba la política. Era mucha provocación. Dibujar es para acercar a la gente y no para criticarla", me dijo, "pero nunca se justificará ese evento contra ellos".

Por eso mismo, cuando le pregunté sobre su rol en la política por medio del dibujo, me dijo que él no se considera un caricaturista político, a diferencia de la generación francesa de caricaturistas, que, como nuestro Matador o nuestro Vladdo, se han enfocado en visibilizar los personajes influyentes en las discusiones del país. Él, más bien, se ha enfocado en encontrar el humor en ideas que ha adaptado a todos los formatos posibles. "He trabajado para prensa, para niños, para organizaciones… he hecho de todo un poco, de todo muy diferente", afirma.

"Pero lo importante es la libertad, es ayudar a los demás a hablar de sí mismos".

El mural de Bloch estará expuesto en el pabellón del año Colombia-Francia 2017 número 4 habrá un encuentro en el mismo lugar con el artista este sábado 29 abril desde las 11:00 AM hasta 12:00 PM.