FYI.

This story is over 5 years old.

¿De verdad Shazam se va a meter en el negocio del streaming?

Uno de sus nuevos socios podría encaminarlo hacia allá.

Shazam es una de las aplicaciones más populares del mundo, con una base mensual de 125 millones de usuarios activos además de tener el récord de un billón de descargas totales. Aún con eso, irónicamente se ha tenido que esforzar bastante por alcanzar la rentabilidad económica.

En el 2016 esa empresa reportó ganancias por primera vez desde su lanzamiento como aplicación móvil hace ocho años y tras una etapa complicada con millonarias pérdidas. Los ojos de Shazam ahora están puestos sobre la publicidad: con 'Shazam for Brands' se pueden shazamear comerciales de TV o radio para acceder a contenido adicional de estos en su plataforma.

Publicidad

La gran incógnita es si Shazam piensa utilizar toda su comunidad y maquinaria para expandirse en el mercado de distribución digital de música, donde actualmente sirve 'solo' de mano derecha para los grandes distribuidores que sí están metidos en el negocio.

En cuanto a música, la audiencia de esta App tiene cifras gigantes como la del artista más shazameado: el DJ francés David Guetta, que tiene más seguidores ahí (69 millones) que en sus cuentas de Twitter (20, 8 millones) o Facebook (54,9 millones). La influencia de esta App en la industria musical es tan amplia que sus estadísticas de consumo son la fuente directa de las grandes 'charts' como Billboard, siendo capaz de analizar la probabilidad de éxito en canciones y artistas del mercado mainstream.

Durante octubre de este año el mánager comercial de la compañía en América Latina, Rodrigo Belmonte, estuvo en Bogotá participando en las conferencias de Resonancia 2016 y dio un avance sobre una de las nuevas estrategias de negocio de Shazam: meterse al mundo del streaming.

Aparte de aquella ocasión, en una entrevista con la Revista Dinero un par de meses antes Belmonte dijo que Shazam competiría directamente con las otras grandes plataformas como Spotify o Deezer y permitiría descargar la música directamente desde la App.

Aparte de Spotify y Apple Music ninguno de los principales catálogos de streaming supera los 10 millones de usuarios, ¿cómo sería medirse frente a frente con un gigante que por el momento es un socio importante de casi todos?

Publicidad

Actualmente Shazam cuenta con 14 millones de usuarios activos en Latinoamérica de los cuales 1,1 millones son usuarios colombianos, según lo indicó Belmonte. Aunque reconociendo que todavía son indicadores bajos en proporción con los de Europa, Asia y Norteamérica.

A través de la App se maneja anualmente el 10% de las ventas digitales de música del mundo, remitidas a Spotify, Deezer y Apple Music entre otros aliados. Shazam es como el 'Pokédex' perfecto para referencias musicales, que supera el alcance de todos los catálogos de streaming combinados pero disminuye su potencial como distribuidor directo de música.

Sin embargo, el proyecto descrito por el español parece diferir frente a lo que la App se encuentra desarrollando realmente. Cuando pedimos detalles de esto a Giovanni Bossio, encargado de comunicaciones de Shazam para Latinoamérica, rectificó las referencias de Belmonte e indicó que: " No hemos entrado en el negocio de streaming, sin embargo, Shazam lanzó una pestaña de Playlists para ayudar a nuestra comunidad global a descubrir más música".

¿Entonces cuál de los dos tiene la razón? Pareciera que ambos tienen algo de verdad si nos ponemos a analizar de cerca el rol que tuvo dentro de estas Playlists uno de los aliados más recientes de Shazam: la plataforma Vadio.

Tras el anuncio de la alianza a mediados de octubre la aplicación fue desplazando lentamente su viejo vínculo con YouTube, uno de los portales web más poderosos del mundo, ya que ahora es a través de Vadio que se puede escuchar directamente en la aplicación de Shazam, la música encontrada si no tienes suscripción en ninguna de las plataformas de streaming.

Publicidad

Esta empresa se venía cocinando desde el 2015 con pequeños trabajos en distribución y streaming de videos musicales para compañías de entretenimiento, de forma similar a lo que hace VEVO para YouTube. Ese mismo año le llegó una capitalización de $7.5 millones de dólares y una nómina de lujo encabezada por Yair Landau, ex presidente de Sony Pictures Digital Entertainment y el ex director ejecutivo de VEVO, Rio Caraeff.

Su primer paso luego de eso fue buscar alianzas con todas las plataformas de streaming, cerrando tratos con Spotify y Pandora ese mismo año. El trato que logró cerrar con Shazam en 2016 también empezó con el proyecto para crear diversas playlists, incluso agrupadas por género musical, que se pueden reproducir en Vadio o en cualquiera de las otras plataformas.

Bossio incluso recalcó que la cooperación de Shazam con todas las otras plataformas como Apple Music, Spotify, Google Play fue la que permitió traer esta nueva opción y solo a través de estas se puede descargar la música también.

"Seguimos enfocados en crear innovación en el descubrimiento de música y nuevas conexiones entre artistas y fans, pero, como nos gusta decir, Shazam es la Suiza de la música y nos asociamos con los servicios de streaming y marcas más populares del mundo" comentó como conclusión de su respuesta.

En el mercado el único gran perdedor de esta maniobra a corto plazo es YouTube, que ya no puede generar tráfico a través de Shazam. Esta App seguirá siendo por el momento un gran estanque en el que los otros pescan, porque es muy interdependiente con los grandes catálogos.

Pero todo está calculado, ahora cuenta con un socio que de la noche a la mañana se robusteció con un alcance enorme en la industria musical global. Vadio podría ser el siguiente gran nombre que se expanda en el streaming audiovisual y fonográfico porque está respaldado por una audiencia que Shazam también está empezando a exprimir con las marcas.

Consolidar la marca de Vadio tiene jugosos beneficios para su nuevo socio más importante, ya que Shazam se expande lento pero seguro aumentando la interactividad de su aplicación con su gigantesca audiencia en la generación de contenidos que giran alrededor de la música.

Con este nuevo modelo de negocio las finanzas ya empiezan a sanar y Shazam está en un momento de proyección que será determinante para el consumo mundial de música. El principal obstáculo de una expansión al streaming son las condiciones de su alianza con las otras compañías de este sector, especialmente de Apple que es su principal socio desde 2006.

También habrá que ver qué planes puede sugerir para Shazam el multimillonario mexicano Carlos Slim, dueño de un paquete accionario nunca especificado tras una inversión de $40 millones de dólares que le giró en 2013. Fue a través de su empresa insignia América Móvil que esta App se expandió hasta nuestro continente.