Coco de mer: la fruta más sexy de Seychelles

Tiene varios nombres, pero es la Kim Kardashian del reino vegetal.​
24.7.17

Desde atrás, una coco de mer parece el candidato ideal para ser modelo. De frente, es una réplica de la zona reproductica de la mujer, incluyendo los muslos, el vientre y la hendidura pudenda. Hasta tiene marcas de vellos púbicos coronando la "V". Otros nombres para referirse a él son fruto de mujer y butt nut. Los científicos usan el binomial taxonómico lodoicea maldivica. Como gustes llamarla, es la Kim Kardashian del reino vegetal.

Publicidad

Más allá de su apariencia en forma de glúteos, el coco de mer comparte otras características con nuestra anatomía (o al menos la anatomía de las estrellas porno). No solo la flor macho es una vara grande, café y fálica; los brotes femeninos parecen copias de pechos DD+, cada uno con un óvulo de néctar que parece pezón. Dentro de la semilla hay una sustancia blanca parecida al esperma que se endurece conforme la fruta va envejeciendo. La corteza exterior verde tiene forma de corazón. El interior de la semilla parece un riñón. Cuando un coco de mer cae al suelo, libera un cordón umbilical por su orificio vaginal. Estos culos botánicos solo crecen en Seychelles, un pequeño archipiélago ubicado en el Océano Índico. Antes de que la gente supiera de la existencia de Seychelles, la fruta a menudo se encontraba flotando en el mar como un sueño húmedo, haciendo suponer que crecía bajo el agua (de ahí el nombre coco de mer, o coco del mar).

La cáscara sigue considerada como un lujo hoy en día. Se pueden comprar legalmente en ventas oficiales de Seychelles por un precio de entre $200 y $1.000 dólares la pieza. El valor depende del tamaño y su apariencia; como los humanos, ninguna es igual a otra. Algunas son muy delgadas y esbeltas como modelos; otras son más carnosas, redondas y grandes. Las cáscaras también pueden comprarse de manera ilegal en el mercado negro. Cierta preocupación por la fruta ha hecho que actualmente sea considerada una especie en peligro de extinción por Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza. Por fortuna, existe un programa de preservación serio activo.

Publicidad

Mientras trabajaba para mi libro sobre frutas internacionales, The Fruit Hunters, viajé a Seychelles para aprender más sobre el coco de mer y sus cualidades calípiges. Esto es lo que descubrí acerca de la fruta más humanoide.

Photo by Hartmut Evers

Foto de Hartmut Evers.

LAS FLORES los árboles de coco de mer son masculinos o femeninos. La flor masculina, llamada catkin, parece un pene, algunos más erectos que otros. Cuando son jóvenes, su inflorescencia es de 30 o 60 centímetros, de color naranja café y se erige hacia arriba. El polen de los estambres fertilizan las flores femeninas que parecen senos, mismas que tienen un óvulo donde iría el pezón. Después de la polinización, las flores femeninas se hinchan en frutas redondas mientras el catkin se marchita y cae, se oscurece y arruga hasta que se desprende y llega al suelo tropical con un golpe seco.

LAS FRUTAS en lo alto de las ramas de coco de mer, las frutas redondas parecen enormes corazones verdes. Cuando maduran, se caen al piso y con el impacto se abren. Dentro de la cáscara se encuentra la semilla que parece la zona pélvica femenina. Si se deja en reposo, la semilla se puede convertir en un nuevo árbol. Después de su aterrizaje, emerge un cordón umbilical (cotiledón) desde el centro de la fruta. El german de la planta se encuentra en la punta del cotiledón. El cordón se hunde en la tierra hasta 19 metros. Luego de asentarse en un lugar donde pueda echar raíces sin pelear por el terreno con su padre, este cable embrional germina en la tierra. Surgen las primeras hojas y pronto crece un nuevo árbol fálico.

LA CARNE Después de polinizar la flor, la fruta tarda siete años en madurar. Cuando son muy jóvenes, son amarillas y contienen un líquido parecido al semen. Un año más tarde, a punto de ser comestibles, esta sustancia viscosa adquiere una consistencia espesa como crema. Para cuando la fruta cae, la jalea se solidifica en un marfil vegetal, el cual puede extraerse y mezclarse con cremas para blanquear la piel o jarabes para la tos. Se supone que este marfil también contiene propiedades afrodisíacas, creencia que Kantilal Jivan-Shah, historiador y ambientalista de Seychelles, desmintió cuando lo entrevisté. "Todo está en la mente", se burló. "El grano seco es irritante para la vejiga y provoca una erección". Lo que es más interesante, en términos culinarios, es una fruta de un año de edad. Hasta la década de 1970, a veces se honraba a ciertos visitantes distinguidos con el sabor de su gelatina traslúcida, conocida en ese entonces como la fruta multimillonaria por su rareza. Hoy en día, no se puede comprar la fruta legalmente; la única forma no criminal es conocer a alguien con un árbol en su jardín que esté dispuesto a compartir la fruta contigo. ¿Cómo sabe? Algunos residentes juran que sabe a leche materna, directamente del seno.

Este artículo fue originalmente publicado en la edición de VICE de enero 2015 .