FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Albert Rivera; a todo gas

El líder de Ciudadanos participará en el rally del Bajo Aragón, todo por los votos y la audiencia.
21.7.15

Albert Rivera va a participar como competidor en el rally del Bajo Aragón, sin experiencia previa y sin demasiada preparación - como él mismo afirma - se ha metido a competir en una prueba del circuito profesional para intentar, como mínimo, acabarlo.

A nadie se le escapa que esto es una maniobra de marketing. Esta para nada sutil metáfora sobre su propia andadura política – chico nuevo, motivado, competitivo, sin experiencia, que se conforma con aportar a la política como poco la renovación que necesita – será televisada y aparecerá en la tercera temporada del programa de Jesús Calleja – quien será su compañero en la competición - en Cuatro.

Publicidad

Me imagino que para el líder de Ciudadanos aparecer en uno de los principales canales de la televisión española acompañado de un tipo popular con el que hace cosas molonas no es populismo, claro, es enseñarles a los ciudadanos la cara amable de la política o algún eufemismo por el estilo, como los Obama en el programa de Ellen Degeneres o los reyes saludando a la plebe; cosas de político campechano, de amigo del pueblo. Un poco como en esos capítulos de las sitcoms en los que el padre intentaba hacerse el moderno para ganarse el corazón de su hijo adolescente y se compra una moto, les lleva a un festival de música, se hace un piercing…

Parece ser el paso lógico. Llevabamos mucho tiempo repitiendo eso del "pan y circo" pero el pan engorda y no conozco a nadie al que le siga gustando el circo, ahora vende más ir a El Hormiguero a que te entreviste Pablo Motos. Tiempos nuevos, formas nuevas.

A mi me gustan estos cambios, ¿no estamos en el S. XXI? ¿no queríamos nueva política? Pues abracemos el futuro de una maldita vez. A la mierda ya las campañas electorales a la vieja usanza: quememos los carteles, los panfletos y demás antiguallas del anciano S.XX y creemos algo nuevo.

Yo voto por algo así como un reality, una mezcla explosiva entre House Of Cards y Supervivientes. Políticos sometidos a condiciones infrahumanas y sufrimiento agónico mientras intentan explicar su programa político a los televidentes, todo ello aderezado con una buena dosis de pruebas vejatorias para ganarse TU voto. Que demuestren lo que están dispuestos a hacer por España, que nos haga pensar algo así como "Joder, Pedro Sánchez ha sido capaz de comerse su propia mierda, este tipo va en serio", que pongan en práctica eso de "Todo por la patria" de una maldita vez.

Esa utopía futurista queda lejos, pero de momento en Barcelona ya tenemos políticos con tatuajes y eslóganes llenos hashtags diseñados por Risto Mejide), un paso es un paso.