FYI.

This story is over 5 years old.

¿Es ‘Like a Virgin’ realmente una metáfora sobre pollas grandes?

Analizamos la canción de Madonna para ver si Tarantino tenía razón.
2.4.14

De algún modo la teoría de las pollas grandes y la canción de Madonna parece haber sido aceptada en el seno de la cultura popular. Con su verborrea, Tarantino tiene la facilidad de colarnos cualquier mierda que se le pase por la cabeza, como eso de que Top Gun es la historia de un tío enfrentándose a su homosexualidad. Nadie duda del rey, a todos nos encanta y de hecho nos gustaría que ‘Like a Virgin’ fuera DE VERDAD una metáfora sobre pollas grandes. Pero, ¿en algún momento nos hemos parado a pensarlo? ¿Alguna vez nos hemos preguntado si realmente es así? ¿Alguien ha cogido la letra de esa puta canción y la ha analizado correctamente para ver si se trata de una metáfora sobre pollas descomunales que pueden llegar a hacer daño a los coños más veteranos de este mundo? No quiero ofender al rey, pero quiero saber de qué coño habla ‘Like a Virgin’.

Aquí tenéis la disertación original del personaje que interpreta Tarantino:

“Voy a deciros de qué va ‘Like a Virgin’. Trata sobre una putita que es una máquina de follar, o sea, por la mañana, por la tarde, por la noche, polla, polla, polla, polla, polla, polla, polla. Entonces, un día se encuentra con un hijo de puta que tiene un pollón y… ZAS! El tío es cómo Charles Bronson en ‘La Gran Escapada’. Cava túneles. La tía ha encontrado la polla de su vida, y siente algo que no había sentido nunca, dolor. ¡Dolor! Le duele, le duele, y no debería, porqué el paso debería estar ya bien abierto, pero cuando ese pájaro se la folla le duele. Le duele, igualito que la primera vez. El dolor, le recuerda a la máquina de follar, lo que sintió cuando era virgen, de ahí, ‘Like a Virgin’.”

Esta es una de las teorías que se barajan en la película. Otro de los personajes afirma que, por el contrario, se trata de una chica que ha tenido una vida un poco jodida y que finalmente ha encontrado a alguien que la tratara bien. Pero pongámonos manos a la obra que se hace tarde. Aquí debajo tenéis la letra de la canción de Madonna, seguido de un pequeño análisis de cada estrofa.

I made it through the wilderness
Somehow I made it through
Didn't know how lost I was
Until I found you

No hay ningún tipo de duda de que anteriormente a esta relación actual la chica vivió una época salvaje. Dado que esta “locura” no se concreta en ninguna parte, se podría tratar tanto de un océano de pollas —entiéndase como un compendio de muchas pollas, no como un espacio intercontinental ocupado por pollas—, cocaína y fiestas como de una época muy loca donde se pasó todas las tardes viendo series de HBO sin parar. Lo “loco” y lo “salvaje” siempre son algo ambiguo, algo muy subjetivo, pero lo que está claro es que es un comportamiento fuera de lo normal en tanto como lo que está no bien aceptado dentro de una comunidad. El caso es que la chica ahora está “limpia”. De alguna forma, sin saber muy bien cómo, logró salir de esa época confusa. Según la letra, durante esos días negros ella no era consciente de estar comportándose de forma extraña pero al conocer a ese tal “tú” al que hace referencia al final, la protagonista se dio cuenta de todo el infierno que había estado viviendo.

Podemos suponer también que ese “somehow” al que se refiere cuando dice que no sabe muy bien cómo logró salir de esa época salvaje de su vida puede haber sido vehiculado por esa persona especial a la que acaba de conocer.

En esta primera estrofa no podemos asegurar que de momento nos encontremos delante de una metáfora sobre pollas grandes pero ese “tú” perdido en la inmensidad sí que nos puede remitir a un salvador, a una figura paternal, quizás cercana a Dios.

I was beat incomplete
I'd been had, I was sad and blue
But you made me feel
Yeah, you made me feel, shiny and new

Esta estrofa es compleja, tiene muchas cosas interesantes. Aquí se nos muestra a una tía que ha  vivido mucha mierda, que se ha encontrado derrotada, perdida y que era como un objeto a manos de otra/s persona/s. De algún modo este párrafo no tiene coherencia con el anterior, donde esta chica dice que durante esa época “salvaje” no era consciente de lo perdida que estaba, que no se enteraba de toda la mierda que le estaba sucediendo, por lo tanto, no era consciente de su situación y no podía sentirse triste. Cogiendo la teoría de Tarantino, se hace extraño que alguien que, supuestamente, esté gestionando día sí y día también un montón de pollas esté demasiado triste. En definitiva, esa supuesta máquina de follar que se pasaba el día rodeada de pollas no se asemeja para nada a esta descripción.

Luego la estrofa reitera la idea de que esa persona que acaba de conocer la protagonista acaba de sacarla del camino de perdición en el que estaba sumergida, la hace sentir como nueva. Manejado de nuevo la hipótesis de la polla grande, en esta estrofa vemos que ese falo la hace sentir “nueva y brillante”, cuando justamente el chico lo que hace es, con su enorme polla, arrebatarle de nuevo ese estado de novedad y brillantez que otorga la virginidad. Ahí ya hay un problema en la interpretación de Tarantino. Por lo que parece ese hombre la trata muy bien, en ningún caso utiliza su polla para corromperla, todo lo contrario, esa polla no es precisamente desgarradora ni trepanadora, es más bien un pene mágico que reconstruye hímenes y purifica vaginas por lo que no estaríamos hablando de una metáfora sobre pollas grandes y terribles si no de pollas curadoras, sobre una polla que hace milagros, por lo tanto, sobre la polla de Dios.

Like a virgin
Touched for the very first time
Like a virgin
When your heart beats
Next to mine

Este es el estribillo, aquí tiene que estar la clave de la canción, aquí nos tienen que aclarar las cosas. En el estribillo viajamos hacia la virginidad primigenia, ese “como una virgen” quizás se refiera realmente a “como la virgen”, la virgen María, siendo esta persona recién llegada a su vida una especie de espíritu santo revelador. Es el toque de la salvación, esa persona le enseñó el poder de Cristo, quizás ni se trate realmente de una persona, quizás sean las puertas de una iglesia que un domingo después de ser follada durante todo el fin de semana descubrió y donde, a través de sus entreabiertas puertas, descubrió la luz divina y decidió penetrar en ella arropando la salvación y recibiendo el perdón eterno. Una parte de Dios está en ella, Cristo Rey ya forma parte de ella, está dentro de su cuerpo, por eso siente que su corazón bate al unísono con el del señor celestial.

Gonna give you all my love, boy
My fear is fading fast
Been saving it all for you
'Cause only love can last

Corregidme si me equivoco pero el miedo no se va si te está perforando alguien como Charles Bronson en La Gran Escapada, alguien que “cava túneles”. Por otro lado, cogiendo nuestra nueva teoría cristiana, sí que podemos afirmar que Dios es amor, que la fe hace desaparecer el miedo y te aborda con nada más que esperanza.

You're so fine and you're mine
Make me strong, yeah, you make me bold
Oh, your love thawed out
Yeah, your love thawed out
What was getting cold

Hablemos de la primera frase. El hecho de ser follado por un individuo con un bate de béisbol a modo de polla seguramente te acerca más a ser alguien que es la propiedad sexual de otra persona que no a lo contrario. La chica no sería precisamente el titiritero, sin ninguna duda se trataría del títere. “Thawed out” significa como descongelado o algo así. El amor que le proporciona el tipo de esa polla gigantesca “descongeló” lo que estaba frío, y perdonadme, pero un coño triturado por cientos de pollas creo que está a mil jodidos kilómetros de algo que estaba “enfriándose”.

En este punto ya abrazo por completo la teoría de redención cristiana. La fe le hace a uno fuerte, hace que te dé igual que tu marido llegue tarde y borracho y se haya gastado todo el dinero del mes en tragaperras y putas. La luz al final del túnel siempre está allí. Una persona sin fe es alguien que está engañado, que no vive, está parado y congelado. Por eso el nuevo acercamiento con Dios —esa luz agradable que protege como una hoguera en la noche— hizo que esa vida de pecados y sufrimiento —esa vida “salvaje” de la que hablábamos al principio— recibiera el eterno calor del perdón divino.

You're so fine and you're mine
I'll be yours 'til the end of time
'Cause you made me feel
Yeah, you made me feel
I've nothing to hide

En este párrafo más que de una metáfora sobre pollas grandes se trataría de una metáfora sobre amores grandes, eternos, preciosos, algo que, perdonadme, no existe. El amor eterno solamente existe con Dios. Con él todos somos uno. Tú eres mío y yo soy tuyo. Estaremos juntos hasta el final de los días. El apocalipsis, el juicio final y luego la vida eterna, el no tiempo. Es evidente de que la chica, en este párrafo, se está entregando a Dios.

Like a virgin, like a virgin
Feels so good inside
When you hug me
And your heartbeats, and you love me

“Feels so good inside”, esa polla descomunal no te tendría que estar sintiendo tan bien. Por lo contrario, sentirse como la Virgen María, con la luz divina en su interior, con Jesús en su maldito vientre, esto sí tiene que sentar de pelotas.

Creo que podemos afirmar que a Tarantino se le fue de las manos todo esto de las pollas. Está claro que siempre es mejor hacer referencias a falos que a Dios —yo el primero—, pero en este caso la teoría cae por su propio peso. ‘Like a Virgin’ es realmente una historia de redención y de perdón cristiano. Una chica perdida que se dejó penetrar por la imparable fuerza de la fe.

En el fondo no tendría que extrañarnos demasiado esta connotación cristiana dentro de Reservoir Dogs, puesto que, en el fondo, esta película es una historia de culpa, redención y perdón. Tenemos ese garaje, que no es nada más que un enorme y destartalado pesebre, con su niño Jesús, que es Tim Roth, el bueno, el salvador que se sacrifica y muere por los suyos y por una causa mayor; tenemos la virgen maría, entiéndase Harvey Keitel, que hace de madre protectora de Tim Roth, arropándolo en su regazo y confiando ciegamente en él. Finalmente tenemos a José, Steve Buscemi, que no pinta nada y se siente traicionado (José tenía sus dudas sobre el embarazo de María) y trabaja como un profesional (un carpintero, gente del gremio). Y la cosa no termina aquí, este pesebre recibe la visita de tres reyes magos: Michael Madsen, que les regala un poli, Chris Penn que trae un poco de orden y, finalmente, Lawrence Tierney que les regala un poco de verdad. Así que recordad, ‘Like a Virgin’ no habla de pollas gordas, habla de Dios —que a fin de cuentas, quizás sea lo mismo—.