FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Imprime tus juguetes sexuales

‘Dildo Generator’ te permite diseñar un prototipo fálico según tus preferencias, guardarlo y exportarlo como archivo 3D para materializar tu fantasía en silicona.
18.6.14

Imagen: Flickr/Dildo Generator.

No es de extrañar que, con la llegada de la impresión 3D, una de las primeras cosas que la gente haya querido imprimir sean juguetes sexuales. Al fin y al cabo, una de las grandes ventajas de la impresión 3D es que el cliente puede personalizar los objetos que imprime. Y ¿qué puede ser más personal que un dildo diseñado exclusivamente por ti y para ti?

Geekosystem ha descubierto la página web en la que eso es posible. El "Dildo Generator", cuyo nombre resulta bastante explicativo, te permite diseñar un prototipo fálico según tus preferencias, guardarlo y exportarlo como archivo 3D para materializar tu fantasía en silicona.

Me puse en contacto con Ikaros Kappler, el programador responsable de este proyecto, para saber cómo empezó todo. Parece que la idea se le ocurrió mientras estaba con unos amigos, bebiendo cerveza y escuchando tecno en un espacio creativo.

“El objetivo era imprimir algo más útil que las figuras que acabas poniendo en una estantería como adorno”, me comentó en su email. También quería probar las nuevas funciones de HTML5. “¡Ah, y porque me encantan las curvas de Bézier!”, añadió. Esas curvas de las que habla resultan de la unión de varios puntos en un diseño gráfico y generan un acabado muy bonito y de aspecto liso, lo cual no deja de ser importante para la creación de un dildo, supongo.

Publicidad

Naturalmente, la idea de crear juguetes sexuales con impresoras 3D no es nueva, pero este proyecto marca la diferencia por su simplicidad y accesibilidad. Hay empresas que te escanean el pito y te lo imprimen y mercados gratuitos en los que puedes compartir y descargar diseños, algunos realmente extravagantes. Pero Dildo Generator es tan sencillo que podría usarlo cualquiera. Es como la versión DIY de la revolución de los juguetes sexuales impresos en 3D.

Se empieza con un cilindro y a partir de ahí puedes ajustar la forma, la altura, el diámetro, la curvatura (hasta 180 grados… ¡ay!) y, por supuesto, el color. Cuando tomas confianza, puedes realizar diseños más experimentales. Supongo que, de hecho, podrías usar esta herramienta para crear cualquier figura en 3D, siempre y cuando se parezca, aunque sea vagamente, a un dildo. Este espécimen no muy sexy lo hice en unos tres segundos:

Captura de pantalla: Dildo Generator.

Puede que no sea gran cosa, pero me da miedo pensar lo que me habría costado empezar a diseñarlo de cero. La dificultad de utilizar software de diseño en 3D ha sido el principal escollo que ha impedido popularizar este tipo de tecnología. Aunque este proyecto tiene aplicaciones muy específicas, sirve para ilustrar que no es necesario ser un experto para iniciarse en el diseño en 3D.

Una vez que estés satisfecho con tu creación, Kappler no recomienda imprimirlo directamente con filamentos de plástico. Al igual que con el tamaño y la forma, la textura también importa. Además, es una cuestión de higiene y seguridad básicas.

“Los primeros resultados eran dildos hechos directamente con ácido poliláctico, un material muy quebradizo y duro”, explica. “No es buen material para fabricar juguetes sexuales”. Así que decidieron imprimir moldes que luego pudieran rellenarse con silicona para fabricar el dildo con menos bordes afilados.

El desarrollador Jan Northoff administra una tienda de impresiones en 3D en la que puedes imprimir tu diseño e incluso hacer un pedido de silicona. “Usamos silicona médica para la fabricación de los dildos, por lo que es totalmente segura”, me aseguró Kappler. “Además, suavizamos las superficies de los moldes para que no tengan tantas protuberancias (por el proceso de impresión)”. En la página web de Dildo Generator se advierte de que tanto el software como las pruebas de impresión son experimentales, por lo que los resultados pueden diferir. Lugo no digas que no te avisamos.

Ahora Kappler está planeando diversificar y parece que ya se ha puesto manos a la obra. “He estado visitando varios sex shops para inspirarme en la creación de generadores de otras cosas, aparte de dildos”, afirma. “En tema de sexo, la gente hace cosas raras e interesantes, y sólo sería necesario hacer algunas pequeñas adaptaciones a mi software”.