Aquí tienen música para volar: La historia oral del MTV Unplugged de Soda Stereo

FYI.

This story is over 5 years old.

Aquí tienen música para volar: La historia oral del MTV Unplugged de Soda Stereo

A 20 años del desconectado más legendario de nuestro continente, nos pusimos en la tarea de reconstruirlo con algunos de los que estuvieron ahí.

El 12 de marzo de 1996, el nombre de Soda Stereo quedaría grabado en la historia de los míticos Unplugged de MTV. Un desconectado que juntó a la banda que en ese entonces llevaba la batuta del rock de nuestro continente con la cadena de televisión pionera en llevar la música a la pantalla pequeña.

Desde ese entonces ya pasaron dos décadas, pero esa presentación en vivo sigue sonando con la misma fuerza, entre el lounge y el rock, como si hubiera sido grabada ayer. Comfort y música para volar fue un recorrido por el legado y los últimos años de la tripleta Cerati-Bosio-Alberti que, impulsada por la posibilidad de reversionar sus canciones y llegarle al formato de moda bajo sus propias condiciones, tuvo una última parada tras la exhaustiva gira de Sueño Stereo para hacer una presentación en MTV. Una presentación que ahora es leyenda.

Publicidad

Para celebrar este aniversario, buscamos a varios de los protagonistas del Unplugged - pasando por músicos invitados, organizadores, sonidistas y asistentes - para que nos dieran un recuento de cómo vivieron ese evento y sus repercusiones, y de cuál es su historia con el Comfort y música para volar.  Les damos la palabra.

***

Tweety González

Tweety estuvo encargado de tocar los teclados y hacer las programaciones en Soda desde 1989 hasta 1997. Participó en las grabaciones de 'Canción Animal' (1990) y 'Dynamo' (1992), y en 'Comfort y música para volar' estuvo detrás del piano, los samplers y los sintetizadores.

Ese concierto tuvo un concepto de jamming, había bastante margen para improvisar porque fue un show eléctrico y nos conectamos porque Soda siempre fue una banda así y no tenía sentido ponerse acústico, así fuera un Unplugged. Yo no sé si a alguna otra banda la hubieran dejado hacer eso, pero MTV sabía que si quería tener a Soda, tenía que ser de la forma que Soda quisiera.

La idea era bajar los temas a versiones más tranquilas, más pensadas para eso, pero sin llegar a ser totalmente acústico. Era muy de jamming sin llegar a ser jazz, porque ninguno de nosotros era músico de jazz. Fue muy de tirarse a la pileta a ver qué salía y eso estaba bueno, no todo era tan arreglado. Las pruebas de sonido fueron muy corticas porque los americanos son muy estrictos con los horarios. El día anterior al concierto ensayamos y todo andó perfecto, así que no había mucho margen de error. La verdad que había temas que tenían que estar y también se desempolvaron otros que nunca habíamos tocado, tipo "Un misil en mi placard", que era del primer disco y sentíamos que el Unplugged era una buena ocasión para destrozar la versión original y hacer algo totalmente distinto.

Publicidad

Todo pasó muy rápido, no tocamos más de dos veces cada canción. En el Unplugged no aparece, pero la verdad no hay tanta gente, máximo unas cien personas. Todo salió muy natural. A mi me consiguieron un piano Rhodes que me encantaba y tuvimos la ayuda de tres instrumentos acústicos: un fagot, una viola y un chelo. Eso le dio un aire de música clásica muy sutil, porque tampoco nunca tuvieron un papel muy importante en las canciones.

Fue muy intimo y hubo muchos momentos lindos con Andrea. Esa versión de "La ciudad de la furia" fue muy linda y una excelente lección. Aparte veníamos de hacer un par de shows con los Aterciopelados en la gira por Estados Unidos. Fue algo muy natural. Obviamente tenía la importancia de los Unplugged en esa época y toda la parte técnica estaba encargada de gringos que estaban muy conformes con el nivel que se había logrado. Estaban bastante sorprendidos por la banda y Miami tenía una cosa especial porque era Estados Unidos pero muy latino. Como Estados Unidos y Latinoamérica reunidos en un solo lugar.

Aún hoy todavía todo el mundo habla de eso y a mí me llena mucho de orgullo, aparte que como músico fue un show importante porque me dejaron hacer muchos solos. Hubo dos o tres solos durante el show que no fueron normales y llegábamos a tener hasta dos solos de Gustavo y uno mío en varias canciones. Por eso se sentía tanto ese aire de jamming.

Así como en Ruido Blanco Me verás volver, el Unplugged no tiene ningún retoque, es lo que se tocó ahí y luego nadie más tocó la grabación. Hoy el 90% de los shows que ves son retocados. En el Unplugged no había trampa, lo que pasó, pasó, y está en la grabación. Es muy honesto.

Publicidad

***

Hernán Castiello

Este argentino es lo que uno llamaría un verdadero 'groupie'. Estuvo detrás de la pista de Cerati y su combo desde muy joven, fue un asistente fijo en muchos de sus conciertos y le tocó guerreársela para poder entrar al Unplugged.

Yo llegué al Unplugged un poco por destino y un poco buscado. En ese entonces tenía programado un viaje a Miami y a Orlando, y sabía que por esos días iba a estar cerca del Unplugged de Soda. Me tocó forzar un poquito ese viaje para estar el día del evento, pero cuando llegué a Miami y me puse a conseguir las entradas ya estaban todas entregadas o vendidas.

No conseguí las entradas y ahí me puse como loco porque la verdad insistí mucho para poder ir a lo de MTV, pero no hubo manera. Me devolví al hotel medio desolado con mi mujer y ella me dijo que igual lo intentara, que me fuera a la entrada del evento solo porque con ella seguramente iba a ser más problemático. En mi desesperación y ganas de ir, le hice caso.

Llegué a los estudios donde iban a filmar el Unplugged, entré por una especie de callejón que hay por detrás y ahí, de casualidad, me encontré con el hermano de Charly Alberti que hacía parte del staff de la banda. Le conté toda mi historia desesperado y medio lo conmoví, tanto que después otro de los muchachos del staff, que se llamaba Miguel, me consiguió una credencial pero de un show que había hecho Soda Stereo en el teatro Gran Rex de Buenos Aires.

Publicidad

Me dijo que hiciera lo que pudiera con eso, me la puse y me mandé. Cada vez que pasaba alguno de los de la organización de MTV le daba vuelta a la credencial y de a poquitos me fui metiendo hasta un estudio donde estaban los tres Soda y Javier Andrade de MTV haciéndoles una entrevista. Luego me salí de ahí y me metí a una fila larguísima para entrar a otro estudio, pero sabía que si mostraba mi credencial del show de Soda en el Gran Rex me iban a echar. Ya cuando estaba llegando a la parte de adelante, me encontré con una señora que también era argentina a la que le conté mi situación y terminó siendo la esposa de uno de los representantes de Soda.

Gracias a ella pude entrar y me volví loco cuando tocaron "Un misil en mi placard", que fue la introducción del show. Era la primera vez que presentaban esa canción y yo no entendía qué estaban tocando, pero cuando me di cuenta que era ese tema casi me muero porque era una innovación increíble. Saqué fotos que no podía sacar y, lo que sí recuerdo especialmente y que no sucedió al aire, es que cuando terminaron de grabar el Unplugged al rato volvió Gustavo y anunció que habían algunos temas que no le habían gustado cómo salieron y entonces se regresaron a grabar uno o dos temas más.

Lo que se ve en la tele es bastante lo que fue. Obviamente hubo el típico momento detrás de cámaras en el que hacen aplaudir a la gente y esas cosas internas que uno solo puede ver cuando está adentro, pero de resto fue un show bastante normal en vivo. En ese momento esa escenografía se sentía muy moderna y particular, como todo lo que hacía Soda.

Publicidad

Había muy poca gente y no sé si en esa presentación había 'gente normal', si se les puede decir así. Me parece que era pura gente asociada a MTV, modelos o gente de ese ambiente. No sé si habían otros asistentes "de a pie" como yo. Después del show me saqué una foto con Zeta y con Charly, aparte que tenía una camiseta que me había hecho a mano de  Dynamo.Al otro día me encontré a Charly Alberti en la playa y tuvimos una conversación de música en la que le conté que me gustaba mucho Radiohead, estuvo bueno.

Hoy en día sí creo que se pasó muy fugazmente, tomando en cuenta todo lo que esperé para ese momento. Fue rapidísimo y de hecho el show fue muy sorpresivo. Desde la intro de "Un misil en mi placard" yo no me esperaba nada de lo que iba a ver y la verdad estaba tan preocupado por poder entrar, que no me puse a pensar en lo que iba a pasar. Ya estaba feliz con el simple hecho de estar ahí. Más allá del tema de su participación a mí ya me encantaba Aterciopelados, entonces cuando entró en escena Andrea Echeverri y cantó un tema tan emblemático como "En la ciudad de la furia" fue pura emoción. Claro que en el momento no pude apreciar en frío lo buena que fue esa versión, pero se sentía mucho ese respeto que sentía Andrea por estar ahí con Soda en ese momento tan particular.

Las fotos que tomé se ven muy malas porque, claro, no dejaban tomar fotos y en ese entonces, ya hablando de hace tiempo, no había esa tecnología de teléfonos celulares. Yo saqué mi cámara como pude y aunque no tengan ese gran valor estético, es un registro de que estuve ahí. A la salida, cuando salió la camioneta de ellos, me saqué fotos y fueron muy amables.

Publicidad

Creo que tuve la suerte de haber vivido un hecho histórico en mi vida personal y para todos a los que nos gusta la música. Haber estado en esa presentación es muy especial. Fue para muy poca gente así que tiene un valor demasiado importante.

***

Alex Pels

Pels fue el responsable de la producción de MTV Latinoamérica desde el inicio de sus transmisiones en Miami y durante el periodo 1993 -1998. Fue el productor ejecutivo del 'Comfort y música para volar' y el personaje encargado de introducir a la banda antes de subir a escena.

Llegó un momento en que después de hacer los Unplugged de Charly García, el Tri, los Fabulosos y Caifanes, se volvió lógico que el turno le tocara a Soda. Gustavo no creía que se podía traducir el sonido del grupo a un acústico porque, en su concepto, la esencia de su música se iba a perder. Pero de repente nos dijo que bueno, que tal vez consideraría hacer algo en un ambiente mucho más lounge, sin tantos decibeles ni volumen, bien tranqui. En un momento Gustavo me dijo: "Mirá, se me ocurrió hacer como algo eléctrico pero más abajo". Ya le tenía el nombre al Unplugged con la U y la N tachadas al principio. Él lo llamó Un Plugged y se fue dando así.

En esa época, la cosa del Unplugged se había empezado unos tres años antes en Estados Unidos y había tenido muy buena acogida. BMG, que era la compañía disquera de Soda, estaba interesada en hacer un disco por ese estilo entonces todos teníamos que ganar al hacerlo real. Nos pareció interesante hacerlo con Soda y sabíamos que la dirección musical de Gustavo no iba a ser cualquier cosa.

Publicidad

La base de nosotros estaba en Miami y, aparte, se traían todos los técnicos que hacían los Unplugged americanos. De a poquitos fuimos metiendo a la gente que nosotros desarrollábamos, por ahí en el séptimo u octavo Unplugged. En esos años se le ponía mucha atención a la producción porque costaba mucha plata hacerlos. Tocaba traer a los músicos y asumir todo el gasto de cámaras, grúas y diseños de los sets, que se usaban solo una vez. Se gastaba para que tuviera de verdad mucha calidad.

En Comfort y música para volar trabajé de productor ejecutivo y básicamente me tocaba asegurarme de la relación con el mánager y la compañía de discos, que estuvieran de acuerdo los intereses de todos. La productora a mi cargo se aseguraba que los sets estuvieran bien, chequeaba conmigo para ver si yo tenía algo que decir, me traía el listado con los temas que querían hacer los chicos y así fue el estilo con el que lo sacamos adelante.

Hubo un problema muy grande con ese Unplugged, porque ellos grabaron todos los discos con Sony menos el último. Hubo tanta mala vibra cuando grabaron Sueño Stereo con BMG que Sony no les permitió usar ninguno de los temas cuyos derechos pertenecían a ellos. Hubo muchos temas que no se tocaron de los primeros, clásicos como "Persiana americana" o "Cuando pase el temblor". No se incluyeron por temas de derechos. Eso fue un problema.

Por los tiempos del Unplugged ellos tenían una gira por Estados Unidos, entonces se aprovechó y cuando finalmente se tomó la decisión de hacerlo, se decidió que iba a ser apenas terminaran su gira. Se agregarían unos días más para que se instalaran en Miami, ensayaran los temas y grabáramos el show. Normalmente, el día anterior a los Unplugged hacíamos unos ensayos generales de cámara donde básicamente se probaban todos los temas y los directores preparaban todas las tomas que se iban a hacer. Eso estaba todo muy armadito.

Publicidad

En esa época sin Internet y con lo poco que estaba desarrollado el movimiento rock no americano en Estados Unidos, era difícil juntar 200 personas para un concierto íntimo de Soda. Suena loco y obviamente si hiciéramos algo así hoy nos llegarían hordas de gente, pero en ese entonces era complicado porque teníamos que encontrar un público que conociera a la banda. No queríamos tener a gente que no se supiera los temas. MTV Latino ni siquiera se veía en Estados Unidos en ese momento, entonces era difícil avisarle a la gente. Terminamos invitando a personas que le gustara la música y viviera ahí.

Ese día me subí al escenario y presenté a la banda antes de traerlos a escena. Hice un pequeño discurso resaltando la historia del grupo y hablé de lo importante que era Soda para la música de ese momento y el hecho de que el rock latinoamericano cruzase fronteras. De cierta manera eso era un poco lo que estábamos tratando de hacer con el canal: encontrar esas bandas que pudieran cruzar fronteras y que ya no fuera 'una banda argentina, chilena, mexicana o lo que fuese', sino que fueran bandas para todos.

Una de las sorpresas fue cuando se subió la cantante de Aterciopelados en "En la ciudad de la furia". Una decisión que, me parece, tomó Gustavo el día anterior porque ella también estaba en Miami. Él le hizo la propuesta y ella casi se muere de un infarto… jajaja. Eso no fue algo muy planificado, pero quedó una hermosa versión que todo el mundo recuerda mucho. Era Andrea cantando con ese look y esos anteojos, una cosa muy cool y un gran agregado.

Publicidad

Otra de las cosas que tengo más guardadas de ese día es algo que no está en el disco pero que sí quedó en el programa. Una canción de un grupo de principios de los setenta que se llamó Vox Dei y al que le hicieron este cover de su canción "Génesis". Era un grupo medio pesado y me impresionó que sacaran ese tema, porque no tenía nada que ver con Soda. Pero cuando Gustavo cantó se me dispararon los pelos de la piel con ese solo divino que había tocado máximo un par de veces durante la gira. Me acuerdo que cuando lo vi en los camerinos le hablé de ese solo increíble y me dijo: "Yo no sé ni qué toqué".

Fue una cosa muy emotiva, pero claro, como nosotros teníamos una responsabilidad tan importante y me tocaba estar en constante comunicación con la producción y los directores por si había que repetir un tema por problemas técnicos o algo así, no me podía relajar demasiado viendo el show. Todo tenía que salir perfecto.

El Unplugged de Soda fue definitivamente el más importante de mi época. Yo me fui de MTV en el '98 pero de los 10 o 12 desconectados en los que estuve involucrado, creo que el de Soda fue el más significativo en términos de impacto. Lo recuerdo con un cariño especial.

***

Andrea Echeverri

Cantante de Aterciopelados y madre del rock colombiano. Gracias al destino, Andrea terminó siendo la protagonista de la versión Unplugged de "En la ciudad de la furia", uno de esos temas memorables que dejó la sesión. 

Publicidad

Ambos grupos éramos de BMG y entonces nosotros empezamos a viajar para ser teloneros de Soda. Creo que el primer lugar fue en la La Plata en Argentina, donde le abrimos a Soda en el aniversario de la ciudad. Después nos mandaron a una gira por Estados Unidos con ellos y allá hicimos cuatro fechas: Los Ángeles, Chicago, Nueva York y la última fue Miami. Una semana después de ese último concierto en Miami ellos hacían el desconectado y a Cerati le gustó mi voz, entonces me dijo que los acompañara en "En la ciudad de la furia". La verdad no sé específicamente por qué fue esa canción, pero desde un principio la propuesta fue esa.

Antes del Unplugged hicimos un ensayo en una bodega grande, toda equipada, que ellos tenían allá en Miami. Cuando estábamos ahí, Cerati me escribió la letra a mano de la canción y me regaló un pick. Él era como estricto y tenía una actitud de jefe, pero conmigo siempre fue súper delicado y amable, cosa que yo agradecí mucho porque uno era nuevo en la cosa, muy inexperto.

Allá en Miami los de la disquera me llevaron de compras para que me consiguiera algo elegante y que cuadrara un poco más con la estética de Soda. Me compré los pantalones negros, la camisa negra y unos guantes negros con plumas. Las gafas azules con las que salgo sí me las dieron directamente los de MTV. Fue una experiencia muy chévere y todos estábamos muy emocionados, seguramente por eso esa versión es tan famosa, refleja un estado de ánimo muy positivo.

Publicidad

En esa época a principios de los noventa no habían muchos conciertos, porque seguro a muchos de los artistas les daba miedo venir a Colombia. En esa época no pasaba nada y Soda eran los únicos que venían con relativa frecuencia. De hecho los primeros dos conciertos que vi en mi vida fueron de Soda y yo era así re fan, entonces de eso a después estar compartiendo hotel, camerinos y pruebas de sonido fue un aprendizaje súper hermoso. No solo a nivel musical sino también mirábamos cómo se vestían, qué tipo de maletas tenían… toda esa cotidianidad de los viajes compartida con unos personajes de esa envergadura. Para nosotros era una oportunidad de conocer y al mismo tiempo así muy emocional.

Cuando empezó el concierto yo estaba ahí sentadita al lado del escenario. Estaba emocionada pero también estaba cagada del susto esperando que me tocara a mí. Me repetía en mi cabeza: "Que no se me olvide la letra, que no se me olvide la letra" y justo se me olvidó. Aunque bueno, no se me olvidó sino que le cambié una cosa, pero eso también se vale, son licencias poéticas… jaja.

La verdad hoy en día ya no pongo el Unplugged. Acá en mi casa nos gusta Soda pero nos gusta mucho más Cerati, de Bocanada en adelante… En estos días conseguí Amor Amarillo Colores Santos, aunque Soda también es cheverísimo.

***

Adrían Taverna

Con más de 2000 conciertos como sonidista de Soda, Adrián fue una figura clave para la banda. También fue uno de los grandes amigos en la vida de Cerati y como siempre, estuvo presente en el Unplugged haciendo su trabajo de toda la vida. 

Publicidad

En ese entonces veníamos presentando lo que era Sueño Stereo y, después de las presentaciones de ese disco, empezó a dar vueltas la idea de hacer otro en ese formato. Realmente no es Unplugged sino que son versiones más intimas, porque igual usamos los instrumentos eléctricos pero en un formato diferente. Esto también llevó a que algunas canciones viejas tuvieran un tratamiento especial, fue un lindo desafío.

Nosotros ya veníamos ensayando desde Buenos Aires, pero también tuvimos unos días para prepararlo en Miami con los invitados. Primero estuvimos en una sala de ensayo y después ya directamente en los estudios de MTV. Todo fue muy calmo porque teníamos bien claro qué era lo que queríamos hacer. Tuvo la particularidad de venir con "Génesis", un tema de una banda de nuestra juventud llamada Vox Dei que quedó en una versión maravillosa. Quedamos muy contentos y creo que el resultado ha sido muy bueno.

Básicamente hubo muchas canciones de Sueño Stereo con tratamiento diferente y agregamos algunos outtakes de ese mismo disco. Después fue bastante simple la elección de las canciones porque Gustavo ya había pensado en hacer "En la ciudad de la furia' con Andrea Echeverri, y se había ensayado esa versión de "Un misil en mi placard", que terminó siendo más famosa que la original. El agregado de cuerdas también lo teníamos muy presente y era lo que más nos gustaba de los Unplugged que habíamos visto.

Publicidad

Si en algún momento algunas de las canciones se repitieron fue por algún problema técnico de cámaras o algo así, no por un performance musical. Si uno pone atención se puede dar de cuenta que en "En la ciudad de la furia", Andrea Echeverri se equivoca en la letra y no lo grabamos de vuelta. Lo dejamos así.

Nosotros hicimos nuestro show y aunque existiera toda esta parte de producción encargada a los americanos, toda la producción musical y la libertad creativa siempre fue de Soda Stereo. Ni siquiera es un Unplugged, lo único que tiene de ese formato es que tocaron sentados. Todos los instrumentos son eléctricos y por eso el "Un" está tachado… jaja. Es UN enchufado.

***

Ezequiel Fainguersch

El Unplugged de Soda contó con la participación de tres hermanos que tocaron cello, violín y fagot para darle ese toque desconectado que buscaba la banda. Ezequiel fue uno de ellos, encargado de tocar el fagot. 

Mis hermanos venían tocando con Soda presentando Sueño Stereo, el último disco de la banda en ese entonces. Yo estaba estudiando en los Estados Unidos, fui a ver a la banda en Chicago y cuando se presentaron en Miami mis hermanos me pidieron que llevara el fagot. Después me propusieron que tocara en el Unplugged. Hubo uno o dos ensayos y ya estuvo.

Aunque no me gustaba mucho Soda, los discos solistas de Cerati me encantaban. Eso ayudó a no verlos como ídolos y ellos lo sintieron así todo el tiempo, aún por parte de mis hermanos. Todo fue bien natural e inconsciente de mi parte, como todo lo que uno hace a los 23 años. En el Unplugged mis hermanos demostraron que eran unos genios. Entre ellos y Gustavo hicieron todos los arreglos de cuerdas para el Unplugged, un trabajo que por culpa del manager nunca se le dio el crédito suficiente en el disco.

Creo que el Unplugged es el mejor disco de Soda Stereo y el mejor hecho en español. Hoy siendo mucho más consciente de lo que terminó siendo, me siento mucho más agradecido por ese ofrecimiento.

***

Tomás García y Carolina Short

Tomás y Carolina son un par de diseñadores gráficos argentinos quienes tuvieron la responsabilidad de hacer el track interactivo que venía incluido en el CD-ROM original del Unplugged. Un trabajo que fue innovador en su momento pero que ahora solo se puede ver por medio de videos de YouTube. 

Nuestro primer contacto fue con Charly Alberti. Como todos los Soda, él tenía un gran interés por la tecnología y éramos usuarios del mismo BBS (bulletin board service) de usuarios de Macintosh, InterLink. A través de InterLink él hizo un llamado para contactarse con personas interesadas en desarrollos para la web –que en ese momento recién comenzaba de manera comercial– y nuevas tecnologías. Hicimos la primera versión del sitio web de Soda, sodastereo.com. Después de ese primer trabajo surgió la posibilidad de hacer el track interactivo para transformar el lanzamiento de Comfort y música para volar en un 'enhanced-CD', algo que algunos artistas de renombre internacional estaban haciendo, usando el espacio que quedaba libre al poner música a razón de 1 minuto cada 10Mb en un CD-ROM. Considerando eso, 60 minutos ocupaban 600Mb y sobraban 100Mb que se podían usar para otros contenidos.

Asumimos el desafío con mucha responsabilidad y también con mucha frescura, algo que brindan los proyectos pioneros. En ese momento contamos con el apoyo de Apple Latinoamérica, que nos facilitó software para la realización del proyecto. El software que utilizamos se llamaba Apple Media Tool y nos permitió hacer una aplicación interactiva para Macintosh y Windows en tiempo record. ¡Y todo tenía que caber en 100Mb de espacio! En el momento del lanzamiento, es posible que no todas las personas que compraron el disco hayan podido ver el material, debido a que no contaban con la tecnología necesaria.

Trabajamos con el grupo en distintas instancias. Se hizo un ante-proyecto, se presentó ante el grupo y se trabajó con ellos tres en distintos aspectos del diseño y desarrollo. Como decíamos anteriormente, todo en el tiempo record de un par de semanas. El material base con el que contamos para armar el proyecto incluyó un VHS, documentos de audio, algunas fotografías y otros documentos, como la planilla de grabación a partir de la cual surgió la idea del juego de la mezcla de los instrumentos de un tema. La banda estuvo muy involucrada en el proyecto, las propuestas se generaban de manera muy dinámica y se incorporaban al proyecto de manera inmediata. Fueron muchas horas de trabajo conjunto en un período muy corto de tiempo, unas pocas semanas.

La idea detrás del track interactivo era mostrar de una manera lúdica distintos aspectos relacionados con el concierto Unplugged para MTV y con el disco Comfort y música para volar. Era darle la posibilidad a los usuarios de tener una experiencia multimedial –imagen, sonido, video, animación– con el material del grupo.

Tuvimos mucho apoyo de los tres Soda y del resto del equipo que trabajaba con el grupo. Nos sentimos integrados a ese grupo de trabajo que conformaba Soda Stereo. El disco contenía un tema –Sonoman– que había sido inspirado en la historieta de Oswald sobre un super héroe con poderes músico-mentales. Junto con Zeta nos reunimos con Oswald en un bar, para hablar de la posibilidad de incorporar estas viñetas al track interactivo y así lo hicimos.

Seguramente por motivos comerciales el track se quitó de los discos ya que el contenido interactivo que hicimos en ese entonces deja de poder correrse en computadoras más modernas. En ese momento era lo más avanzado posible en términos tecnológicos, pero hoy en día los standards de calidad –por ejemplo resolución y tamaño de pantalla– son totalmente diferentes.