Publicidad
Drogas

En España se transporta droga en avionetas y nadie está hablando de ello

Suelen volar de noche y a una altura muy baja para eludir los radares.

por Alba Carreres
19 Agosto 2019, 3:30am

Montaje con imágenes de Pixabay y Reuters

Que no las veamos aterrizando en un medio de una carretera a plena luz del día no significa que en España no existan las narcoavionetas. Si bien es verdad que en otros países latinoamericanos son algo mucho más común desde los tiempos de Pablo Escobar, en nuestro país se trata de un fenómeno que pasa desapercibido salvo por las escasas noticias de avionetas estrelladas y detenciones esporádicas. Pero sí, hay avionetas cruzando sobre nuestras cabezas cargadas de droga con destino nacional o internacional.

Existen varios puntos en España vinculados con el uso de narcoavionetas. La mayoría de las aeronaves que cargan droga proceden del continente africano o de latinoamérica y aterrizan en aeródromos relativamente pequeños del centro o el sur de España. Suelen volar de noche o bien al alba, a muy baja altura para eludir los radares, sin planes de vuelo y sin activar los sistemas de localización.

La primera vez que se conoció un caso así en nuestro país fue en 1999, año en el que la Guardia Civil desarticuló la primera red de narcos que usó una avioneta para transportar grandes alijos de hachís entre Marruecos y la Península. En aquella ocasión la red distribuía la droga entre Ciudad Real y Tarragona, donde tenían la mercancía depositada en un gran almacén.

A partir de entonces cada año se ha registrado como mínimo una detención o se ha constatado que este tipo de delitos se seguían cometiendo. Algunas avionetas son abandonadas con el cargamento dentro antes de que los tripulantes de la nave acaben detenidos. Esto fue lo que ocurrió en marzo del 2019 en Fuerteventura, cuando se halló una narcoavioneta con 400 kilos de cocaína con el logotipo de una empresa con sede en el aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo).

En otras ocasiones, misteriosas avionetas han aparecido completamente vacías tras estrellarse. Hace un año hubo un caso también en Castilla-La Mancha. De los ocupantes o la mercancía, no quedó ni rastro.

En las rutas más largas de entrada de droga a España, las que proceden de la otra punta del Atlántico, según este informe del Real Instituto Elcano, los narcotraficantes trucan las aeronaves para poder aguantar todo el trayecto sin repostar. En estas circunstancias los cargamentos son mayores y suelen ser de cocaína.

Ha habido varios casos conocidos en los que los traficantes usaron esa técnica. Los hermanos Eduardo y Gustavo Juliá, por ejemplo, fueron condenados en 2013 por intentar transportar más de 1 000 kg de cocaína de alta pureza desde Buenos Aires a España. Parece ser que el piloto del avión no tenía ni idea de lo que estaba transportando aquella aeronave, por lo que fue dejado en libertad sin cargos. En el juicio, los hermanos Juliá alegaron que recibieron un encargo de una persona de Barcelona (que nunca fue identificada), para transportar obras de arte, afirmando que ellos también desconocían qué llevaban en la avioneta, pero no coló. La detención se produjo cuando dos guardias civiles subieron al avión para reclamar la documentación del mismo y se encontraron con unos paquetes sospechosos. Fue entonces cuando se destapó el pastel gracias a un perro policía que detectó la droga.

En el caso de que aquellos narcotraficantes hubiesen logrado descargar la droga en nuestro país, esta hubiera sido distribuida mediante otros transportes más pequeños por todo el territorio español.

Pero no siempre la droga llega a donde tiene que llegar. España es uno de los países de la Unión Europea en los que más droga se ha incautado según el informe EMCDDA de 2019. Algunas de las avionetas son interceptadas justo antes de salir del aeródromo. Es lo que ocurrió en el caso de dos hermanos de 28 y 26 años de Manacor que compraron una avioneta por 48.000 euros y fueron detenidos antes de realizar el “viaje inaugural” de su narcoavioneta. Uno de ellos se sacó la licencia de piloto y tenían previsto comprar una finca abandonada para poder aterrizar y así eludir los controles policiales. Fueron detenidos en el aeródromo de Igualada antes de volar hasta Palma, con 2 kg de cocaína encima que hubiera tenido un valor de mercado de unos 120 000 euros.

En 2006 en Andalucía dos helicópteros obligaron a aterrizar una nave con las bodegas a rebosar de cocaína procedente de Marruecos. La “Operación Cóndor”, que es como se llamó, se saldó con 5 detenidos y con la incautación de 1 700kg de estupefacientes. Los agentes no tardaron en descubrir que el líder en la sombra de esta trama era un conocido narco italiano y que la red estaba compuesta por ciudadanos españoles, marroquíes, bolivianos y alemanes.

Podríamos seguir explicando casos, detenciones, accidentes, pero más allá de éstas noticias puntuales, no hay mucha más información sobre este fenómeno. Hemos contactado con la Guardia Civil para intentar averiguar más datos sobre el tema, pero tras varios intentos, no hemos recibido más información.

Mientras tanto, no tardarán en aparecer más casos de narcoavionetas en España y es posible que, alguna noche en la que quizás no puedas dormir y escuches un avión volando muy bajo cerca de tu casa, lo que estés escuchando sea una de estas avionetas cargadas con kilos y kilos de cocaína. Probablemente nadie más que tú y su piloto seréis conscientes de su viaje.

Tagged:
ESPAÑA
tráfico de drogas
tráfico internacional de drogas
narcoavionetas