FYI.

This story is over 5 years old.

africa

La devastadora sequía que azota Madagascar deja 200.000 personas al borde de la desnutrición

La sequía que comenzó en octubre de 2014 ha provocado una pérdida de cosechas generalizada en el sur de Madagascar, dejando a miles de personas —incluyendo a 40.000 niños— sufriendo escasez de alimentos.
13.4.15
Photo via RIJASOLO/AFP/Getty Images

La pérdida generalizada de cosechas causadas por la actual sequía en el sur de Madagascar ha dejado a más de 200.000 personas —incluyendo 40.000 niños— al borde de la inanición, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

La sección de ayuda alimentaria de la ONU identificó por primera vez "una grave crisis alimentaria" en Madagascar en marzo y, según los informes, la situación ha empeorado en las últimas semanas. La hambruna es un situación que se repite con asiduidad en la isla frente a la costa sureste de África. El país es propenso a los ciclones, inundaciones y otros desastres naturales, y la falta de lluvias a finales de 2014 y principios de 2015 llevó a la crisis actual.

Publicidad

Una tormenta tropical que tocó tierra en el norte de la isla en marzo desencadenó fuertes lluvias e inundaciones que mataron a decenas de personas y provocaron miles de desplazados. El sur del país había sufrido una fuerte sequía desde octubre de 2014, lo que provocó la devastación de la mayoría de cultivos.

Representantes del PMA en Madagascar dijeron a VICE News que la falta de lluvias ha continuado en abril. La escasez alimentaria es habitual que en el sur, pero Volana Ranaivoson, portavoz del PMA en la capital, Antananarivo, dijo a VICE News que la crisis actual es "más grave" que en los años anteriores.

"Antes de la crisis, el 13 por ciento de la población vivía con sólo una comida al día", Enrique Álvarez, coordinador del PMA en la región Androy sur, dijo al periódico francés Le Monde. "Desde enero, este número ha aumentado al 47 por ciento y la situación va a empeorar".

Álvarez dijo que el PMA ha "distribuido más de 2.000 toneladas de alimentos a cerca de 80.000 personas" en el sur de la isla, donde las población se están quedando sin suministros de emergencia.

"Las familias se han quedado sin reservas de alimentos" para sobrevivir durante el difícil período entre la siembra y la cosecha, dijo Rarivoson, explicando que "la gente trató de volver a cultivar, sin éxito" debido a la sequía.

Christiane Rakotomalala, subdirectora de la sucursal en Malagasy de GRET, una ONG francesa para el desarrolló, coincidió en que la crisis "es la más grave de este año". Rakotomalala dijo a VICE News que la gente estaba "vendiendo su ganado a un precio muy bajo, mientras que el precio de los alimentos, lo que es más difícil de conseguir, se ha disparado".

Publicidad

Olivier Benquet, director del programa en Madagascar de la ONG Acción contra el Hambre, dijo a VICE News que en el distrito sur de Betioky, las admisiones de pacientes en los centros de salud que se especializan en el tratamiento de la desnutrición aguda se ha duplicado desde 2014.

Según Willem Van Milinck y Nora Hobbes, representantes del PMA en Madagascar, un estudio reciente mostró el "creciente problema de la desnutrición" en niños menores de cinco años.

El PMA dijo que las autoridades locales registraron al menos 16 muertes relacionadas con la hambruna infantil en diciembre de 2014, el inicio de la crisis alimentaria.

"Cada año, los niños se llevan la peor parte de la crisis alimentaria", dijo Rakotomalala, en alusión a la sequía de 2007, cuando "entre el 15 y 16 por ciento de los niños mostraron signos de desnutrición aguda".

Si bien las sequías estacionales son las culpables de la persistente inseguridad alimentaria en el sur de Madagascar, sin los "recursos suficientes" del estado es poco probable que la situación mejore en los próximos años, dijo Rakotomalala.

GRET y otras organizaciones locales e internacionales de ayuda humanitaria están liderando la asistencia alimentaria sobre el terreno, alentando a los agricultores a adaptarse al problema de la sequía mediante la sustitución de cultivos de regadío por frijoles y otras legumbres que son ricos en nutrientes y requieren menos agua.

Uno de los países más pobres del mundo, Madagascar sufre también un contexto de agitación política que comenzó con el derrocamiento del presidente Marc Ravalomanana en 2009.

Hace dos semanas, el presidente Hery Rajaonarimampianina utilizó la escasez alimentaria del país para justificar la prohibición de una manifestación de la oposición en Antananarivo, declarando: "Ahora no es el momento para causar problemas".

Sigue a Matthieu Jublin en Twitter: @MatthieuJublin