FYI.

This story is over 5 years old.

crímenes y drogas

Estado Islámico podría estar financiándose introduciendo opiáceos a Libia desde Europa

Después de recibir un aviso de la agencia antidroga estadounidense, las autoridades griegas interceptaron un cargamento de 26 millones de tabletas de Tramadol, un analgésico. Las pastillas se habrían producido en Nueva Delhi para ser introducidas en...
13.6.16
Il terminal container del porto del Pireo Container Terminal, vicino Atene, Grecia, 6 giugno 2016. (Alike Konstantinidis/Reuters)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las autoridades griegas han interceptado una gran cantidad de opiáceos sintéticos que llegaron al importante puerto del Pireo la semana pasada desde Nueva Delhi, ocultos entre lo que estaba etiquetado como ropa del hogar.

El cargamento de opiáceos — concretamente 26 millones de tabletas que contenían el analgésico Tramadol — iban dirección a un muelle libio, y hoy las autoridades investigan si el grupo terrorista Estado Islámico podría estar relacionado con ello.

Publicidad

La DEA (siglas en inglés de la Drug Enforcement Agency estadounidense) alertó a la División de Narcóticos y Armas de la Unidad de Delitos Financieros de Grecia (SDOE en griego) de la captura, con un valor estimado de venta en la calle de 13 millones de dólares, que debía llegar de India.

Loukas Danabasis, director del SDOE, declaró a Reuters que las compañías involucradas en este incidente "habían estado implicadas en este tipo de transferencias" con anterioridad. La compañía receptora en Libia, añadió Danabasis, "es sospechosa de tener relaciones con Estado Islámico".

VICE News no ha podido verificar si esta redada está siendo investigada por sus vínculos con Estado Islámico.

EXCLUSIVA: Cómo explosivos 'Marca España' pudieron acabar en manos de yihadistas sirios. Leer más aquí.

Pero Russell Baer de la DEA ha podido confirmar que grandes cantidades de Tramadol han sido objeto de tráfico entre Nueva Delhi y Libia, y que en el país norteafricano ha emergido como un "significante foco del tráfico de Tramadol" en la región durante los últimos años.

Desde 2015, afirma Baer, agentes de policía en Dubai, Egipto, Malta, Singapur y España han incautado cerca de 200 millones de tabletas de Tramadol, la mayoría de las cuales iban dirección a Tobruk, una ciudad portuaria libia del Mediterráneo cerca de la frontera egipcia.

De acuerdo a la Oficina de Naciones Unidas sobre Crímenes y Drogas, hay importantes vacíos legales en las normas que regulan la vasta industria farmacéutica en la India, haciendo posible desviar drogas como el Tramadol a gran escala desde productores legítimos al mercado negro.

Publicidad

Baer explica que el Tramadol es una droga popular en Egipto, Oriente Medio y África Occidental porque es potente, está disponible y es barata. Los traficantes trabajan para asegurar que sus cargamentos de este opiáceo son lo suficientemente grandes como para satisfacer la demanda de analgésico en la región.

La creciente demanda por esta droga, particularmente en regiones inestables de Oriente Próximo y el Norte de África (MENA por sus siglas en inglés) "supone una significativa amenaza potencial a la seguridad de la región", según Baer, quien sostiene que "existe una preocupación creciente de que los insurgentes y organizaciones terroristas foráneas pueden estar explotando la comercialización de esta droga para financiar sus operaciones".

Libia cayó en el caos y en la anarquía desde la caída de su antiguo dictador, Muammar al-Gaddafi, en 2011. Trípoli, la capital del país, y la segunda ciudad, Benghazi, están bajo control de rebeldes islamistas, entre los que está Estado Islámico.

Hablamos con Loretta Napoleoni: 'Con Estado Islámico la economía local funciona mejor'. Leer más aquí.

Los combatientes y colaboradores de esta organización son sospechosos de financiar algunas de sus operaciones a través del tráfico de drogas en el pasado. Cuando la ciudad siria de Alepo cayó en manos de Estado Islámico a finales de 2013 se informó de que este grupo tomó el control de una planta farmacéutica capaz de manufacturar la anfetamina Captagon. Se dijo entonces que esta droga era popular entre los combatientes porque sus efectos, parecidos a los del speed, les permitían luchar por más tiempo sin cansarse.

El miembro de la DEA Russell Baer mencionó el Captagon en su correo a VICE News señalando que aunque está prohibido en muchos países desde mediados de los 80, continúa siendo producido y vendido en Oriente Próximo y Norte de África. Es lucrativo, también: se vende a unos 18 euros la tableta en la calle.

A medida que la región ha devenido más inestable la circulación del Captagon y el Tramadol parece que va en aumento. VICE News habló con farmacéuticos que trabajaban en el complejo del laboratorio de narcóticos del hospital central de Bagdad hace dos años, quienes afirmaban que sus tratamientos han cambiado a favor de un incremento del uso de opiáceos, el más notable el Tramadol, y más anfetaminas, como el Captagon.

Sigue a Tess Owen en Twitter: @misstessowen

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES