FYI.

This story is over 5 years old.

Europa

El primer ministro de Rumania, acusado de corrupción y blanqueo de capitales

La acusación del primer ministro Victor Ponta de corrupción en el marco de una macro investigación policial ha provocado la agitación política en Rumania, uno de los países más pobres de la Unión Europea.
13 Julio 2015, 3:30pm
Imagen por Vadim Ghirda/AP

El primer ministro de Rumania fue acusado el lunes por evasión de impuestos y lavado de dinero en el marco de una investigación de corrupción de gran alcance que ha causado una crisis nacional.

Victor Ponta también está acusado de conflicto de intereses y de hacer declaraciones falsas que datan de cuando era un abogado en 2007 y 2008, antes de convertirse en primer ministro en 2012.

En ese momento, Ponta era legislador. Ponta niega tales acusaciones y asegura que tiene pruebas documentales de su inocencia, según The Guardian.

Los fiscales también anunciaron en un comunicado el lunes que han congelado temporalmente los bienes personales de Ponta. Por primera vez Rumanía ve como un primer ministro es procesado y como se le embargan sus bienes.

No estaba del todo claro si Ponta podría ser arrestado. Él tiene inmunidad respecto algunos de los cargos, incluyendo la acusación de conflicto de intereses. Pero él no tiene inmunidad por las acusaciones de evasión de impuestos y lavado de dinero.

Ponta, de 42 años, quien se recupera de una operación de rodilla, fue interrogado en las oficinas de los fiscales anticorrupción en la mañana del lunes. Subió las escaleras de la entrada del edificio con muletas y cuando salió unos 30 minutos más tarde, se negó a responder a las preguntas, citando su derecho a guardar silencio.

El 5 de junio, los fiscales identificaron Ponta como sospechoso en una investigación de corrupción, lo que desató un revuelo político. El presidente Klaus Iohannis instó a Ponta a renunciar, pero el primer ministro se negó. Ponta dijo que no ha hablado con el presidente desde el 5 de junio.

La situación también ha provocado tensiones dentro del partido de Ponta.

El domingo Ponta dimitió como presidente del Partido Social Demócrata, actualmente en el gobierno, diciendo que quería demostrar su inocencia.

El lunes, su aliado Liviu Dragnea calificó esta decisión como un "error", instándole a no renunciar como primer ministro, cargo que ocupa desde mayo de 2012.

Ponta consiguió evitar, a través de una votación, que le levantaran su inmunidad y superó un voto de censura en el mes de junio. El 15 de junio se fue a Estambul para su operación de rodilla y se quedó allí durante más de tres semanas. Reanudó sus funciones como primer ministro el 9 de julio

_The Associated Press ha contribuido en este reportaje. _