FYI.

This story is over 5 years old.

Siete cuerpos mutilados encontrados en la basura de una prisión guatemalteca

Las víctimas fueron descubiertas en una parte de la prisión de máxima seguridad de El Boquerón controlada por la banda MS-13.
28.8.15
Imagen por Rodrigo Abd/AP

Funcionarios de prisiones descubrieron este miércoles los cuerpos no identificados de siete reclusos metidos en contenedores de basura y con señales de tortura en una famosa prisión de Guatemala.

Los cuerpos fueron encontrados en una sección de la prisión que alberga a miembros de la poderosa banda Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13. Los funcionarios de la prisión de máxima seguridad de El Boquerón, en la ciudad oriental de Cuilapa, dijeron a AFP que están investigando si los asesinatos estuvieron relacionados con la violencia entre pandillas.

Publicidad

Grandes movilizaciones exigen la dimisión del presidente de Guatemala por corrupción. Leer más aquí.

La violencia brutal no es infrecuente en las cárceles guatemaltecas. Tres cuerpos fueron descubiertos en la misma prisión hace tres semanas. En una pelea en 2008 entre bandas rivales siete presos murieron, cinco de los cuales fueron decapitados. Los disturbios en siete cárceles dejaron 31 presos muertos en 2005.

Guatemala es uno de los lugares más violentos del mundo, con gran parte de esta violencia relacionada con las pandillas. En 2009 había cerca de 6.500 asesinatos en el país. Los homicidios han disminuido, con menos de 5.000 personas muertas el año pasado, de acuerdo al Departamento de Estado. En 2013 Ciudad de Guatemala fue clasificada como la octava ciudad más violenta del mundo, con 68 homicidios por cada 100.000 personas.

El sistema de prisiones superpobladas de Guatemala exacerba la violencia. En 2014 había más de 18.000 personas encarceladas en Guatemala, un incremento de más del 125 por ciento desde 2008, según el Centro Internacional de Estudios Penitenciarios. El año pasado las cárceles guatemaltecas estaban a un 280 por ciento respecto a su capacidad, por lo que los sistemas penitenciarios del país son unos de la más concurridos en el mundo.

Un vídeo muestra a cinco soldados guatemaltecos pateando y golpeando a dos adolescentes. Leer más aquí.

Extorsión, disturbios y toma de rehenes son frecuentes entre los miembros de las pandillas en disputa y guardias de la prisión. Hubo una cadena de incidentes en 2012 en la que los presos se amotinaron y tomaron a otros reclusos y a guardias como rehenes antes de liberarlos días después. También se dan delitos de extorsión en las cárceles, de acuerdo al Departamento de Estado y, a menudo, van acompañadas de actos de violencia si la víctima no cumple. Y los guardias de prisiones y los reclusos han establecido un complejo mercado negro y un sistema jerárquico impuesto mediante violencia.

En enero, el presidente de Guatemala Pérez Molina juró que 2015 sería el año de la no violencia. Pero la promesa de Molina ya se ha visto ensombrecida por la creciente indignación hacia la corrupción gubernamental y el escándalo antes de las elecciones programadas para el próximo mes.