Venezolanos toman las calles para exigir un referéndum que 'pone en peligro' a Maduro

Los manifestantes buscan que las autoridades validen 400.000 firmas para iniciar el proceso que podría quitar al presidente de su cargo. Las masivas protestas se dan en medio de una crisis económica que ha generado desbasto de alimentos en todo el país.
28.7.16
Photo de Carlos Garcia Rawlins/Reuters

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La oposición política venezolana salió ayer a las calles para presionar a las autoridades electorales del país, y avanzar en el referéndum para remover al presidente Nicolás Maduro del poder.

Los miles de manifestantes, de acuerdo con medios locales, marcharon en diferentes ciudades del país. En Caracas, la capital, se enfrentaron a filas de soldados y oficiales de policía que bloqueaban el acceso a las oficinas centrales del Consejo Nacional Electoral (CNE). Las autoridades también cerraron ocho estaciones del subterráneo cerca de donde se desarrollaba la manifestación.

"El miedo al pueblo por Nicolás Maduro se expresa a través del despliegue militar", publicó en su cuenta de Twitter Henrique Capriles, líder de la oposición, a propósito de la protesta.

El CNE no cumplió con la fecha límite para evaluar las 400.000 firmas que la oposición recolectó durante la primera etapa para forzar el plebiscito. En su lugar, el Consejo emitió un comunicado afirmando que se reunirían el lunes siguiente para discutir las firmas.

En el comunicado también negaron estar aplazando las cosas, y criticaron el hecho de que la oposición haya llamado a una protesta, diciendo que pudo haber derivado en actos violentos, lo cual perjudicaría la posibilidad de obtener el referéndum.

El CNE pidió "evitar todo signo de violencia" a través del comunicado. Además reiteró que "tal como se advirtió en junio pasado, en caso de agresión o alteración del orden público, las actividades electorales serán suspendidas hasta que se restaure la tranquilidad y el orden".

La oposición de Venezuela está un paso más cerca de deponer a Nicolás Maduro. Leer más aquí.

Asumiendo que el Consejo valide las firmas para concluir la primera etapa del proceso de referéndum, tendría que anunciar las fechas para que la oposición recolecte cuatro millones de firmas.

La tensión por los periodos de tiempo radica en que si el referéndum se realiza antes de enero del 2017 y logra sacar a Maduro del poder, se convocaría a nuevas elecciones generales, pero si es posterior a esa fecha, Maduro sería reemplazado por su vicepresidente.

'Simplemente no hay manera de realizar un referéndum este año'.

Recientemente Maduro insistió en que ya no hay suficiente tiempo para organizar un referéndum este año. Diosdado Cabello, antiguo líder de la Asamblea Nacional y aliado cercano del presidente, repitió ese mensaje a sus simpatizantes.

"Simplemente no hay manera de realizar un referéndum este año", dijo a los partidarios en una junta de distribución de alimentos en el estado de Trujillo. "Y, por como están las cosas, no lo tendremos en 2017 tampoco".

Esta semana, los líderes del Partido Socialista entregaron una acusación formal ante las autoridades electorales, alegando que la coalición de la oposición cometió fraude durante la colecta de firmas a favor del referéndum.

La crisis alimentaria en Venezuela parece no tener fin. Leer más aquí.

Una encuesta de opinión, realizada el mes de junio pasado por la encuestadora Vanebarómetro, concluyó que 73 por ciento de los venezolanos desaprueban la administración de Maduro, y 64 por ciento de ellos votaría a favor de quitarlo del poder.

La controversia sobre el referéndum se desarrolla mientras la crisis económica de Venezuela sigue creciendo.

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional estimó que el país terminará este año con una inflación del 700 por ciento. Mientras tanto, se espera que el Producto Interno Bruto se reduzca en un 8 por ciento; al mismo tiempo que la escasez de comida está desencadenando disturbios en todo el país.

Un importante número de venezolanos cruzaron la frontera entre de Colombia, cerrada por las autoridades, en un intento por obtener artículos básicos y medicamentos. Esta semana las autoridades de Guyana, país que comparte frontera con Venezuela, anunciaron el arresto de 14 venezolanos que entraron ilegalmente a su territorio en busca de comida.

Sigue a VICE News En Español en Twitter : @VICENewsEs